La próxima semana. 
 Las peticiones de extradición de los fascistas italianos, en Madrid     
 
 Diario 16.    05/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

La próxima semana

Las peticiones de Extradición de los fascistas italianos, en Madrid

ROMA, 5 (Corresponsal . D16),—El Gobierno italiano ha iniciado los trámites para la extradición de los

cuatro neofascistas detenidos en España, informó ayer el Ministerio de Justicia.

Las peticiones formales de extradición y toda la documentación necesaria que Justifique esta solicitud

para que puedan decidir los Jueces españoles será enviada a Madrid la próxima semana, dijeron fuentes

oficiales.

Todas las fiscalías qué se han ocupado de las cuestiones Judiciales en las que intervinieron los cuatro neo-

fascistas han enviado los antecedentes de Massagrande, Pomar, Pozzan y Zaffoni

al Ministerio de Justicia en Roma.

Mientras tanto, el tribunal italiano que Juzga en Catanzaro, sur de Italia, a los terroristas que provocaron

la matanza de la Piazza Fontana de Milán se encuentra a la expectativa de la decisión de las autoridades

españolas sobre los cuatro neo-fascistas.

El que interesa —informa Efe— es Marco Pozzan. sobre el que pesan fuertes sospechas por presunta

implicación en la colocación de la bomba de Piazza Pontana, el 12 de diciembre de 1969, que causó la

muerte a diecisiete personas e hirió a ochenta y seis.

Marco Pozzan, de cincuenta años, relevante personaje del neofascismo italiano, asistió a la reunión del 18

de abril de 1969 en que se decidió la matanza de Milán.

El mayor interés de este personaje es su estrecha vinculación con los Servicios Secretos italianos, que le

habrían facilitado —según declaraciones del propio Pozzan— un pasaporte falso a nombre de Maro

Zanella, en febrero de 1973, y la huida a España.

Si Pozzan declarara en Catanzaro. será segura la llamada, a Juicio de dos personalidades de los Servicios

Secretos, el general Adelio Maletti y el capitán Antonio la Bruna, según declaró en Catanzaro Giovanni

Ventura, otro de los principales personajes en el banquillo de los acusados.

Ayer, Guido Calvi, defensor de Pietro Valpreda ("pista roja"), declaró que la detención de Pozzan podría

formar parte de un acuerdo entre los Gobiernos de Italia y España.

El Juicio se encuentra prácticamente paralizado —comenzó el 18 de enero y ninguna declaración "sensa-

cional" ha hecho su aparición, a pesar de que así se había anunciado—, a la espera de lo que se decida

sobre Marco Pozzan.

 

< Volver