Felipe Oriol, ante las cámaras de TVE. 
 "Hemos recibido interminables testimonios de solidaridad"  :   
 "No hemos establecido contacto con los secuestradores". 
 ABC.    16/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Felipe Orioly ante las cámaras de TVE

HEMOS RECIBIDO INTERMINABLES TESTIMONIOS DE SOLIDARIDAD»

No hemos establecido contacto con los secuestradores»

MADRID de nuestra Redacción.)—Felipe Oriol, hijo del presidente del Consejo de Estado, Antonio Oriol

y Urquijo, secuestrado hace más de un mes por el GRAPO, ha mantenido unas declaraciones a través de

las pantallas de Televisión, que fueron difundidas anoche en directo, en el espacio informe semanal».

La entrevista ante las cámaras de televisión, que tuvieron ocasión de presenciar millones de

telespectadores, se desarrolló así:

—Ha pasado ya más de un mes, y queremos preguntarles en qué estado de ánimo se encuentra la familia.

—Nuestro estado de ánimo es de angustia. por no poder hacer nada en >este complejo asunto, que so hace

cada vez más largo. Ahora bien, no quiero ocultarles que con los mensajes de nuestro padre, el ejemplo de

nuestra madre y, sobre todo, la Indudable fuerza que nos da la (e, no perdemos 9a esperanza de que lodo

esto se resuelva cuanto antes.

—¿Se han sentido solos en algún momentos ante este caso de secuestro?

—En absoluto. No pueden ustedes imaginar las innumerables cartas, llamadas, visitas y actos

interminables de solidaridad y afectos de miles y miles de personas, dentro y fuera de España, que

constantemente nos hacen llegar su unión con nosotros. Se puede usted imaginar la ayuda que esto

representa. Además, es una de esas ocasiones en las que se confirma el tremendo valor que tiene la unidad

de la familia.

—En el desarrollo de este asunto han jugado un papel importante los medios de información ¿cómo

juzgan ustedes esta colaboración?

—No tenemos más que palabras de gratitud hacia el comportamiento de todos los medios de

comunicación. Aprovecho desde aquí para expresarles nuestro más profundo reconocimiento por todo lo

que han hecho y siguen haciendo, y también para pedirles su comprensión de que si no decimos

demasiado es, o porque no sabemos nada, o porque entendemos que el silencio es la actitud más seria que

podemos adoptar. Sin embargo, ha habido algunas publicaciones en las que, con una total falta de

sensibilidad en estos graves momentos para la vida de nuestro padre, se han hecho comentarios

tendenciosos y, en algunos casos, falsos, queriendo desfigurar la imagen de nuestro padre. Con-

sidero que esto no es más que una muestra de la miseria huma, na, especialmente cuando nuestro padre

está indefenso. Hecha esta salvedad, insisto en que estos casos son muy escasos y han sido borrados,

como he dicho antes, por la solidaridad de miles de personas y la objetiva y comprensiva información de

la gran mayoría de los medios de comunicación.

—¿Han tenido algún contacto directo con los secuestradores?

—No, absolutamente ninguno, lo único que podemos hacer es ayudar y no entorpecer para conseguir que

nuestro padre vuelva a casa cuanto antes.

—¡Quiere usted añadir algo más?

—Agradecer a TVT y ,a todos los medios de información, una vez más, el interés y la generosidad de sus

ofrecimientos. Tengo la esperanza de que estas palabras lleguen a nuestro padre, para que sepa que toda la

familia, estrechamente unida en la oración y en la fe, le recordamos constantemente, y también queremos

pedirle a él que esté tranquilo y en paz, en la medida que le sea posible, porque tenemos el

convencimiento de que ésto ha de solucionarse pronto y bien.

 

< Volver