Tasas de instalación de teléfonos     
 
 Pueblo.    28/03/1962.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

TASAS DE INSTALACIÓN DE TELEFONOS

NOS referíamos hace unos días, al tratar del impuesto de derechos reales sobre las ventas a plazos, al carácter general de irretroactividad que deben tener las disposiciones que establecen una pena, una sanción o una situación más desventajosa de la que estuviese admitida antes de la publicación de la nuera norma. Al contrario, deben ser retroactivas—en algún plazo—las disposiciones cuya aplicación significa un beneficio o una situación más favorable.

Nos escribe un lector sobre la rebaja de la tasa en la Instalación de teléfonos. Según una nota aparecida en la Prensa, se ha aprobado recientemente un decreto por el que se modifica otro anterior (el 1-331/59) relativo a la sobretasa en determinados servicios telefónicos. Se trata, al parecer, de lo siguiente: antes del nuevo decreto había que pagar 3.000 pesetas por la instalación de un teléfono; añora, después del nuevo decreto, sólo hay que pagar 1.000 pesetas.

Bien; pues el caso del lector que nos escribe es el de quien ha pagado ya las 3.000 pesetas y aún no le han instalado el teléfono. Y a la vista del nuevo decreto que rebaja esta cantidad, pregunta: "¿No podría la Telefónica devolverme la diferencia?"

El lector que nos escribe apunta un antecedente en apoyo de su demanda: la devolución de diferencias monetarias que hicieron ciertas fábricas de automóviles al bajar sus precios.

La aplicación del principio de retroactividad a estos casos supondría un beneficio —justo, desde luego — para quienes tienen solicitada la instalación de teléfono y han desembolsado ya una cantidad mayor de la que va a exigirse de ahora en adelante.

 

< Volver