Combatientes y Fuerza Nueva. 
 Mil personas en el funeral derechista     
 
 Diario 16.    11/02/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Combatientes y Fuerza Nueva

Mil personas en el funeral derechista

MADRID, 11 (D16).—unas mil personas acudieron ayer a la iglesia de Santa Gemma Galgani,

convocadas por la Confederación Nacional de Combatientes y Fuerza Nueva, para asistir a un funeral en

sufragio de los tres agentes del orden últimamente asesinados.

Este oficio religioso, celebrado en un templo del burgués barrio de El Viso, fue la réplica al organizado

por el Gobierno en San Francisco el Grande dias pasados y al que sólo fueron Invitadas determinadas

personas, con caracter oficial.

A Santa Gemma Galgani acudieron Blas Piñar, presidente de Fuerza Nueva; José Antonio Girón de

Velasco, presidente de la Confederación Nacional de Combatientes; Raimundo Fernández-Cuesta,

presidente de Falange Española de las JONS; el teniente general Carlos Iniésta Cano y Gonzalo

Fernández de la Mora, presidente de Unión Nacional Española y dirigente de Alianza Popular. Pudieron

verse algunos militares de alta graduación y con uniforme.

También estuvo presente Cristóbal Martínez-Bordiú marqués de Villaverde, yerno del anterior Jefe de

Estado, que a la salida del templo fue saludado enfervorizadamente por el público que se habla

concentrado en la puerta con gritos dé "¡Franco, Franco!".

Contra la Monarquía

Algunos asistentes, principalmente jóvenes, llevaban camisa azul, boinas rojas o portaban pegatinas de

Fuerza Nueva.

Todas las personalidades derechistas fueron vitoreadas; pero en especial Blas Pinar, cuyo nombre fue

coreado insistentemente, cantándose a continuación el "Cara al Sol" brazo en alto. Tras lo cual, el

presidente de Fuerza Nueva abandonó el lugar en un automóvil con chófer.

Seguidamente, los centenares de personas entonaron el "Oriamendi" y el himno falangista de la

Revolución. Algunos gritos, contra el Rey produjeron enfrentamientos verbales entre los presentes. Sin

embargo, un nutrido grupo llegó a corear slogans antimonárquicos.

Girón, cauto

Cuando ya permanecían muy pocas personas delante de la puerta de la iglesia, salieron Carlos Iniesta

Cano, Juan García Caires y José Antonio Girón, que se introdujeron en un mismo coche. Girón no

respondió al poco público que le rodeo coreando su nombre, brazo en alto. Incluso hizo ademán de que

cesara la manifestación.

No se produjeron incidentes de gravedad, y la Policía, que vigilaba de lejos la zona, no intervino.

 

< Volver