Estreno en Barcelona de " El arquitecto y el emperador de Asiria". 
 Arrabal ataca todo lo atacable     
 
 Diario 16.    02/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Estreno en Barcelona de "El arquitecto y ef emperador de Asiría"

Arrabal ataca todo lo atacable

BARCELONA, 2 (D16).-~ Con un público esencialmente progre y gran cantidad de periodistas y

feministas se estrenó anoche en el teatro Tivoli, de Barcelona, "El arquitecto y el emperador de Asiría",

una de las obras más universales del dramaturgo de Ciudad Rodrigo (Salamanca), Fernando Arrabal.

Interpretación estelar

En contra de lo que cabía esperar muy poca gente abandonó el teatro, pese a los constantes ataques a la

superestructura, instituciones, nacionalidades y Dios incluido. Dado el interés que el estreno despertó en

Barcelona y a Juzgar por el público que llenó el teatro, se puede predecir que la pieza arrabaliana se

convertirá en un acontecimiento similar al que en su día constituyera "El divinas palabras", de Víctor

García y Nuria Espert.

La interpretación fue sorprendente, exitosa y hasta monstruosa por parte de los dos actores estelares.

Marsillach, en un papel —el del emperador— más lucido y agradecido; José María Prada, sorprendente,

eficaz y versátil. En dos monólogos se consigue que el público casi se levantara de las butacas para

aplaudir a los monstruitos.

Efecto chocante

A pesar de que "El arquitecto" no es la obra más representativa del estilo pánico que inventara Arrabal

hace quince años, el público sale virgen de Meas, confuso de gritos y excitación, y completamente

obcecado al auto-preguntarse qué leches quería decir el exhuberante Arrabal.

En definitiva: una obra polémica a la que no le faltan detractores. Ya hay quien dice que "El arquitecto y

el emperador de Asiría" se sostiene gracias al extraordinario tándem formado por Adolfo Marsillach y

José María Prada.

Arrabal: "Me siento español "

"El estreno de "El arquitecto y el emperador de Asina" me ha producido la dicha infinita de que, a partir

de ahora, me siento autor español cosa que una y otra vez impidió la dictadura del general Franco con sus

Fragas y demás represores", declaró Fernando Arrabal a Diego Sardón, de D16, esta mañana.

"Las únicas noticias que tengo del estreno me las ha proporcionado Colette Godard, la crítica de "Le

Monde", que me llamó anoche desde Barcelona para felicitarme. Colette me aseguró que tanto la

dirección como la interpretación fueron verdaderamente extraordinarías."

Arrabal, que está preparando las maletas para viajar a Sao Paulo, donde dirigirà su obra "Y le pondrán

esposas a las flores", se reafirmó una vez más en su ya conocida decisión: "No regresaré a España hasta

que todos aquellos que penan por haberse enfrentado a la dictadura estén en la calle. A ellos y a los

millones de españoles que sufrieron las consecuencias de la dictadura les dedico y brindo "El arquitecto".

Fraga lo popularizó

Refiriéndose a las circunstancias que motivaron su encarcelamiento dijo: "Hemos vivido años de

turbulencia, surrealismo, despotismo, y todo eso está muy bien. Fue como una manera legal de

enfrentarse a un régimen completamente ilegal. Había que hacerlo y ee hizo. Pero si te refieres al "affaire"

de la dedicatoria —"me cago en Dios, en la patria y en todo lo demás"— te diré que influyó en mi obra

muy positivamente, según afirman algunos críticos."

Para Bernard Gille, conocido historiador y crítico teatral "el encarcelamiento de Arrabal fue tan

importante que tanto a Fraga como al Joven que denunció a la Policía, habría que hacerles un homenaje

de agradecimiento. Gracias a ellos, Arrabal consiguió una variedad de todo punto alucinante".

Arrabal manifestó a D16 que desea "fervientemente estar en España antes de que finalice la primavera.

Me gustaría instalarme en la provincia de Toledo y vivir la mayor parte de mi vida en España. En cuanto

el pensamiento y las ideas dejen de ser delito, agarro un tren y me planto en mi país", puntualizó el más

universal de nuestros dramaturgos.

Arrabal tiene palabras cariñosas para una señora a la que es incapaz de localizar: "Se llama Josefina

Sánchez Pedreño. La conocí hace veinte años y dé ella recibí los primeros estímulos. Era directora de un

local donde ee hacía el mejor teatro de la época.

 

< Volver