Los trabajadores de la casa. 
 "Hemos pasado el mayor susteo del mundo"     
 
 Ya.    12/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

LOS TRABAJADORES DE CASA

"Hemos pasado el mayor susto del mundo"

Durante toda la mañana corrió el rumor de que algunos de los extremistas habían quedado en el interior

de la factoría • Los jóvenes que atacaron a los vigilantes jurados habían estado dando un mitin media hora

antes • Pretendían que los trabajadores hicieran huelga y se concentraran frente a la prisión de

Carabanchel para pedir amnistía • Mejora el estado de los tres vigilantes jurados heridos

"Hemos pasado el mayor susto del mundo. Fue todo tan inesperado, tan rápido..." Charlamos con un

grupo de trabajadores de CASA (Contrucciones Aeronáuticas, Sociedad Anónima), de Getafe, escenario

del ataque perpetrado anteayer por un comando extremista contra los guardajurados de la factoría.

"Después de que pasó el tiroteo y durante toda la mañana estuvimos con el alma en vilo, pues corrían los

rumores de que algunos de los extremistas se habían quedado en el interior de la fábrica. No nos

atrevimos a movernos de nuestros puestos de trabajo ni siquiera para ir al servicio; lo pagamos

francamente mal."

Nos dicen los trabajadores que los jóvenes que dispararon contra los jurados habían estado media hora

antes dando un mitin. "Nos incitaron a la huelga y nos dijeron que deberíamos de acudir todos a las

puertas de la prisión de Carabanchel para pedir amnistía para los presos políticos; después repartieron

octavillas incitando a la huelga,"

Los coches que resultaron afectados por los impactos de las balas perdidas en el tiroteo pertenecían en su

mayoría a empleados de CASA. "Un compañero nuestro que estaba aparcando el coche, al oír el tiroteo se

agachó y las balas le perforaron el parabrisas."

Las distintas versiones sobre los hechos coinciden en afirmar que los jóvenes, metralletas en ristre,

huyeron en un coche que les esta-

ba esperando; incluso se asegura que habían cortado el tráfico en el puente sobre el ferrocarril para

despejar su salida, aunque esto no ha podido ser conformado. "Al huir se tropezaron con uno de los auto-

buses que trae trabajadores a la fábrica—nos dicen—. Creyeron que el autocar trataba de Interceptarles el

camino e hicieron algunos disparos contra él, aunque no hirieron a nadie."

La pesadilla todavía está en sus mentes. Nos vuelven a repetir que durante toda la mañana tuvieron el

miedo metido en el cuerpo, pues pensaban que dentro del recinto de la factoría quedaban algunos de los

jóvenes que perpetraron el ataque a los guarda jurados.

MEJORA EL ESTADO DE LOS TRES HER1DOS

Según los últimos informes facilitados en la Residencia Primero de Octubre, mejora el estado de salud de

los tres guardajurados heridos. El más grave de ellos, Juan Cayetano Jiménez, fue sometido a una

delicada intervención quirúrgica para extraerle la bala alojada cerca de la femoral. El estado del enfermo

evoluciona satisfactoriamente aunque se encuentra internado en la Unidad de Vigilancia Intensiva. Don

Carlos Zapatero y don Bernabé Pérez se encuentran ya fuera de peligro.

El jurado de empresa de Pegaso ha dirigido un telegrama al jurado de CASA en el que condenan y

repudian la agresión de que fueron objeto los tres guardajurados: "Solamente grupos antidemocráticos y

antiobreros, con Intereses Inconfesables, pueden ser ios autores de este bárbaro atentado", termina

diciendo el telegrama. El Circulo Cultural San Blas y la sección sindical de la UGT de Marconi han hecho

públicos sendos telegramas en términos parecidos, condenando la acción.

 

< Volver