Autor: Apostua, Luis. 
   Difíciles condiciones     
 
 Ya.    21/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

DIFÍCILES CONDICIONES

EL. problema acuciante es hallar una forma y un tiempo para ampliar ta regia amnistía. Debe

salvaguardar los intereses fundamentales del Estado, el respeto a la Justicia y la autoridad de todo el

Gobierno. Debe también ser lo suficientemente amplia. y elástica para que se note Un alivio de las

tensiones socialt» y políticas que afectan a Importantes regiones del país. Pero en ninguna forma debe

haber una relación de causa a efecto entre el´secuestro de tan Importante personalidad política y financiera

como don Antonio María de Oriol y las locas e indiscriminadas exigencias de sus secuestradores.

En plan de hipótesis de trabajo se considera la posibilidad de que dicha ampliación de amnistía excluya

solamente a los autores materiales y reales de hechos de sangre, pero beneficie a actuales presos

relacionados con los hechos, pero sin personal participación en la pérdida de vidas humanas. A partir de

aquí, el catálogo de posibles liberados es grande, porque actualmente están en diversas prisiones no sólo

los nombres famosos de los grandes atentados o tos procesos ruidosos. Pero existe el problema de que

alguno de esa» nombres famosos, especialmente pertenecientes a la ETA militar, ni siquiera han sido

Juzgado», por lo (jup no es fácil establecer una versión oficial de cuál pudo ser su participación persona]

en los hechos.

PERSONAS de la extrema derecha han insultado, con epítetos personales y políticos de vergonzosa

reproducción, a don Torcuata Fernández Miranda a la salida del funeral por don Luis Carrero Blanco

en el tercer aniversario de su asesinato.

En esta penosa escena podemos ver una deuda que la extrema derecha cree que el señor Fernandez

Miranda tiene hacia ellos. En efecto, como presidente del Gobierno en funciones aquel trapico día, fue el

señor Fernández Miranda quien sujetó enérgicamente las riendas, impidiendo que esas mismas fuerzas

"ultras" desbordasen los poderes y disposiciones del Gobierno tendentes a apaciguar la situación. Kn

aquel tremendo clima emocional cualquier cosa hubiera sldp posible y, como sabemos ya, cualquier cosa

estuvo a punto de suceder.

Es un poco la situación que tenemos hoy en qu« una serie de amenazantes fuerzas, a derecha e Izquierda,

pueden dar al traste en cualquier momento con el difícil equilibrio de la transición.

Luis APOSTUA

 

< Volver