Secuestro de Oriol. 
 Hoy se cumple un mes     
 
 Arriba.    01/11/1977.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 21. 

nacional

SECUESTRO DE ORIOL

Hacia las once y media de la mañana de! sábado día 11 de diciembre fue secuestrado, en sus

oficinas particulares de a calle de Montalbán, 14. el Presidente del Consejo de Estado,

Consejero del Reino y ex Ministro de Justicia, don Antonio María de Oriol y Urquijo. Dos

individuos y una joven provistos de metralletas, penetraron en su despacho.

Los secuestradores habían entrado en el edificio diciendo que venían de parte del párroco de

Las Rozas, localidad en cuyas proximidades vive la familia Oriol, Mientras el secuestro se

producía, otros tres individuos aguardaban en un automóvil. El señor Oriol había sido ya

empezado anteriormente. Los secuestradores, después de reducir a su hijo Antonio, que se

hallaba presente en la oficina en el momento de producirse el suceso y a varios de sus colabo-

radores, condujeron al ex Ministro de Justicia a un coche «1430» de color blanco que les

esperaba en la puerta, dándose a la fuga.

Posteriormente, el vehículo fue encontrado en el barrio de La Elipa, abandonado. A las tres de

la tarde de ese día fue facilitado a la Prensa, por el Ministerio de la Gobernación, un co-

municado que decía así: «El Gobierno, que no está dispuesto a que estos actos puedan Influir

en el proceso político español, manifiesta que ha adoptado todas las medidas a su alcance

para la persecución de los autores de este atentado, así como para garantizar la seguridad de

todos los ciudadanos.»

Domingo día 12.—En la madrugada del sábado al domingo, los secuestradoras, enviaron una

comunicación a través del diarlo «El País», en la que pedían que fueran puestos en libertad

unos presos que cumplen condena por terrorismo. Dicen que no admitirán dilaciones. El

GRAPO (Grupo Revolucionario Antifascista Primero de Octubre) se responsabiliza del

secuestro. Todos los periódicos del país han concedido grandes espacios a este suceso, al

mismo tiempo que los partidos políticos y sus líderes v componentes muestran su repulsa y

condena. Desde que se tuvo noticia del secuestro, se constituyó una Comisión en el Ministerio

de la Gobernación para recibir toda la información posible y deliberar sobre las acciones y

medidas a adoptar. La Dirección General de Seguridad hizo pública una nota oficial en

HOY SE CUMPLE UN MES

la que manifesta que se ha identificado de forma definitiva el grupo a que pertenecen los

miembros que participaron en el secuestro. Dicha organización se denomina GRAPO y está

considerada como el brazo armado del Partido Comunista reconstituido.

Lunes día 13.—Al mismo tiempo que continúan las muestras de repulsa, toda la Prensa

europea se hace eco del secuestro y lo califica como un golpe a la democracia naciente en Es-

paña.

Los secuestradores envían una nueva comunicación a través de «El País», insistiendo en su

petición hecha en la noche del sábado al domingo.

Martes día 14.—«El País» publica una carta autógrafa del señor De Oriol a su familia. Va di-

rigida a la esposa, doña Soledad, y a los hijos. Comienza diciendo que se encuentra bien y que

en estos momentos su única preocupación son ella —su esposa— y sus hijos, que son lo que

más quiere en e! mundo, como ellos saben muy bien. «ABC», en un largo v documentado

informe, demuestra que el grupo GRAPO

procede de una escisión del Partido Comunista Español, al mismo tiempo que hace una

exhaustiva historia de sus hechos delictivos.

Jueves día 16.—Los autores del secuestro se vuelven a poner en comunicación con «El País»

a través de una nota en la que dan su ultimátum al Gobierno para que canjee a los quince

presos políticos a cambio de la libertad del señor De Oriol. Los GRAPO dan al Gobierno un pla-

zo de cuarenta y ocho horas, que expira el viernes a las doce de la noche, para la libertad de

los quince presos políticos. El comunicado añade que si no se accede a la petición, el señor De

Oriol «será pasado por las armas».

Viernes día 17.—La Cruz Roja Española se ofrece como mediadora. Mientras tanto y encarga-

dos por la familia Oriol, dos abogados madrileños se desplazaron en avión especial a París con

el intento de llevar a cabo una mediación con los secuestradores. Pero tuvieron que regresar

porque la Policía francesa no les permitió abandonar las instalaciones del aeropuerto, al pare-

cer, por irregularidades formales en la documentación.

Sábado día 18.—A las seis de la tarde se recibió una llamada telefónica en «Informaciones del

grupo GRAPO diciendo que en la cafetería Dospasos, de la calle de San Bernardo, en la cis-

terna, había una nota para el periódico. Los terroristas dicen que han comunicado al señor Oriol

que no será pasado por las armas v amenaza que todo policía que torture a prisioneros an-

tifascistas, será considerado como criminal de guerra y, por tanto, buscado y ajusticiado. En co-

municación del Ministerio de la Gobernación se dijo que durante los .días 16 y 17 se había pro-

cedido a la detención de treinta y seis miembros del Partido Comunista [reconstituido). La

operación está encaminada a la desarticulación en toda España del Partido Comunista

(reconstituido) y a toda su rama armada.

Domingo día 19.—La familia Oriol y concretamente el hijo mayor envió al director de «In-

formaciones» una carta en la que adjuntaba otra de su madre,, con el ruego de que se la diera

´a mayor difusión por si fuera posible que llegara a conocimiento del secuestrado señor Oriol.

iones día 20.—Periodistas de «El País» recogieron en la cafetería Cantabria, de la calle de

Alcalá, un nuevo comunicado de los secuestradores. Con éste venía una carta autógrafa del

señor Oriol dirigida a su esposa y en la que dice que ella es su única preocupación y que sigue

bien. Dice que sigue por la Prensa y radio «cuanto se dice y se hace. No hay que confundir los

-términos de la cuestión. No hay propósito económico. Cuanto se haga en este terreno es

pérdida de tiempo».

Los días 21 y 22 no se produce ninguna novedad importante.

Jueves día 23.—Los GRAPO establecieron nuevo contacto con «El País», al que hicieron llegar

• una nueva nota. En esta nueva misiva, los autores del secuestro del señor Oriol no ofrecen

ningún nuevo dato sobre la sitüacion de su prisionero, aunque aseguran que lo seguirán man-

teniendo en su poder hasta que se cumplan las condiciones impuestas para su liberación.

¿os días 24, 25, 26 y 27 transcurrieron sin ninguna noticia sobre el paradero del señor Oriol. La

familia pasó la Nochebuena en su residencia de El Plantío con pena y tristeza, aunque con

esperanza.

Martes día 28.—A las diez y cuarto de la noche, una llamada del GRAPO a la redacción de «El

País» comunicó la existencia de un mensaje de don don Antonio María de Oriol a su familia,

depositado en las jardineras del bar Van Sar, en la calle de Alcalá, muy próximo a la puerta de

Alcalá. El contenido del mensaje del señor Oriol a su familia se resume especialmente en

consideraciones familiares y religiosas relativas a las fiestas navideñas.

Miércoles día 29.—El GRAPO reiteró en un nuevo comunicado recibido en -El País» su deci-

sión de ejecutar al señor Oriol si antes del día 2 de enero no se inicia la negociación para la

liberación de todos los presos políticos. En relación con este mensaje, el Ministro de la

Gobernación acudió a entrevistarse con el Presidente del Gobierno, señor Suárez.

/ de enero de 1977.—Doña Soledad Díaz Bustamante, esposa de Oriol, manifiesta a Radio

Nacional, en el diario hablado de las veintidós horas, entre otras cosas: «Al comenzar el año y

en estos días tan especiales y que tantos recuerdos nos traen, quiero hacerte saber que junto

con todos los hijos y nietos te recordamos infinitamente y que rezamos constantemente por ti.

Que tu ejemplo y las noticias que tenemos a través de tus cartas nos hacen permanecer en esa

calma y fe que nos pides. Pido que acierten todos, incluso los que te tienen, para que te suelten

sano y salvo lo antes posible y te" pueda tener con nosotros».

2 de enero.—Es el diario «Informaciones» el que tiene en su poder un comunicado del GRAPO,

en el que se vuelve ai primer planteamiento reivindicativo: la iIbertad de los quince presos

políticos y su envío a Argelia. En ese momento el señor Oriol y Urquijo sería canjeado y dejado

sano y salvo en el lugar que el GRAPO decidiera. Así, se comunica en una extensa carta a

nuestro colega de la tarde que los GRAPO dejan bajo el felpudo del hall de un edificio cercano

al periódico en cuestión.

Días 3 y 4 cíe enero de 1977. Ninguna novedad.

O/o 5 de enero.—La prolongagación del secuestro del Presidente del Consejo de Estado pa-

rece que ha hecho surgir algunas diferencias de criterio en el seno de su familia, según publica

«Diario 16». Los dos hermanos Oriol, Lucas y José María, así como su yerno, Miguel Primo de

Rivera, aluden a criterios de dignidad y patriotismo, que serán menoscabados por una fórmula

de negociación que pudiese dañar el prestigio familiar.

En este día se ha llevado a cabo el establecimiento de controles policiales en una zona de

Madrid situada en el puente de la Estrella, próxima a la calle del doctor Esquerdo.

Día 6 de enero.— El GRAPO envió un nuevo mensaje así como una carta del Presidente del

Consejo de Estado al periódico «El País». El GRAPO insiste en las condiciones que establecie-

ron en un principio para la liberación del señor Oriol, y convocan a una huelga general para el

día 10. Por su parte, el Presidente del Consejo de Estado, en su carta, hace algunas

consideraciones sobre el momento político actual y nuevamente recomienda fe y esperanza a

su esposa e hijos.

Día 7 de enero.—Los familiares del Presidente del Consejo de Estado hablaron por los mi-

crófonos de Radio Nacional. Preguntando sobre si quería decir algo a su abuelo, el nieto mayor

del señor Oriol contestó: «Querido abuelo, te hablo como nieto mayor en nombre de todos. El

día de Reyes, cumpliendo tus deseos, lo celebramos como tú querías, pero el mejor regalo no

lo tuvimos. Hubiésemos cambiado todo por tenerte con nosotros, sano y salvo.»

A continuación, uno de los hilos del señor Oriol fue preguntado si tenía alguna noticia de última

hora. «Tan sólo aquellas, contestó, que seguramente ustedes ya conocen. La última carta de

ayer, que nos sirve de aliento, no sólo para saber que vive, sino para conocer de su gran

estado de ánimo y de su resignación ante esta situacion tan complicada y agotadora.»

Martes 11 enero 1977

Arriba 15

 

< Volver