¡Ya está bien!     
 
 Diario 16.    21/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

¡Ya está bien!

Mientras un joven español moría como consecuencia de las heridas recibidas en una manifestación contra

el referéndum, otros jóvenes españoles insultaban e intentaban agredir impunemente al segundo personaje

del Estado, el presidente de las Corte» y del Consejo del Reino. Por manifestarse contra el referéndum, la

muerte. Por grave ofensa de lesa autoridad, nada,. Dos pesos y dos medidas cuya comparación haría

sonrojar a la misma Justicia.

Ya está bien, caballeros. Cuando la injusticia es tan flagrante, se pone en peligro las bases mismas de la

convivencia social Cuando las omisiones y carencia de los encargados 40 hacer respetar la ley ton tan

clamorosas, e! ciudadano es empujado a la Ira impotente, con imprevisibles consecuencias.

¿Qué es delito en este sacrosanto Estado español? ¿Hay dos, tres, cuatro leyes distintas? ¿Qué orden y qué

derechos son estos? ¿Dónde están los ciudadanos, dónde la ley, dónde la Justicia, dónde la dignidad y la

responsabilidad?

¿Es más delito aquí distribuir octavillas que Intentar apalear al presidente de las Cortes? ¿Basta con cantar

el "Cara al Sol" para que terroristas de cualquier signo puedan realizar Impunemente cualquier fechoría?

¿Basta con llevar en la solapa una Insignia de Fuerza Nueva para cometer cualquier desmán ante la

pasividad de los agentes del orden? ¿Son menos identificabks los guerrilleros de Cristo Rey, los

comandos Adolfo Hitler, las cruces ibéricas, las triples A, los íncubos múltiples de cualquier fascismo,

que los activistas de grupos izquierdistas, tan abundantemente fichados, fotografiados y perseguidos?

¿Está iodo permitido con el nombre de Franco o Carrero por bandera?

La ley es ley para todos, o DO es ley. Toda credibilidad les será negada a los encargados de aplicarla si

continúan, como hasta ahora, midiendo con dojs raseros. La paciencia ciudadana tiene sus limites y sus

condicionamientos. Nada más peligroso que agotarla.

 

< Volver