Autor: Paso Gil, Alfonso. 
   Muy raro     
 
 El Alcázar.    04/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MUY RARO

Y uno se pregunta...¿Existe realmente GRAPO?. .¿Existe realmente ETA?. ¿Hay evidencias de FRAP, o

se trata de algo fuera de todo esto?. Naturalmente tenemos que descartar a la CÍA que está mucho más

interesada, por ejemplo, en que el Sr. Oriol se halle al frente del Consejo de Estado que en que se

encuentre secuestrado y expuesto a los rigores de un crimen que •pudiera haberse cometido escribo estas

líneas.

Voy a imaginar. En primer término...¿Por qué el Sr. Oriol?. Y tengo que remontarme inmediatamente al

asesinato de Carrero Blanco. ¿Por qué Carrero?. No cabe la menor duda que aquel hombre silencioso,

ajeno a todas las vanidades, católico, implacable en su orden y disciplina, representaba la continuidad de

Franco cuando Franco ya no estuviera entre nosotros.

Había que asestar, pues, un duro golpe al franquismo y el golpe vino impuesto desde muy alto; tal vez

desde fuera.

Los ejecutores, como ocurre en estos casos, o se creen héroes o perciben dinero. Pero está claro,

clarísimo, que el crimen tenía un objetivo. Inesperadamente es secuestrado el Sr. Oriol. ¿Qué´ objetivo

puede tener secuestrar al Presidente del Consejo de Estado?. Pues que el Consejo de Estado se desarbole,

no pueda actuar sin la presencia del Sr. Oriol y no pueda terciar en esos asuntos a veces minúsculos y a

veces mayúsculos que son, vamos a llamarlos así, la territoriedad de la Ley.

Es decir, lo que compete a un Ministerio, a una Dirección General, etc, etc., Sumergiendo en el silencio

al Sr. Oriol se descompone gran parte del aparato legal que pudiéramos llamar de contención y de

atranque. No lo veo por otra parte. Por más .vueltos que le. doy no logro encontrar otra salida.

Naturalmente, vamos a dejarnos de cuentos chinos y a olvidar todo eso de que Oriol es fascista y las

amenazas que se dibujan en los escritos del GRAPO. Alguien está actuando desde fuera del GRAPO.

Como alguien actuó, en el caso Carrero, desde fuera de la ETA. Por cierto, para asesinar a una persona

hay que contar con unos asesinos; pero el asunto es más complicado de lo que parece.

Si el Consejo de Estado dictamina según parece, sobre lo que compete a tal Dirección General a tal otra,

no cabe dada de que quien sea ha intentado o intenta qué el Consejo de Estado no se pronuncie en

ausencia de su Presidente.

¿Y quién puede ser? En todos estos asuntos se llega a un límite, a un techo en el que es necesario utilizar

las frases de Franco pronunciadas el primero de octubre e 1975 desde el balcón del Palacio de Oriente:

"Se trata de una maniobra masónica y comunista".

Pues miren ustedes: tal y como están las cosas yo me atrevería a exculpar a los comunistas. La cosa tiene

más talla, más categoría.

El aniquilamiento del régimen de Franco y de sus hombres más distinguidos viene llevándose a cabo,

implacablemente, desde la muerte del Almirante Carrero Blanco. Ese es el instante en que comienza el

asalto terrorista al régimen. Y aquí hay algo que no está nada claro. Lo peor es que a veces, de tanto jugar

al fantasma termina uno siéndolo. Y muy malo es que unos cuantos terroristas tengan que cumplir, como

él GRAPO manifiesta, con su honor. Estamos asistiendo a una auténtica carnavalada histórica que así

sería si no tuviera consecuencias trágicas.

El Gobierno, con permiso se defiende como gato panza arriba. Suben y bajan los militares —no hago sino

constatar un hecho que cualquier lector avisado conocerá de sobra.-Hay una tensión que no me gusta nada

y un olor en el aire a violencia que . me gusta menos.

En todo caso, de lo que no me cabe la menor duda es de que no podemos, gozosamente, acusar

simplemente a ETA, o a FRAP, o a GRAPO, de los crímenes que han llevado a cabo. Hay alguien más.

Existe alguien más o "alguienes". He aquí un tema que brindo a los investigadores españoles que harían,

desde luego, un excelente servicio a la Patria.

Detras del secuestro de Oriol no está sólo, simplemente un grupo subversivo de carácter terrorista. Hay

alguien con corbata y traje correctísimo —más o menos— que es responsable al cincuenta por ciento con

los chicos de la maffia subversiva.

¿Qué por qué imagino todo esto?. Pues porque soy libre de imaginar, y como no lo afirmo, sino que lo

imagino, no existe delito en ello. Y, naturalmente, cuanto he dicho, no lo puedo probar. Tal vez si hiciera

un esfuerzo lo podría probar. Pero tengo muchos hijos, y, como decía aquel, se está bien en Torremolinos.

P.D. ¡Ah, de lo de Carrillo, ni hablar!. Aquí se impone el versito aquel.

Si lo aguantamos "—Si es español no es hombre y si es hombre, no es español"— Y ya veremos.

ALFONSO PASO

 

< Volver