Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
 Según Don Alberto Royuela. 
 La fábrica de la calle de Pelayo era beneficiosa para el pueblo español     
 
 Informaciones.    25/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

SEGÚN DON ALBERTO HOYUELA

«LA FABRICA DE LA CALLE DE PELAYO ERA BENEFICIOSA PARA EL PUEBLO ESPAÑOL»

BARCELONA, 25 (INFORMACIONES, por Margarita Saenz-Díez).— «Era público y notorio que el

piso de la calle de Pelayo se había alquilado para instalar en él un pequeño taller de patentes y marcas de

invención particular. Patentes y marcas que, s su vez, hubieran redundado en provecho del pueblo

español, y´ hubieran permitido que se ganaran la vida dignamente unos expatriados, a los que difícilmente

se les facilitaba contrato laboral en empresas españolas.»

Esta definición de los objetivos «benéficos» que pretendían el taller de confección de armas descubierta

en Madrid, ha sido hecha por el secretario general de la denominada Hermandad Nacional de la Guardia

de Franco, don Alberto Royuela, en una nota hecha pública ayer en Barcelona, en la que el dirigente de

extrema derecha intenta exculpar a su compañero detenido, don Mariano Sanchez Covisa.

A lo largo del comunicado dirigido a «toda la opinión pública de España», el señor Royuela hace gala de

conocer al dedillo el tipo de maquinaria instalada en la calle de Pelayo que, según afirma, se reduce a un

torno mecánico y una taladradora manual, a todas luces insuficiente para la pretendida fabricación de

armas.

El señor Royuela defiende en la nota a su compañero, «miembro de nuestra Hermandad desde su

fundación en la sección de Madrid», al que considera víctima de las deformaciones periodísticas de varios

medios de comunicación.

25 de febrero de 1977

 

< Volver