Autor: Apostua, Luis. 
   Las nuevas regiones     
 
 Ya.    22/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Jornada española

LAS NUEVAS REGIONES

HOY nos llama la atención la ausencia de una noticia: la actuación de la autoridad contra quienes

Insultaron y agredieron al presidente de las Cortes y del Consejo del Reino, don Torcuato Fernández-

Miranda. La causa de tan completa impunidad debe ser algún retraso administrativo por el papeleo de tes

felicitaciones navideñas. Pero sí ha llegado, con honesta puntualidad, la mala noticia del incremento en el

índice del coste general de vida durante el pasado noviembre; nada menos que el 137 por 100, con lo cual

(a falta de diciembre) pone el índice de 1976 jpada menos que en el 18,54 por 100.

Autora bien, también hay hechos muy importantes de otro signo, lia visita del presidente Suárez a

Cataluña ha tenido, como mínimo, el valor de abordar uno de los temas más vergonzosamente escondidos

de nuestra problemática , nacional. Independientemente de que las soluciones concretas esbozadas

correspondan o no a lo que hoy puede ser hecho, ésta es la primera vez que el Gobierno hace su propio

plan respecto al tema de las regiones o las nacionalidades.

De las intervenciones de don Adolfo Suárez se desprende un tono conciliador, muy abierto a la hora de

sentar unos principios, pero necesariamente cauteloso a la hora de una realización concreta. En efecto, en

el actual período de transición, el Estado no puede adoptar a través de un Gobierno—también de

transición—unas medidas de repercusión enorme. En ese sentido es correcto el remitir el debate y

resolución final a las próximas Cortes, dado su carácter constituyente.

No obstante, se anticipa un hecho fundamental, cual es el de la reconstrucción de un organismo similar a

la antigua Generalitat, que ahora se llamará Consell General. La formación de este organismo tendrá

repercusión en las próximas elecciones, porque introduce un doble factor de Interés, ya que los elegidos

lo «eran para las Cortes Nacionales ubicadas en Madrid y para el mencionado Consell, en Barcelona. Este

Consell, a partir de los trabajos que ya se realizan, deberá redactar el anteproyecto concreto, que será

sometido a la próxima legislatura, ya elegida por sufragio universal. Corolario de esa disposición de

contemplar con realismo el hecho regional es la cooficialidad del idioma catalán, cosa que puede ser

dispuesto, anticipadamente por este mismo Gobierno,

Luis APOSTUA

 

< Volver