Autor: Urbano, Pilar. 
 El secuestro de don Antonio María de Oriol. 
 "Gracias a Dios estoy bien. Estate tranquila"  :   
 Así comienza la carta autógrafa del señor Oriol a su familia. 
 ABC.    14/12/1976.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

"GRACIAS A DIOS ESTOY BIEN. ESTÁTE TRANQUILA"

Así comienza la carta autógrafa del señor Oriol a su familia

EN EL FIN DE SEMANA. Y A PARTIR DEL SECUESTRO. "G. R. A. P. O." HIZO CINCO

LLAMADAS A "EL PAÍS" Y UNA A REUTER

• El mensaje primero y la carta del señor Oriol fueron coloca* dos en cabinas telefónicas distintas

Un nutrido grupo de la Redacción del diario «El País» permaneció en turnos de vela durante la noche del

domingo al lunes en la sede del periódico. Los secuestradores se comunican con dios, desde el primer

momento, a través deI número general de centralilla: 7543800. Y no siempre es la misma vos, aunque si

es voz de hombre.

CINCO LLAMADAS TELEFÓNICAS

El domingo, los secuestradores hicieron tres llamadas telefónicas, que, con las del sábado, totalizan cinco

en e! fin dé semana y a partir del secuestro.

1.´ llamada: Avisar que habían dejado un mensaje en una cabina de teléfonos de la ciudad.

2.´ llamada: Confirmar que lo habían recogido.

3.´ llamada: Avisar Que había una nueva nota (la carta del señor Oriol) en obra cabina distinta de la

anterior.

4.´ llamada: Verificar si la habían retirado y entregado a la familia.

5." llamada: A última hora de la noche, otro miembro del comando del «Grupo» vuelve a telefonear a «El

País», extrañados porque la RTV. E. no había dado noticia alguna de la carta de don Antonio a su esposa.

Antes habían hablado con la agencia de noticias Reuter por si ellos sabían algo del uso que se había hecho

de ¡a carta en cuestión. Así esta comunicación nocturna ponía en evidencia, por parte de los

secuestradores, una cierta tensión e Impaciencia.

Como en anteriores llamadas, el «lelt motív» fue «todo depende del Gobierno>.

El manuscrito del señor Oriol y Urquijo es breve, no añade nada nuevo a la negociación pretendida

por el grupo de secuestro, ni solicita nada material. Tampoco lleva fecha ni data geográfica.

Escrita con traaos rápidos en una cuartilla, ha tranquilizado mucho a la familia, pues refleja una gran

entereza de ánimo, confianza en Dios y serenidad. Está dirigida a su mujer, doña Soledad, y a sus hijos.

Comienza diciendo: «¡Gracias a Dios.-estoy bien! Estáte tranquila.)» Expresa después que su única

preocupación la constituye la ansiedad e incertidumbre que puedan entristecer a los suyos., que. «como

saben ellos muy bien, son lo que más quiero en este mundo». Añade que lo importaitóe, en estos

momentos, es «mantener la fe». Les recomienda «tensan confianza en Dios», en cuyas manos está la

decisión sotare el fin último. Acepta rendidamente la voluntad de Dios y se muestra bien dispuesto para lo

que haya de suceder «cuando Dios quiera, como Dios uniera y donde Dios quiera». Insiste en que piensa

sólo en ellos a los quiere mucho, y especialmente a su esposa, Soledad, la, carta lleva como rúbrica la

familiar de «Antonio». Bu la tarde del domingo, los hijos del señor Oriol Urquijo y unos peritos graigos

cotejaron el texto autógrafo con otros manuscritos de don Antonio Marta y verificaron su autenticidad.—

Pilar URBANO.

 

< Volver