Asombrosa operación rescate  :   
 Martín Villa: El Gobierno está orgulloso de la Policía. 
 Diario 16.    12/02/1977.  Páginas: 5. Párrafos: 78. 

Diario 16

Asombrosa operación rescate

Martín Villa: El Gobierno está orgulloso de la Policía

Un equipo especial en sólo 15 días, recuperó sanos y salvos a Oriol y Villaescusa

Los rescatados no harán declaraciones hasta que culmine la investigación.

Todo el asunto sigue como «materia reservada»

El misterioso GRAPO ha quedado desarticulado, pero no aniquilado. Más de 25 detenidos, entre ellos

cuatro presuntos dirigentes de la organización clandestina El Gobierno no descarta nuevas acciones del

grupo

Págs. 2. 3, 5, 6, 7, 9 y 28«.

INFORMACIÓN GENERAL

Sábado 12- febrero 77

Asombrosa operación rescate

Oriol y Villaescusa, sanos y salvos

MADRID, 12 (D16).—En una asombrosa operación contra reloj, que culminó ayer por la tarde, la Policía

española ha logrado rescatar y detener a los principales cabecillas del GRAPO, a los que se acusa de

haber secuestrado a los señores Oriol y Villaescusa y de haber asesinado a dos policías y un guardia civil

en los atentados de la última semana de enero.

Quince días y treinta y ocho mil horas de trabajo conjunto de todas las Fuerzas de Orden Público bastaron

a un equipo especial del Cuerpo General de Policía, bajo la dirección del Jefe provincial de Valencia,

Roberto Conesa, para llegar a los resultados que, aunque no suponga una completa desarticulación del

GRAPO, sí han significado un duro golpe para dicho grupo minoritario, brazo armado, según las

autoridades, del Partido Comunista reconstituido.

En una rueda de Prensa, celebrada anoche en el Ministerio de la Gobernación, se informó que habían sido

detenidas en total entre 24 y 26 personas, siendo los "más destacados" Abelardo Collazo Araujo, Manuel

Gil Araujo, Olegario Sánchez Corrales y Juan José Díaz Fernández.

"El Gobierno ha tratado, y era necesario dar la impresión al pueblo español de .que debe, estar seguro y

tranquilo de que sus Fuerzas de Orden Público les protegen y no descansarán hasta que no se llegue al

final de las investigaciones", manifestó el ministro Martín Villa a la Prensa.

La operación rescaté, llevada a cabo por Jóvenes inspectores del grupo especial de Conesa, se realizó a la

perfección. Sin violencia, porque no encontraron resistencia y con un solo disparo sin consecuencias que

se escapó del arma de uno de ellos en el rescate de Oriol.

A la misma hora en que se llevaba a cabo la operación citada, presuntos miembros del GRAPO mataban a

tiros en Barcelona a un inspector y herían de gravedad a un policía armado.

Escenas de alivio y alegría se registraron entre los familiares del presidente del Consejo de Estado,

Antonio María Oriol y del presidente del Consejo.Superior de Justicia Militar, teniente general Emilio

Villaescusa Quilis. Este último, llorando y muy emocionado, había recibido con bastante suspicacia

inicial a sus libertadores y fue trasladado al Hospital Militar Gómez Ulla inmediatamente después para un

reconocimiento médico, debido a la afección cardiaca que padece. La familia más allegada pasó la noche

con él en el citado hospital y se negó a hacer declaraciones.

Tanto Oriol como Villaescusa han recibido instrucciones de no hablar a la Prensa hasta que "convenga a

las investigaciones que se realizan". El presidente del Consejo de Estado recibió a los periodistas en su

residencia de El Plantío, donde se trasladó poco después del rescate, y les dijo que sus secuestradores le

habían tratado muy bien y "que casi en ningún momento le, pareció que se encontraba secuestrado. "Esto

me ha reafirmado en mi fe", añadió Oriol, después de haber reunido a su familia y haber rezado un rosario

de acción de gracias.

Según la Policía, Villaescusa y Oriol estuvieron Juntos en dos ocasiones durante las últimas semanas.

Oriol cumplía hoy los sesenta y un días de secuestro, y Villaescusa, los dieciocho.

Numerosas cuestiones quedaron pendientes, así como importantes imprecisiones, y detalles en la

información facilitada anoche a la Prensa pero debido a que continúa la medida de secreto impuesta el

martes y la suspensión de las garantías de dos artículos del Fuero de los Españoles, habrá que esperar a la

prometida conclusión a fondo de la investigación que continúa y a la posterior información que. sobre ella

se efectuará.

Rueda de Prensa en, Gobernación

Martín Villa: Liberados a punta de pistola

MADRID, 12 (D16).—En una operación "contra reloj" durante los últimos quince días, a cargo de un

grupo de comisarios e inspectores del Cuerpo General de Policía, bajo la dirección de Roberto Conesa,

Jefe provincial de Policía de Valencia, se logró ayer "rescatar sanos y salvos" al presidente del Consejo de

Estado, Antonio ´María de Oriol, y al pre-sidente del Consejo Superior de Justicia Militar, teniente

general Emilio Villaescusa Quilis.

En una rueda de Prensa presidida por el ministro de la Gobernación, Rodolfo Martín Villa, funcionarios

de au Departamento y del de Información y miembros del Cuerpo General de Policía, informaron de la

operación, asi como de las detenciones practicadas en los últimos días de unas 24 a 26 personas,

miembros o relacionadas con el GRAPO, incluidos dos de los que retenían a los señores Oriol y

Villaescusa en el momento de la liberación (ver comunicado oficial en esta misma página).

No hubo negociación

Tanto Martin Villa como el grupo de policías que le acompañaban insistieron ante los periodistas en que

se había tratado de un "rescate" a punta de pistola y con acciones de la Policía y no de una "liberación",

ya que no se ha procedido a ninguna negociación o canje de prisioneros como pedían los del GRAPO.

En la sala del Ministerio de la Gobernación y ante la presencia de casi un centenar de periodistas y

fotógrafos nacionales y extranjeros, Martín Villa manifestó que no deseaba ser triunfalista y que, por

tanto, no hablaba de que se había desarticulado al GRAPO.

"La investigación continuará hasta el final y no pararemos hasta conseguir esa desarticulación sean

quienes sean las personas, "grupos o significado que haya detrás", añadió el ministro de la Gobernación.

"No nos vamos a parar en estos primeros resultados. Estos problemas pueden repetirse, ya que están

encaminados a desestabilizar e impedir el proceso político Iniciado por el Gobierno. Queremos agradecer

la cooperación y responsabilidad mostrada tanto por las fuerzas del Orden Público, Prensa y el pueblo

español, porque no sabemos si tendremos que pedirles de nuevo esa colaboración", insistió Martín Villa

en varias ocasiones. El ministro dijo que los trabajos que aún quedan por realizar exigen el mantener

todavía por tiempo indefinido la suspensión de las garantías contenidas en los dos artículos del Fuero de

los Españoles suspendidos la semana pasada, así como la imposición de secreto para la Prensa de las

informaciones sobre las investigaciones, decretada también a principios de esta semana.

Identidad de los GRAPO

El titular de Gobernación se extendió después en una serie de explicaciones sobre la identidad de los

llamados GRAPO, Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre, "quienes -dijo— son el brazo

armado del PCE (r) y que, en resumen, constituyen un grupo minoritario, como otros con diferentes

siglas, desmembrados del Partido Comunista ortodoxo en los últimos años y que se caracterizan por ser

muy radicales.

Aunque el ministro de la Gobernación dijo que no tenía evidencia de momento de una posible filiación de

extrema derecha del GRAPO, añadió también que no se les conocía vinculación tampoco con ningún

partido político de los considerados de izquierda más allá del PCE (r), ni con organizaciones

internacionales, aunque ahora se iniciarían las investigaciones oportunas.

A una de las preguntas sobre amnistía, Rodolfo Martín Villa contestó que una vez desaparecidos "estos

obstáculos" el Gobierno está decidido a seguir la línea anunciada en este sentido en varias ocasiones

recientemente.

Cuando D16 le inquirió sobre si no creía que los GRAPO, según lo anunciado sobre ellos hasta ahora, no

tenían entidad suficiente como para montar una operación de este tipo, atentados, bombas y finalmente

los secuestros de Oriol y Villaeseusa, Martín Villa citó el ejemplo de los meses que costó al FBI

norteamericano dar con el paradero de Patricia Hearst y desmantelar al Ejército Simbiótico de Liberación.

Un representante de este diario puntualizó al ministro que en el caso citado se había contado desde el

principio con el consentimiento de la interesada, como se demostró posteriormente en los juicios que la

condenaron a siete años de cárcel.

Conesa y su equipo de choque

Una vez concluida la primera hora de rueda de Prensa, hacia las once de la noche, el ministro de la

Gobernación dejó el turno al jefe provincial de Policía de Valencia, Roberto Conesa, quien, acompañado

del comisario-jefe de la Brigada Nacional de Centro, Andrés Gómez Margarida, y otros cinco o seis

inspectores jóvenes no identificados, pasó a relatar a los periodistas los pormenores de la "Operación

Rescate".

El jefe Conesa manifestó que había sido llamado a Madrid hace unos quince días para hacerse cargo de

un grupo especial, principalmente de jóvenes policías, para coordinar todos los esfuerzos ya realizados

por las Fuerzas de Orden Público (Guardia Civil, Policía Armada y Servicios Informativos de los distintos

Ministerios) en la investigación de las actividades criminales del GRAPO.

"Nuestra misión era erradicar el terrorismo, sea cual sea el signo y la entidad de los que lo llevan a cabo",

afirmó Conesa, repitiendo las palabras anteriores de Martín Villa.

El citado funcionario se refirió únicamente a los atentados que habían costado la vida a miembros de las

Fuerzas de Orden Público y se negó a informar sobre el resultado de las investigaciones que se llevan a

cabo en el caso de los asesinos de los abogados del bufete de la calle de Atocha.

Conesa calificó a los miembros de estos grupos como de "jóvenes con apariencia normal, pero frustrados

e intoxicados mentales. Muchos, al ser detenidos y en los interrogatorios, donde sólo hemos usado la

palabra, se venían abajo y se hacían encima, materialmente, sus necesidades".

Un inspector de unos treinta años, con pelo largo y aspecto desaliñado, pasó a informar a los periodistas

sobre el rescate del teniente general - Emilio Villaescusa.

"A las 14,10 del día de ayer, y acompañado de otros cuatro compañeros, llegamos a la puerta de un

domicilio de Alcorcón, donde sabíamos se encontraba Villaescusa. Llamé a la puerto y en una habitación

se encontraban Abelardo Collazo, de 1,80 metros de estatura aproximadamente y giran corpulencia,

detrás de una mesa, con una metralleta al alcance de la mano, y en un diván, a su lado, el teniente general

Villaescusa", empezó a relatar el joven inspector.

"¡Que no se mueva nadie!", gritó el policía, y ahí acabó todo. Collazo no reaccionó. "Me acerqué a

Villaescusa y le dije: "Déme un abrazo, que ya está rescatado." Villaescusa empezó a llorar y no me dio el

abrazo. Más tarde, en el coche de la Policía Armada que le llevaba a la DGS, le volví a insistir que por

qué no me había dado un abrazo, y me dijo: "Es que, de verdad, la pinta que traíais..., he creído que era un

paripé y que éste era el día en que me pegaban los dos tiros y no me creí cuando me decíais que erais

policías de verdad."

"El presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar me dijo que si podía ponerse su traje militar, que

creía había sido llevado hoy a esa domicilio. Efectivamente, el uniforme se encontraba en uno de los

armarios, pero yo te dije que era parte de las diligencias que había que efectuar y que no podía vestirle.

Cogió entonces el maletín que llevaba el mismo día que había sido secuestrado y se vine con nosotros",

agregó el policía.

Después tomó la palabra otro de los inspectores Jóvenes, de aspecto más fuerte que el anterior y

también de apariencia muy informal, quien inició su relato sobre el rescate de Oriol. "A las 15,40 y en un

domicilio de Vallecas donde sabíamos se encontraba el presidente del Consejo de Estado, me dirigí con

otros compañeros a su rescato. Llamé al timbre de una vivienda en el piso cuarto y abrió un hombre

(posteriormente se dijo que una mujer), quien al verme con una pistola y decir que era policía intentó

cerrar la puerta. Me pilló con el arma dentro -y el brazo fuera y se me disparó el arma, sin consecuencias.

Forzamos la entrada y allí estaba el conocido activista Gil Araujo, Antonio María de Oriol y un niño de

once meses. Araujo no estaba armado, aunque luego descubrimos varias armas en el domicilio. El señor

Oriol, con una gran serenidad y muy entero, dijo: "Ruego que no empleen armas. Estoy en perfectas

condiciones." Se puso los zapatos, porque se encontraba en zapatillas y al salir se despidió muy

afectivamente de la señora, a la que dio un beso", acabó relatando el citado inspector.

Tanto en la declaración del primero como la del segundo de los inspectores, se deslizaron algunas

imprecisiones, que fueron corregidas inmediatamente por el Jefe Conesa. Entre ellas: en el caso Oriol, el

inspector dijo que había sido un hombre el que abrió la puerta, y el Jefe que una mujer. El inspector

aseguró que no había más que tres personas en esa casa y el Jefe que también estaba el niño de once

meses. En el caso Villaescusa, nadie especificó quién había abierto la puerta. -

Cuando se preguntó al inspector si el teniente general, que padece una afección cardíaca, había recibido el

tratamiento adecuado, es decir, análisis y medicamentos, las dos fuentes afirmaron rotundamente que sí,

para posteriormente desmentir que se le hubieran efectuado análisis. Tampoco se aclaró si había

efectivamente dinero en el domicilio de Oriol.

El Jefe provincial de Policía de Valencia negó que se hubieran descubierto armas sofisticadas, como las

metralletas cortas tipo Marietta, de las que se había hablando, y dijo que las armas encontradas en poder

de los detenidos eran en su mayoría pistolas que habían sustraído pocos días antes a los policías y

guardias civiles asesinados.

Preguntado Conesa sobre si sus "muchachos" tenían orden de disparar en caso de resistencia armada por

parte de los secuestradores, manifestó que no y que sólo se había producido un disparo por accidente.

Al ser interrogado sobre si se conocía la identidad de la persona que había escrito los comunicados del

GRAPO, afirmó que de eso no podía decir nada

Por último, tanto Conesa como Martín Villa dijeron a los periodistas que los señores Villaescusa y Oriol

no harán ninguna declaración a la Prensa, mientras "no convenga a las investigaciones que se siguen

realizando".

En esta segunda parte de te rueda de Prensa; el ministro de la Gobernación pidió a los fotógrafos

presentes que retiraran sus cámaras de la sala y que no se tomaran fotografías de los inspectores allí

presentes que habían participado directamente en la "operación rescate"

Sábado 12 -febrero 77/DIARIO 16

OPINION/5

Según fuentes próxima» a los Oriol

En el último momento intentaron matarle

MADRID, 12 (D16).—El secuestrador que vigilaba a Antonio María de Oriol intentó matarle de un

disparo de pistola al ver entrar a la Policía, informaron ayer fuentes próximas a la familia del presidente

del Consejo de Estado. Otras fuentes indicaron que el secuestrador no portaba armas.

Un inspector del Cuerpo General, que penetró en la casa donde Oriol sé encontraba recluido, pudo evitar

que tales propósitos se consumasen.

Según relatos recogidos por D16 entre los vecinos del número 33 de la calle San Claudio, colonia situada

entre el número 300 de la avenida de la Albufera y el kilómetro seis, aproximadamente, de la avenida del

Mediterráneo, donde se encontraba Oriol, sobre las cinco de la tarde de ayer numerosos policías de

paisano impidieron el acceso a la casa.

Algunas señoras que regresaban de recoger a sus bajos del colegio tuvieron que esperar en la puerta. Una

mujer que salió de su casa para ir a la de una vecina se encontró que las escaleras estaban totalmente

tomadas por funcionarios del Cuerpo General de Policía, pistola en mano, quienes le aconsejaron entrara

en su casa.

Oriol, demacrado

De pronto oí como si se cayeran muebles en el piso de arriba —relató a D16 & citada señora—. También

se oían muchas voces, como si estuvieran discutiendo, y una mujer que gritaba: "¡No!, ¡no!" Después se

escuchó un ruido seco como si fuera un tiro."

Otra mujer, tras esperar en el portal no más de diez minutos, vio, según afirmó a D16, cómo sacaban al

presidente del Consejo de Estado. "En seguida reconocí que era Oriol por la cantidad de veces que lo han

sacado por la tele.

Iba blanco como la pared, con muy mala cara. Lo llevaban cogido por los codos entre dos hombres.

Luego sacaron a un chico de unos veintitantos años, alto, con bigote, que iba esposado con las manos

atrás. Después salló, también entre dos hombres, una muchacha de la misma edad, de pelo negro recogido

con una coleta.

Pequeño forcejeo

Los policías, según- relataron en rueda de Prensa, llamaron al timbre de la casa (el piso cuarto, letra D del

treinta y tres de la calle San Claudio). Les abrió una Joven de unos veinte años, que inmediatamente trató

de cerrar la puerta, cogiendo la mano de uno de los inspectores, que al llevar en ella la pistola se le

disparó un tiro.

Presionaron la puerta y penetraron en el piso, tropezando con el terrorista Manuel Gil Araujo, que estaba

custodiando a Oriol, a quien encontraron en zapatillas en una habitación en la que estaba también un niño

de once meses.

Dio un beso a su secuestradora

Al parecer, otro terrorista que también estaba custodiando a Oriol, había salido a la calle y no pudo ser

localizado, aunque se le sigue la pista. Gil Araujo no portaba armas, si bien sí se encontraron algunas en

la casa, según fuentes policiales.

Antonio María de Oriol trató con respeto a sus secuestradores cuando entró la Policía y pidió a los

inspectores que les trataran también con cordialidad. Antes de salir de la casa, Oriol se despidió con un

beso a la joven y al niño.

La vivienda está, situada en una colonia de dieciocho bloques de cuatro pisos cada uno, que en medio de

un gran descampado del barrio de Vallecas, dan a la calle de San Claudio. Esta calle es el único acceso

que tienen las viviendas, que forman pequeños patios. Los bajos están ocupados por locales comerciales y

hora y media después de la operación se observaba una actividad normal.

El domingo compraron el piso

Sin embargo, se apreciaba cierto recelo entre los vecinos ante personas extrañas. Ninguna Información

pudieron obtener dos redactores de D16 de un señor que vive enfrente donde estaba alojado Oriol. "Lo

siento, pero no he visto nada", eran sus únicas palabras.

Cuando el redactor gráfico de nuestro periódico se disponía a realizar una fotografía de la puerta donde

estaban los secuestradores, ésta se abrió violentamente, apareciendo -unos cinco inspectores de Policía,

que rogaron a los informadores desistieran de sus propósitos.

una vecina afirmó a D16 que el piso donde estuvo Oriol era propiedad del matrimonio formado por

Carlos Alonso y Carmen Boto, sin hijos, quienes el pasado domingo lo vendieron a los secuestradores por

un millón y medio de pesetas. Los dueños habían colocado un cartel en una panadería cercana anunciando

la venta de la vivienda.

Europa Press

interior de la vivienda, en la que fue encontrado Oriol, en la calle San Claudio, en Vallecas. De izquierda

a derecha: el salón, el dormitorio del presidente del Consejo de Estado, la cocina y el dormitorio del

matrimonio que le custodiaoa.

Apenas veinticuatro horas

"Yo los vi el pasado lunes que sacaban unas maletas de un R-12 ranchera, blanco. Venían con un niño de

siete u ocho años y otro de meses", manifestó la citada vecina. Añadió que la chica que gestionó la

compra del piso y la que ella vio no era la misma que detuvieron, ya que la primera era rubia y ésta

morena.

Según la misma mujer, a ésta le dijo un policía que a Oriol lo habían trasladado allí la noche anterior.

"También oí —siguió diciendo— que habían cogido un millón de pesetas en efectivo."

Los funcionarios de Policía rogaron a una vecina que se hiciera cargo del niño de meses que tenían los

secuestradores.

La antigua dueña del piso al enterarse de la noticia comentó: "¡Quién iba a decir que ésas personas con

tan poco carácter, como me demostraron, iban a hacer una cosa de éstas"" Al parecer, los Jóvenes se

mostraron bastante tímidos, aunque manifestaron tener prisa en ocupar la vivienda amueblada.

Rezaba el rosario

El piso tiene unos sesenta metros cuadrados y consta de una reducida entrada, salón, un dormitorio, una

pequeña habitación, el aseo y una cocina con terraza.

Oriol declaró a sus familiares más próximos que había sido bien tratado y que estuve encerrado en tres

lugares diferentes. En su última residencia, donde fue encontrado por la Policía, rezaba el rosario con la

mujer que abrió ante las llamadas d« los inspectores. Un compañero de Oriol manifestó que éste escribía

una carta cuan do entró la Policía.

En, ciertos medios se indicó a D16 que Oriol pudo se localizado gracias a que uno de los secuestradores

del teniente general Villaescusa que había sido previamente localizado por la Policía, se le obligó a

mostrar el punto exacto donde se encontraba el presidente del Consejo de Estado.

Aunque quedó internado en el Hospital Gomes Ulla

Afirman que Villaescusa se encuentra muy bien

MADRID, 12 (D16).—"Se encuentra muy bien", era la respuesta generalizada que altos mandos militares

dieron a los informadores que montaban guardia junto a la escalera del pabellón cuarto de Radiología del

Hospital Militar Gómez Ulla, a donde había sido trasladado el teniente general Emilio Villaescusa Quilis,

tras su liberación por la Policía.

El recién liberado teniente general llegó hacia las cinco de le, tarde al hospital para ser sometido a un de-

tallado análisis clínico. Al parecer, el coronel médico Valladolid y el cardiólogo González Alvarez son los

doctores encargados de atenderle. :

El capitán de la Policía Armada Alemán Artiles, responsable de la custodia de Villaescusa desde que

llegó al hospital, explicó hacia laa siete y media de la tarde a los periodistas allí presentes (unos 30,

nacionales y extranjeros) que el presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar le había encargado

que manifestase que se encontraba bien y transmitiese su profundo agradecimiento a la Prensa por las

atenciones que había tenido hacia su persona.

El mismo capitán, a la pregunta de un periodista sobre el tiempo de permanencia en el centro

hospitalario, respondió: "No saldrá hoy." Seguidamente, invitó a los informadores a que abandonasen el

hospital.

Familia y maletas

La esposa e hijos del teniente general Villaescusa llegaron al hospital hacia las cinco y cuarto de la tarde

en e! automóvil que usa habitualménte el presidente del Consejo Supremo de Justicia Multar.

Posteriormente llegó otro automóvil, del que se sacaron dos maletas que fueron, al parecer, trasladadas a

la planta donde se encontraba Villaescusa.

Junto a él se encontraban sus familiares más allegados, que pasaron allí la noche.

Mensaje personal del Rey

El teniente general Joaquín Valenzuela Alcíbar, Jefe del Cuarto Militar del Rey, que sobre las siete de la

tarde llegó al Gómez Ulla, dijo que había ido a entregar a Villaescusa un mensaje personal del Bey.

El teniente general, tras permanecer unos diez minutos en el pabellón, dijo también: "Estoy muy

satisfecho y complacido por el feliz resultado de las operaciones." Sobre el estado de salud de Villaescusa

manifestó: "Le he encontrado muy bien."

Al poco tiempo de ser trasladado Villaescusa al hospital acudieron a visitarle el director general y

subdirector de la Guardia Civil. Antonio Ibáñez Freiré y Salvador Bujanda González, respectivamente.

También le visitó, entre otros mandos mi-litares, el general de división y jefe de Organización y

Campaña, Jesús González del Hierro.

El teniente general Carlos Iniesta Cano, que vestía de paisano, tras visitar a Villaescusa, dijo: "Está

estupendamente, y yo, lleno de alegría y emoción." Iniesta Cano estaba visiblemente emocionado y tras

dialogar urina momentos con el capitán Alemán Artiles, con quien se fundió en un estrecho abrazo de

despedida, abandonó el hospital.

Miembros de la Policía Militar y Armada vigilaban estrechamente los accesos al pabellón. A cuatro

reporteros gráficos lea fueron retirados los carretes de sus máquinas por la Policía Armada después de que

tomaran algunas fotos del pabellón.

Alegría en el domicilio

"La alegría es indescriptible entre todos los miembros de la familia", manifestó a los periodistas el yerno

del teniente general Villaescusa, Javier Urbano, poco después de laa cinco de la tarde, en la puerta del

número 49 de la calle O´Donnell, domicilio del militar liberado.

Javier Urbano declaró que el teniente general habló con su esposa desde el Hospital Gómez Ulla. y dijo

que se encontraba bien, aunque un poco cansado físicamente. "Desconozco —añadió— si he sido

liberado por los secuestradores o he sido rescatado por la Policía."

Emilio Villaescusa: "Mi padre esta bien."

El yerno del teniente general señaló también que no sabía cuándo regresaría a casa, pero que es deseo de

la familia que pase unos días de descanso hasta que se recupere.

El teniente general Joaquín Valenzuela Alcíbar, jefe del Cuarto Militar del Bey, y el general García,

íntimo amigo de Villaescusa, entre otros Jefes militares, acudieron al domicilio del recién liberado para

Interesarse por su estado.

Las llamadas telefónicas a casa del teniente general fueron ininterrumpidas a lo largo de toda la tarde y

noche. Una hermana de Villaescusa, residente en La Coruña y casada con el doctor Goyanes, manifestó al

corresponsal de D16 en esta ciudad que habían intentado hablar con la familia, pero que había sido

imposible, por estar saturada la linea.

Precisamente se cumplían ayer

Oriol: Dos meses en poder del GRAPO

MADRID, 12 (D16).—Don Antonio María de Oriol y Urquijo, presidente del Consejo de Estado,

consejero del Reino y ex ministro de Justicia, fue secuestrado el pasado día 11 de diciembre por un

comando integrado por seis personas, todos ellos hombres y jóvenes. El suceso se produjo en las oficinas

que la Fundación Oriol tiene en la esquina dé la calle Montalbán con Alfonso XII. Estuvo en poder de sus

secuestradores sesenta y dos días.

Los desconocidos se introdujeron en las oficinas diciendo que traían un recado de parte del cura de Las

Rozas. Instantes después, tras conminar a los presentes a punta de metralleta a permanecer inmóviles, se

dieron a la fuga en un Seat 124; Inmediatamente, el hijo mayor del secuestrado, Felipe Oriol, que se

encontraba allí, puso el hecho en conocimiento del Rey y del Presidente del Gobierno.

Comunicados a "El País"

A Jas veinte horas del mismo día, los GRAPO se responsabilizaron del hecho mediante un comunicado al

diario "El País", en el que anunciaban el secuestro, condenaban el referéndum y pedían la liberación de 15

presos políticos pertenecientes al GRAPO, ETA, FRAP, UPO y algunos de los implicados en el atentado

de la caite del Correo.

El segundo, del día 13, insistió en el canje de Oriol por 15 presos políticos y acusó al Gobierno de

obstaculizar las gestiones. El día 15 se recibió el tercero, en el que manifestaron que no buscaban dinero,

sino la libertad de los 15 presos. En el mismo amenazaron con matar a Oriol oí en el plazo de cuarenta y

ocho horas el Gobierno no respondía positivamente a sus demandas.

La tensión crece y el siguiente comunicado advierte de] peligro que corre el secuestrado. El ministro de la

Gobernación se dirige al país a través de RTVE cinco minutos antes de que termine el plazo señalado por

los secuestradores para ejecutar a Oriol. Martín Villa se muestra firme a las presiones y precisa que el

Gobierno no cederá a chantajes de ningún grupo.

Al día siguiente se recibe un nuevo comunicado en el que los GRAPO proponen detener la ejecución de

Oriol a cambio de un anuncio formal de amnistía por parte de] Gobierno.

Más cartas

En días posteriores continuaron llegando comunicados, en los que se insistía en los fines del secuestro.

Algunas cartas autógrafas de Oriol acompañaban a los comunicados, en las que trataba de tranquilizar a

sus familiares. De nuevo, el día 28 se reproducen las amenazas y fijan un nuevo plazo para la liberación

de los 15 presos políticos encarcelados.

El mes de enero comienza con la misma tónica y los siguientes comunicados, recibidos los días 2 y 6,

denuncian la detención de Carrillo y la maja voluntad negociadora del Gobierno. Los GRAPO convocan a

una huelga general para el día 10 que tiene escaso eco popular.

El día 13 se produce una novedad: entregan en mano al diario "Informaciones" un nuevo comunicado que

contenía una carta para Martín Villa. El domingo 16, los secuestradores convocan a redactores de los

diarios "El País" e "Informaciones" para que recojan una nueva nota igual para ambos. Posteriormente

hicieron saber que este último comunicado era falso y que debía entenderse como una maniobra del

Gobierno.

Aparece Radio Canarias

El día 23 de enero se produce el secuestro del general Villaescusa y el día 24 "El País" recibe una nueva

nota en la que los GRAPO se responsabilizan del hecho. Insisten en la amnistía total comer única

condición para liberar a ambos secuestrados.

El mismo día 24 tienen lugar los asesinatos de cuatro abogados laboralistas y un empleado por parte de un

comando desconocido. La semana transcurre muy tensamente, entre la indignación general. El viernes 28,

dos guardias civiles y un policía armado caen bajo las balas en dos nuevos atentados perpetrados en la

mañana de este día en Madrid. Los GRAPO, en una emisión de La Voz de Canarias Libre, se atribuyen la

paternidad de este segundo atentado.

El 31 se da publicidad a un mensaje destinado a las agencias internacionales de Prensa, en el que

denuncian una supuesta campaña de acusaciones contra ellos.

El general Villaescusa, que permanece en manos de sus secuestradores, dirige una sarta secreta al

vicepresidente Gutiérrez Mellado. Los últimos sucesos de estos secuestros se precipitan. El pasado día 10

de febrero el Gobierno declara el secreto oficial y prohibe a la Prensa tratar temas referentes a los

secuestros. Sólo unas horas después tenía lugar la liberación.

Un vasco del Régimen.

Intimamente ligado a la política del Régimen y a I tus liuanzas, miembro de una familia presente en toda

la vida económica española, Antonio María de Oriol y Urquijo es presidente del Consejo de Estado desde

el 17 de julio de 1973, y Consejero del Reino, organismo en el que se sienta también su sobrino- Iñigo

María de Oriol, como secretario, y su yerno. Miguel Primo de Rivera, casado con su hija María.

Vasco de nacimiento, natural de Guecho (Vizacaya), donde nació el 15 de septiembre de 1913, Antonio

María de Oriol y Urquijo es consejero nacional permanente del Movimiento por designación directa de

Franco, y miembro de la Hermandad de Alféreces Provisionales. Alcanzó el mando de la VIII Compañía

de Requetés de Álava, agregado al III Batallón de Flandes, de la IV División de Navarra. Fue hombre de

confianza de Camilo Alonso Vega.

El 7 de julio de 1965 fue nombrado ministro de Justicia, cargo que ejerció hasta el 17 de Julio de 1973,

fecha en que fue nombrado para ocupar la Jefatura del Consejo de Estado.

En el campo financiero, Antonio María de Oriol es vocal de Iberduero, S. A.; vicepresidente de Vidrieras

de Llodio, Sociedad Anónima, y vocal de Electra de Viesgo, Electricista Alcoyana, Fibras de Vidrio, S.

A., y Patentes Talgo, S. A.

Antonio María de Oriol está casado con Soledad Diaz de Bustamante, tiene siete hijos y diecisiete nietos.

Pasaron quince días sin que se supiera si estaba vivo

Villaescusa: 18 días secuestrado

MADRID, 12 (D16). — El presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar, Emilio -Villaescusa

Quilis, fue secuestrado por cuatro individuos armados a las nueve horas y cuarenta y cinco minutos del

pasado 23 de enero, en la puerta de su domicilio de la calle O´Donnell, 49. Estuvo en poder de los

secuestradores dieciocho días.

Los secuestradores obligaron al teniente general Villaescusa a subir a su coche oficial, que fue conducido

por su chófer habitual, bajo amenaza. Otros dos secuestradores, vestidos de militares, precedieron al

Mercedes oficial. La comitiva la cerraba un tercer vehículo, ocupado por otros miembros del comando.

La alarma del secuestro fue dada por el portero del Inmueble. Poco después, frente al número 28 de la

calle Doce de Octubre, fue hallado el automóvil oficial. Su conductor había sido abandonado en Legazpi

(zona, sur de Madrid).

Llamada a D16

A las cinco y media de la tarde, en la redacción de D16 sonó el teléfono de "Línea Directa". El redactor

que Jo descolgó escuchó una voz pausada de hombre, que hablaba con tranquilidad. El diálogo fue breve:

—Le hablan los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre.

—¿Los GRAPO?

—Sí. Tenemos en nuestro poder al general Villaescusa. Nada más.

El anónimo comunicante cortó la comunicación.

Posteriormente fue enviado un comunicado escrito al diario "El País", en el que se confirmaba que el

GRAPO había realizado la acción.

En el comunicado se decía que "de esta manera vengaba el crimen cometido contra el Joven estudiante

Arturo Ruiz" y que "proseguía su campaña para la liberación de los presos políticos.

Dos infartos

El teniente general Villaescusa, con anterioridad al secuestro, había sufrido dos infartos de miocardio. Por

este motivo, desde los primeros momentos, los doctores que le atendían habitualmente —Justo González

y Vallado-lid— hicieron un requerimiento a los secuestradores para que suministrasen a su paciente la

medicación adecuada.

Los médicos solicitaron también que, en caso de urgencia, se pusieran en contacto con ellos. Además,

hicieron pública la necesidad de que, semanalmente, le fueran practicados análisis de sangre.

Desdé el primer momento se establecieron controles de carretera en las salidas de Madrid. La Guardia

Civil efectuó con este motivo minuciosos registros de vehículos.

El día 24 de enero, la Policía hizo públicos los nombres de tres de los presuntos secuestradores: Abelardo

Collazo, Ángel Guisando y Luis Torrijos, considerados como dirigentes del PCE (r) (Partido Comunista

de España Reconstituido). El primero de ellos estaba relacionado con el secuestro de Oriol.

Opiniones de militnres

Significados militares hicieron pública su opinión con motivo de este secuestro. Estas son algunas de

ellas:

Coloma Gallegos, capitán general de la IV Región Militar (Barcelona): "El Ejército permanece sereno al

servfóio de la Patria."

Cuadra Medina: ´´Por encima del dolor está Ja ofensa al Ejército."

En varias ocasiones, los familiares del teniente general Villaescusa, a través de los medios informativos,

hicieron llamadas a los secuestradores en las que insistían en´ la necesidad de que le suministrasen los

medicamentos y le hicieran los análisis prescritos.

El pasado lunes, 7 de febrero, se hizo público que el vicepresidente del Gobierno, teniente general

Gutiérrez Mellado, tenía en su poder «na carta de Villaescusa. En ella, el secuestrado pedía a su

compañero de armas: "Dile a mi mujer que vivo y que estoy bien físicamente." Era la primera noticia

directa desde el día del secuestro. Después, el silencio sobre la suerte del militar no volvió a romperse

hasta el momento de su liberación.

Fama de profesional

Nació el 18 de febrero de 1912 en Tarancón (Cuenca), actuando durante la guerra civil en la primera

división de Navarra, en los frentes de Levante, Maestrazgo, batalla del Ebro, Cataluña y en la cabeza del

Puente de Toledo,

En 1941 marchó a Rusia con la División Azul, y por su actuación allí fue recompensado con "avance en

la escala".

Villaescusa había ingresado como cadete en la Academia General Militar a los diecisiete años y a los

veintiuno fue promovido al empleo de teniente de Artillería.

Ha sido profesor de la Academia de Artillería y de la Escuela Superior del Ejército. Promovido a coronel

de Artillería en 1961; a general de brigada en 1965, y a general de división en 1968.

Actuó como Jefe de tropas de la V Región Militar y gobernador militar de la plaza y provincia de Huesca,

asi como director general de Organización y Campaña del Estado Mayor Central.

Al ascender a teniente general pasó a ocupar el mando de la Capitanía General de la VII Región Militar

(Valladolid), hasta febrero de 1973, en que fue nombrado capitán general de la I Región Militar (Madrid).

En noviembre del mismo año fue designado Jefe del Estado Mayor Central, cargo que desempeñó hasta el

5 de´ Junio de 1976, al ser nombrado presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar.

Es miembro del Consejo Superior del Ejército y estuvo presente en la reunión convocada por el

presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, para explicar la ley de Reforma Política a los altos mandos

militares.

Su pase a la escala B está previsto para fjl 18 de febrero de 1978.

"Brazo armado del PC (r)"´, afirma la Policía

Acciones de los GRAPO

MADRID, 12 (D16).—Los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO) fueron

conocidos tras los atentados contra -edificios y monumentos del Movimiento y Organización Sindical los

pasados días 18 y 30 de julio.

Hasta entonces, nadie sabía nada de nada sobre esta organización super-clandestina, que, sin embargo,

parece haber empezado a actuar en 1975.

Los comunicados del GRAPO, hechos públicos a través de octavillas y hojas lanzadas en la calle, son

siempre lacónicos y sin gran precisión ideológicas excepto que se trata de un grupo que mantiene una

postura antifascista violenta.

El sobrenombre "Primero de Octubre" se toma como exponente de la acción realizada el i de octubre de

1975, como represalia por el fusilamiento, decretado por e! último Gobierno de Franco, de cinco jóvenes

antifascistas pertenecientes a ETA y FRAP.

Fechas clave

GRAPO ha escogido siempre momentos significativos para sus acciones: el 18 de Julio de este año;

ahora, antes d e 1 referéndum. De acuerdo con la Dirección General de Seguridad, el GRAPO sería "el

brazo armado" del Partido Comunista Reconstituido (PC, r), del que también se tienen pocas noticias.

Pero el PC (r) ha desmentido esta acusación en alguna cte sus publicaciones, aunque ha declarado que

"apoya y sostiene" a los GRAPO. El PC (r), organización marxista-leninista partidaria de la vía armada

hacia las dictaduras del proletariado.

A través de los pocos comunicados difundidos por los GRAPO, se sabe que sus acciones pretenden tener

"una significación de ejemplo para las masas y para mostrar la debilidad del Régimen y de las fuerzas de

Orden Público". Han asaltado algunos bancos para "realizar expropiaciones".

Los GRAPO han mostrado siempre su solidaridad con grupos terroristas, tipo ETA o FRAP. Por ello, no

es extraño que, entre los presos políticos cuya liberación se solicita a cambio de la de Oriol, se encuentren

miembros del PC (r), ETA, FRAP, UPG junto a Eva Forest y Antonio Duran.

Acciones

Entre las principales acciones atribuidas a los GRAPO se encuentran el ataque a una pareja de la Guardia

Civil en las cercanías del canódromo madrileño, donde murió uno de los guardias y otro resultó herido.

También el asalto a un cuartel madrileño, en la calle Princesa, en Julio de 1975, igual que el atentado

anterior.

El 1 de octubre del 75 murieron cuatro policías armados, a la misma hora, en diversos puntos de Madrid,

acción que posteriormente se pensó que podría ser igualmente atribuida a los GRAPO.

También al GRAPO (o al PC r, indistintamente) se han venido atribuyendo el asalto a un polvorín en La

Reigosa (Pontevedra) y las explosiones del 18 y el 80 de Julio de 1976. En agosto de este año, la. Policía

detuvo a un presunto miembro de estos grupos, tras un intenso tiroteo en Jerez de la Frontera.

El pasado mes de octubre, la Policía hizo pública una lista con varios detenidos de los GRAPO o el PC

(r). En la lista se incluía el nombre de un, joven muerto días antes, al parecer al intentar asaltar un banco

de Barcelona,

Oriol y Villaescusa

A primeros del pasado mes de diciembre, los GRAPO volvieron a hacer acto de presencia para reivindicar

la colocación de los explosivos que estallaron en la noche del domingo día 5 de dicho mes en diversas

instalaciones de Televisión Española (centro emisor del paseo de La Habana, centro emisor de

Navacerrada y estaciones de enlace de Trijueque, en Guadalajara, y de Matachines, en Madrid).

Las últimas actuaciones atribuidas a estos grupos son bien conocidas: secuestro de Oriol, el 11 de

diciembre, secuestro del teniente general Villaescusa, el 23 de enero, y los dos atentados del, viernes 28

de enero, en los que perdieron la vida dos policías armados y un guardia civil, y resultaron heridos de gra?

vedad tres guardias civiles más.

Ayer, asesinato en Hospitalet

Finalmente, como se informa en este mismo número (pág. 9), tres individuos que repartían propaganda

del PCE (r) en la estación de Metro de Pubilla, de las Casas de Hospitalet, en Barcelona, asesinaron a

tiros en el día de ayer, momentos antes de que se produjera la liberación de los señores Oriol y

Villaescusa, a un funcionario del Cuerpo General de Policía e hirieron al agente de la Policía Armada que

salió en su persecución.

El GRAPO, según versión oficial

Lo» Grupos Revolucionario» Antifascistas Primero de Octubre toman su nombre de ese día y mes de

1975, en que sus miembros asesinaron a cuatro agentes de la Policís Armada en Madrid.

Los GRAPO son el brazo armado del Partido Comunista Español (reconstituido).

ODEA (Organización Democrática de Estudiantes Antifascistas) es la rama estudiantil del PCE (r).

Califica de oportunistas a la Joven Guardia Roja y predican el "enfrentamiento organizado". Su

penetración es escasa y -se localiza en Madrid, Santiago de Compostela y Sevilla.

En el terreno laboral pretenden actuar a través de los llamados Círculos Obreros. Su objetivo, "hacer que

los piquetes se conviertan en grupos de combate y se arañen, organizar la represión sistemática de los

chivatos en cada fábrica" (Bandera Roja).

El PCE (r) acusa abiertamente a los demás grupos comunistas de oportunistas y orea su propia línea de

acción, caracterizada, según sus palabras, por ser el terrorismo una forma más de lucha a la cual no renun-

cia y que "se empleará siempre que haga falta".

Una de las primeras hojas de propagan-da de los GRAPO dice: "La principal de-nuestras acciones se

realizó en Madrid el 1 de octubre del año pasado." Se referían, como ya se ha dicho, al asesinato de cuatro

agentes de Policía Armada. Con sus propias palabras: "Se ajustició a cuatro esbirros de la Policía."

Estos manifiestos del GRAPO, que empezaron a aparecer después del 18 de julio de este año, atribuían a

la misma organización los atentados perpetrados en dicha fecha ´ contra centros oficiales.

El día 30 de julio de 1975, y tras asesinar a dos agentes de la Policía Armada en la residencia Valle de

Hebrón, de la Seguridad Social de Barcelona, un comando de esta organización terrorista se apodera de

32 millones de pesetas.

El día 2 de agosto de 1975 es asesinado un miembro de la Guardia Civil en Madrid, en las ´proximidades

del Canódromo.

El día 1 de octubre de 1975 son asesinados cuatro agentes de la Policía Armada, en distintos lugares

de Madrid.

El 27 de marzo de 1976 es sustraída una gran cantidad de munición y granadas de mano, en el Parque de

Artillería de Madrid

El 25 de mayo de 1976 es asaltado el polvorín La Raigosa, de Pontevedra, donde el grupo asaltante se

apodera de armas, cajas de explosivos y material detonante.

El 18 de julio de 1976, utilizando el material sustraído en el asalto a La Raigosa, provocan explosiones en

numerosos edificios y monumentos, situados en distintos puntos del país.

El día 31 del mismo mes se repiten las explosiénes en distintos lugares.

El 7 de agosto, robo de armamento en el Regimiento de Infantería número 29, de Santiago de

Compostela.

El día 3 de noviembre, y tras atracar una sucursal del Banco Central de Barcelona, un miembro del

comando asesina a sangre fría al vigilante jurado de dicha entidad.

El pasado día 5 de diciembre hacen explosión varios artefactos colocados por los GRAPO en las

instalaciones de Televisión Española en el paseo de La Habana, Navacerrada, Trijusque y Matachines.

En la mañana del 11 de diciembre, esta organización terrorista lleva a cabo en Madrid el secuestro de don

Antonio María de Oriol y Urquijo, presidente del Consejo de Estado.

En la madrugada del 15 de diciembre, en La Coruña, llevaron a cabo, por medio de su grupo estudiantil

ODEA (Organización Democrática de Estudiantes Antifascistas), un atentado con incendio en los talleres

del diario "El Ideal Gallego".

20 de diciembre de 1976: Asesinato del vigilante jurado en el Banco Hispano Americano del Barrio de

Canillas (Madrid).

24 de enero de 1977: Secuestro del teniente general Villaescusa.

28 de enero de 1977: Asesinato de dos porlicías armados y un guardia civil,

Gutierres Mellado se enteró a las 6,15 de la tarde, en Munich

«Seguirá la reforma»

MUNICH, 12 (Corresponsal D16).—"Seguirá la reforma política en España", dijo poco después de

conocer la liberación de los dos secuestrados el teniente general Manuel Gutiérrez Mellado,

vicepresidente primero del Gobierno para Asuntos de la Defensa, quien conoció la noticia a las seis y

cuarto de la tarde en el hotel donde se hospeda en esta ciudad,

Gutiérrez Mellado afirmó que pensaba proseguir normalmente su viaje y que no regresaría a España a

menos que recibiese órdenes en tal sentido. ´

El teniente general llegó ayer mismo a Munich para participar en la XIV Conferencia Internacional de

Polemología que se inauguró hoy en esta ciudad sobre el tema "Posibilidades de desarrollo de la Alianza

Atlántica". Al encuentro asiste el ministro federal del Ejército, Georg Leber.

A las cuatro de la tarde, el vicepresidente del Gobierno mantuvo una larga conversación con periodistas

españoles. Al terminar, salió con sus acompañantes y diplomáticos españoles a tomar una cerveza.

Mientras tanto, en la recepción del hotel había un telex de la agregaduría militar española en Bonn en el

que se comunicaba al vicepresidente del Gobierno la noticia de la liberación de Oriol y Villaescusa.

Anticipación

En las casas de los diplomáticos españoles de Munich sonaban sin parar los teléfonos, para tratar de que

se hiciera llegar el mensaje al vicepresidente.

Después de tener conocimiento de la noticia, Gutiérrez Mellado dijo que era una

José Cumas

enorme alegría para toda España y una demostración de que las fuerzas de orden público ectuaron

maravillosamente, a pleno rendimiento, siguiendo las instrucciones del Gobierno.

En un primer momento no quiso confirmar que los secuestradores estuvieran controlados desde la noche

antes, pero posteriormente señaló al corresponsal de D16: "Ya les dije durante la entrevista que la medida

de declarar materia reservada tenía por fin facilitar la actuación de la Policía", e irónicamente añadió: "yo

sabia que el Madrid estaba Jugando bien."

"Jóvenes fanáticos "

Sobre el GRAPO, en el curso de la rueda de Prensa, manifestó que, en su opinión, son gente Joven,

fanatizada. "Están equivocados totalmente, porque hubo una repulsa total del pueblo español. Si estos

señores creen que van a conseguir algo, están muy equivocados. Yo pediría que entrase el sentido común

en esas mentes."

Después de tener conocimiento de la liberación de los secuestrados, dijo a D16 que el GRAPO es una

banda de gente dispuesta a matar, y añadió que con esta operación no se acaba el problema del terrorismo,

que quedan otros sueltos, y que actos de terrorismo pueden alcanzar a cualquiera.

Acompaña al vicepresidente del Gobierno el comandante Agustín Muñoz Galera, hijo de Muñoz Grandes,

quien comentó que el general Gutiérrez Mellado no había querido decir nada sobre el tema del GRAPO a

los periodistas antes porque ya en otra ocasión habían estado a punto de detenerlos y luego resultó que

no había sido así.

OTAN: Interés general

En la rueda de Prensa celebrada antea de que informaran a Gutiérrez Mellado de la liberación de Oriol y

Villaescusa, el vicepresidente del Gobierno se refirió a la OTAN y dijo que éste es un problema de

Gobierno y que depende de las dos partes. "Durante años no hubo posibilidades, pero ahora habrá que

estudiarlo. Este problema no se puede tratar con mentalidad de usurero: Te doy esto para recibir esto´."

No obstante, el vicepresidente no quiso concretar ai la responsabilidad corresponderá al Gobierno que

salga de las elecciones: "Es un tema que interesa a todos lOB Gobiernos."

Ejército y legalidad

Sobre los incidentes ocurridos durante el funeral de los policías asesinados, manifestó que hay

determinados momentos en que se producen brotes de. indisciplina. "Hubo una parte desagradable en el

incidente, pero la reacción de la mayoría fue maravillosa. Hay que tener en cuenta el momento tan

emotivo, difícil y patético en que se produjo."

Preguntado sobre si apoyaría el Ejército a un Gobierno socialista, Gutiérrez Mellado declaró que el

Ejército aceptará todo lo que sea legal. Preguntado sobre rumores de su posible paso al Ministerio de

Gobernación, dijo: "Estamos en la época del rumor. Primero estuve en Ceuta, y luego en el Estado

Mayor. Como si me mandan al Pirineo. Estaré allí donde me digan que hago falta."

 

< Volver