El Rescate de Oriol y Villaescusa. El día 24 de enero. 
 El secuestro del presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar     
 
 Informaciones.    12/02/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL DÍA 24 DE ENERO

El secuestro del presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar

MADRID, 13 (INFORMACIONES).

CON el secuestro del teniente general don Emilio Villaes-Vi cusa Quiüs, presidente del Consejo Supremo

de Justicia Militar, y con el asesinato, ocurrido el día anterior, de vm joven estudiante, comenzaba la

semana más trágica de les últimos tiempos. El día 84 de enero, a las nueve y media de la mañana, cuando

el teniente general Villaescusa safía. Ae su domicilio —O´Donnell, 49—, fue secuestrado, en compañía

de su chófer, que horas después sería liberado. Cifra radicaba que era «muy posible» que el G. R. A. P. O.

fuera el causante del secuestro.

Cuatro personas jóvenes po drían ser los secuestradores. Uno de ellos, con una cicatriz en un ojo, aparecía

como un miembro identificado del G.R.A.P.O. Secuestrados y secuestradores abandonaron el lugar del

suceso en el propio automóvil del teniente general y en un «Seat» robado. A poco de conocerse la noticia,

el vicepresidente primero para Asuntos de la Defensa, teniente general Gutiérrez Mellado, se personó en

el domicilio del secuestrado

Esa, misma tarde, a las cinco y media, una llamada telefónica —procedimiento que ya venia siendo

usual— a «Diario 16» reivindicó para el G.R.A.P.O. el secuestro. Horas más tarde, «El País» recogía un

nuevo mensaje. Se pretendía justificar el secuestro por el asesinato del joven estudiante el día anterior.

Inmediatamente, la Dirección General de Seguridad distribuyó los nombres y fotos de tres presuntos

miembros del G.R.A.P.O. que habían sido lenificados. Como en el caso del señor Oriol todos los grupos

políticos condenaron el hecho.

En medios períocas ucu,i políticos se hablaba ya de ciara provocación al Ejército. La esposa del teniente

general, doña Virtudes María Pérez Redondo, por medio de la Prensa, envió un mensaje a su esposo. En

él se aludía al estado físico del secuestrado y a las medicinas que debía tomar. Por su parte, La Voz de

Canarias Libre, la emisora independentista canaria que emite desde Argel, recibió también un

comunicado del G.R.A.P.O, en similares términos a los hechos llegar a la Prensa madrileña.

Al cumplirse la semana del secuestro, los familiares del teniente general VHlaescusa hicieron un

llamamiento a los secuestradores, en los que se recordaba que el ilustre militar necesitaba hacerse todas

las semanas un análisis de sangre, asi como otras indicaciones sobre su delicada salud. Ese mismo día se

conocía que la Reina doña Sofía, días pasados, había visitado a la esposa del teniente general.

Coincidiendo con la puntualizaron de Argelia sobre BU actitud respecto al G.R.A.P.O., este grupo

terrorista enviaba un comunicado a los corresponsales extranjeros en Madrid. En este comunicado *e

negaba que dicho grupo perteneciera a la extrema derecha, así como sus supuestas contactos con las

agencias d* espionaje norteamericana y soviética, C.I.A. y K.G.B. El mensaje aparecía perfectamente

impreso y venía en sobres con matasellos de Madrid

INFORMACIONES del dia 7 de febrero daba en primera página la noticia de que se había recibido la

primer» carta del general Vülaescuaa. Al parecer, era una carta autógrafa y muy breve, que se había

depositado el día anterior, domingo, en el buzan del domicilio particular de-uno de los ayudantes del ge-

neral Villaescusa, e iba dirigida personalmente al teniente general Gutiérrez Mellada. Este hecho, dijo el

vicepresidente del Gobierno, que tt encontraba en Alcalá de Gua-daira (Sevilla), «hace abrigar grandes

esperanza» (Jaque el secuestrado se encuentre con vida».

BIOGRAFÍA.

Uon Emilio Villaescusa Qui-iis nació en Tarancón (Cuenca) el 18 de febrero de 1972. Ingresó como

cadete en la Academia General Militar * los diecisiete años, y a los veintiuno fue promovido ai empleo de

teniente de Artillería, siendo capitán en 1937. Durante nuestra guerra civfi resultó herido. En 1941 mar-

chó a Rusia formando parte de la División Azul. En el frente del río Volchof resultó herido. Fue

promovido a coronel en 1961, y en 1965 a general de brigada, y´ de división, per elección, en 1970. Fue

nombrado segundo jefe de tropas de la V Región Militar y gobernador de la plaza y provincia de Huesca,

asi como director general de o*-ganización y campaña del Estado Mayor Central. AI ascender a teniente

general, en 1972, pasó a ocupar la Capitanía General de la VII Región Militar basta febrero de 1978. en

que fue nombrado capitán general de la I Región Militar, y en noviembre del mismo ano, designado jefe

del Estado Mayor Central. El día 5 de junio de 1976 fue no» brado presidente del Consejo Supremo de

Justicia Militar.

 

< Volver