Don Roberto Conesa, a RNE. 
 No soy más que un profesional     
 
 Arriba.    13/02/1977.  Página: 44. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Don Roberto Cohesa, a RNE

«NO SOY MAS QUE UN PROFESIONAL

MADRID. {Europa Press.)—En unas declaraciones emitidas por Radio Nacional de España a las ¿Hez de

la noche, el jefe superior de Policía de Valencia, don Roberto Conesa, quien fue llamado para dirigir las

operaciones de rescate de los señores Oriol y Villaescusa, dijo: «Nuestra profesión nos obliga a

permanecer en el anonimato. En obediencia debida he salido de él, y con sorpresa he visto en todos los

periódicos que estaban en los quioscos, puesto que ninguno de ellos lo he comprado, que en verdad

parece que soy un mito. No soy más que un profesional dedicado exclusivamente a la información y a la

investigación."

Informó don Roberto Conesa que el día 30 de enero, domingo, recibió en Valencia un recado del director

general de Seguridad, para que se pusiera en con. tacto con él. «Me puse en contacto cuando pude —

agregó — y me dio la orden terminante de que viniese a Madrid sin decirme con qué objeto ni para qué.

«¡Me hicieron saber que, después de haber barajado una serie de hombres en mis mismas condiciones y

posiblemente superiores, habían llegado a la conclusión de que yo podía ser la persona que coordinase

todas las investigaciones que se estaban llevando a cabo acerca de dichos secuestros, y concretamente con

la organización del Partido Comunista Reconstituido y su brazo armado, el GRAPO.»

Posteriormente, el señor Conesa añadió: «Antes de mi venida a este puesto, mis compañeros tuvieron que

estar sin comer, sin cenar y sin dormir la mayoría de las noches. Yo y la mayoría de los que colaboraron

conmigo, y yo colaboré con ellos, hemos hecho exactamente igual. Nosotros hemos recogido

posiblemente el fruto de las investigaciones que inicialmente hicieron estas fuerzas de orden público. No

hicimos, y hablo en plural, más que componer el rompecabezas con aquellas piezas que ya en parte se

tenían.»

«En este despacho se encuentran en este momento —dijo más adelante el señor Conesa desde el lugar

donde hizo las declaraciones— unas maletas repletas de distintas armas recogidas a estos maleantes. Aquí

hay pelucas, armas, hay pistolas, hay metralletas, como usted ve hay todo tipo de uniformes, hay

revólveres. Precisamente el revólver que hay aquí corresponde a uno de los vigilantes jurados que fue

asesinado vilmente y. después le retiraron el arma. En el otro extremo, que hay otra maleta, está la pistola

del policía armado que fue asesinado. Y ahí está, verá usted, los uniformes que vestía el teniente general

Villaescusa cuando fue secuestrado; y aquellos otros uniformes que utilizaron los secuestradores.»

44 Arriba

 

< Volver