Los comunistas del Grapo reivindican el secuestro de Oriol. 
 El Gobierno, acosado  :   
 Los terroristas piden la liberación de quince "prisioneros antifascistas" y están dispuestos a todo. El Gobierno entiende que "ha adoptado todas las medidas". 
 El Alcázar.    13/12/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

LOS COMUNISTAS DEL GRAPO REIVINDICAN EL SECUESTRO DE ORIOL

EL GOBIERNO, ACOSADO

• Los terroristas piden la liberación de quince "prisioneros antifascistas" y están dispuestos a

todo.

• El Gobierno entiende que "ha adoptado todas las medidas".

MADRID. (Redacción).— Una fuerte conmoción sacudió el sábado a todos los sectores de la

vida nacional ante el secuestro por un comando del denominado Grupo de Resistencia

Antifascista 1° de Octubre del presidente del Consejo de Estado y consejero del Reino don

Antonio María Oriol. La capacidad de asombro de cualquier sufrido espectador del "tránsito

hacia la democracia" habrá llegado a su tope cuando comprobará que el Partido Comunista —

sí, el propio Partido Comunista tolerado por el Gobierno— condenó el atentado, mientras se

insinuaba insistentemente "de fuentes bien informadas" que los autores eran miembros de

extrema derecha. LA FARSA SIGUE.

Por lo pronto, parece que las dos únicas consecuencias —serenidad, siempre serenidad— a

nivel oficial han sido la suspensión de los viajes del presidente del Gobierno a Barcelona y del

ministro de la Gobernación a Santiago de Compostela. Pero no se asusten: "El Gobierno —

nota oficial— que no está dispuesto a que estos actos puedan influir en el proceso político

español, manifiesta que ha adoptado todas las medidas a su alcance para la persecución de

los autores de este atentado, así como para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos".

Las investigaciones policiales tan sólo han tenido como resultado, de momento el hallazgo del

automóvil utilizado por los secuestradores. La respuesta de los secuestradores fue dada a

conocer mediante un escrito en el que reivindicaban el hecho y pedían la liberación de una

serie de "prisioneros patriotas y antifascistas". El comunicado concluía en los siguientes

términos: "La seguridad de Oriol depende de la actitud del Gobierno. Nuestra organización está

preparada y dispuesta para todo". ¿El Gobierno también?

NOTA DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE SEGURIDAD

La nota hecha pública por la Dirección General de Seguridad en la noche del sábado es la

siguiente:

"En relación con el secuestro de don Antonio María Oriol y Urquijo, presidente del Consejo de

Estado, esta Dirección General de Seguridad informa lo siguiente:

Continuando las actuaciones dirigidas al esclarecimiento de este hecho y descubrimiento de

sus autores, se ha identificado de forma definitiva el Grupo a que pertenece los miembros que

participaron en el mismo. Dicha organización se denomina "G.R.A.P.O." (Grupo de Resistencia

Antifascista Primero de Octubre) y está considerado como el brazo armado del Partido

Comunista Reconstituido, que es a su vez una escisión del P.C.E. EL G.R.A.P.O. reivindicó

inicialmente el secuestro mediante un comunicado remitido en el día de ayer y publicado hoy

en «I diario "El País" de Madrid, y esta misma mañana dirigió al mismo periódico una carta

autógrafa de don Antonio María de Oriol y Urquijo cuya autenticidad ha sido reconocida por los

propios familiares del interesado, lo que permite asegurar, sin lugar a dudas, que han sido

componentes de este Grupo los que realizaron el secuestro.

La organización mencionada se dio a conocer el 1° de octubre de 1975 y de ahí su

denominación, habiendo participado en varías acciones terroristas.

Por la Policía y demás Fuerzas de Orden Público se prosiguen con intensidad las gestiones y

actividades dirigidas al descubrimiento y detención de los autores materiales del secuestro,

manteniéndose todas las medidas policiales y de control adoptadas y a las que se hacía

referencia en la nota dada con anterioridad por esta dirección general de Seguridad sobre el

aludido secuestro".

creemos que no debemos ni queremos interferir en la acción de información que entendemos

corresponde al Gobierno. Cualquier otra postura sería crear un confusionismo grave en estos

angustiosos momentos.

Sin embargo, la familia, aprovechando el ofrecimiento de los medios de comunicación, quisiera

que su marido y padre supiera que estamos tranquilos, unidos estrechamente y en perfecto

estado de equilibrio, de salud y de espíritu y que hoy más que nunca pedimos a Dios con toda

nuestra fe se resuelva cuanto antes todo esto, con el mejor desenlace para España y para

todos los que le queremos".

CIRCUNSTANCIAS DE SECUESTRO

En el momento del secuestro, el hijo de don Antonio María de Oriol, Antonio, se encontraba en

un despacho contiguo del edificio donde ha tenido lugar el secuestro. Igualmente, los hermanos

del señor Oriol trabajaban en el mismo edificio, que es propiedad de la familia Oriol.

Él policía secreta encargado de la custodia del señor Oriol, debido a .su cargo de presidente

del Consejo de Estado, se hallaba en el momento del secuestro en el piso de abajo.

El sacerdote que se encontró con los secuestradores en el portal es don Fulgencio Martín

Lucas, y es el rector de la "Fundación Oriol Urquijo", de becas para postgraduados. Según ha

manifestado este sacerdote, no podría definir las edades de los secuestradores. Eran jóvenes y

fuertes. Solamente habló uno, "que no tenía ningún acento".

Al parecer los secuestradores son cinco, en lugar de cuatro: dos que se encontraban en el

coche en el exterior, intentando entrar en el garaje del edificio, dos que subieron a las oficinas y

bajaron con el señor Oriol, y otra más que encañonó al portero y al sacerdote con una

ametralladora, y les obligó a entrar en el ascensor. Este se quedó custodiando a los dos,

mientras los demás huían en un coche. Al cabo de un rato los sacó del ascensor y los introdujo

debajo de la escalera, en el vano de una escalera de caracol de amplia curva. La secretaría del

señor Oriol, Maria Teresa España, que llegó en este momento, también fue llevada debajo de

la escalera. Los tres estuvieron encerrados unos diez minutos debajo de la escalera.

VALENTÍA MORAL

Los dos secuestradores que subieron al segundo piso y, bajaron por las escaleras con el señor

Oriol, Según manifestó el sacerdote, en un principio que le ayudaban, ya que estaba enfermo.

Preguntado si sintió miedo, el sacerdote ha declarado: "no era para reírse". Añadió que le daba

la sensación de que podían haberle pegado, porque el señor Oriol estaba muy pálido.

Dos de los autores llevaban chaqueta. No se fijó si tenían corbata, ´ y ha añadido que no les

podría reconocer en el caso de volverlos a ver. Según parece, dice el sacerdote, arriba se

comportaron violentamente, como encolerizados, aunque abajo no.

El arma tenía medio metro de largo, con culata, al parecer de madera.

Cuando los tres, el portero, la secretaria y el sacerdote —se levantaron del rellano de la

escalera, los secuestradores habían desaparecido ya. En ese momento llegó la Policía, que

había estado en el otro portal durante varios minutos.

Don Fulgencio Martín Lucas declaró también que el secuestrado tenía "una gran valentía

moral, y que a este tipo de amenazas no le hacía ningún caso".

INCERTIDUMBRE

En el momento de cerrar nuestras páginas no se han producido más acontecimientos dignos de

mención dentro de la incertidumbré que embarga a toda la nación por la suerte que podrá

correr la vida del Sr. Oriol. Europa Press informa que "el presidente del Gobierno ha estado

informado desde el primer momento", pero apostilla a continuación que ´por el momento no se

tiene noticia de ninguna actividad especial por parte de miembros dél Gobierno". El suceso ha

tenido una amplia repercusión en todos los medios informativos. Algunos se detienen a

comentar la espiral de violencia provocada en nuestro país por la extrema izquierda y fuerzas

afines, obstinadas en liquidar con toda rapidez cualquier vestigio, ni siquiera remoto, de

franquismo. Por cierto, llueven las repulsas. La complicidad adquiere en nuestro panorama

político dimensiones irreales cuando se combina con la hipocresía.

COMUNICADO DE LA FAMILIA

El comunicado hecho público por la familia se pronuncia en los siguientes términos:

"La familia de Antonio María de Oriol y Urquijo somos conscientes de la entidad pública del

secuestro, sin ocultar, a la vez, nuestra enorme preocupación en el aspecto humano. Por esta

razón y condición

EL ALCÁZAR

 

< Volver