Don Felipe de Oriol, en TVE. 
 La familia no ha tenido contactos con los secuestradores     
 
 Informaciones.    17/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

DON FELIPE DE ORIOL, EN TVE.

La familia no ha tenido contactos con los

secuestradores

MADRID, 17 (INFORMACIONES)

DON Felipe de Oriol, hijo de don Antonio María, hizo el pasado sábado -unas declaraciones a

Televisión Española, a través del programa «Informe Semanal», en las que negó que la familia hubiere

mantenido contacto directo con los secuestradores.

«Nuestro estado de ánimo —dijo el hijo del presidente del Consejo de Estado— es de angustia, por no

poder hacer nada en este complejo asunto, que se hace cada vez más largo. Ahora bien no quiero

ocultarles que con los mensajes de nuestro padre, el ejemplo de nuestra madre y sobre todo la indudable

fuerza que nos da la fe, no perdimos la esperanza de que todo este se resuelva cuanto antes.»

A la pregunta de si se habían sentido solos en algún momento, respondió:

«En absoluto. No pueden ustedes imaginar las innumerables cartas, llamadas, visitas y actos

interminables de solidaridad y afecto de miles y miles de personas, dentro y fuera de España, que cons-

tantemente nos hacen llegar su unión con nosotros. Se puede usted imaginar la ayuda que esto representa.

Además, es una de esas ocasiones en las que se confirma el tremendo valor que tiene la unidad de la

familia.»

En torno al papel jugado pos los medios informativos, dijo:

«No tenemos mas que palabras de gratitud hacia el comportamiento de todos los medios de

comunicación. Aprovecho desde aquí para expresarles nuestro más profundo reconocimiento por todo lo

que han hecho y siguen haciendo, y también para pedirles su comprensión de que si no decimos

demasiado es o porque no sabemos nada o porque entendemos que el silencio es la actitud más seria que

podemos adoptar. Sin embargo, ha habido algunas publicaciones en las que, con una falta total de

sensibilidad en estos graves momentos para la vida de nuestro padre, se han hecho comentarios

tendenciosos y en algunos casos falsos, queriendo desfigurar la imagen de nuestro padre. Considero que

esto no es más que una muestra de la miseria humana, especialmente cuando nuestro padre está

indefenso. Hecha esta salvedad, insisto en que estos casos son muy escasos y han sido borrados, como he

dicho antes, con la solidaridad de miles de personas y la objetiva y comprensiva información de la gran

mayoría de los medios de comunicación.»

Respecto a si la familia había tenido algún contacto directo con los secuestradores, don Felipe Oriol

declaró:

«No, absolutamente ninguno; lo único que poblemos hacer es ayudar y no entorpecer para conseguir que

nuestro padre vuelta a casa cuanto antes.»

Por último, agradeció a Televisión Española y a todos los medios de información el interés y la

generosidad de sus ofrecimientos. «Tengo la esperanza —añadió— de que estas palabras lleguen a nues-

tro padre, para que sepa que toda la familia, estrechamente unida en la oración y en la fe, te recordamos

constantemente, y también queremos pedirle a él que esté tranquilo y en paz, en la medida que le sea

posible, porque tenemos el convencimiento de que esto ha de solucionarse pronto »• bien.»

LAS DECLARACIONES

DEL MINISTRO DE RELACIONES SINDICALES

Con motivo de una información publicada por el periódico madrileño «Diario 16», en la que se dice: «Un

ministro español ha declarado a la agencia Associated Press que el Gobierno de Madrid está convencido

de que los secuestradores de Oriol son de ultraderecha», el ministro de Relaciones Sindicales se sintió

aludido por esta información e hizo unas declaraciones a la agencia Cifra, en las que don Enrique de la

Mata muestra su extrañeza por los titulares de primera plana del citado periódico.

El señor De la Mata confirmó a Cifra que el pasado viernes celebró una comida y

un coloquio con los corresponsales extranjeros.

Según el ministro, el tema de la reunión había sido el de explicar a los corresponsales detalles sobre e)

proyecto de ley sindical, actualmente objeto de debate en las Cortes.

Durante el coloquio, algunos corresponsales le preguntaron al ministro su opinión sobre el secuestro de

Oriol.

«Las circunstancias son extrañas —dijo el ministro—. Por supuesto, el Gobierno, como es lógico, ha

considerado todas las posibilidades desde un extremo a otro. Personalmente, pienso que el día que todo

llegue a aclararse quizá podríamos encontrarnos con algunas sorpresas.»

«Lo que puedo asegurarles es que los G.R.A.P.O. no pertenecen a ninguna central sindical.»

El ministro respondió a los periodistas que podían publicar esas respuestas relativas al secuestro, pero les

subrayó que respondían a su criterio personal y no del Gobierno.

17 de enero de 1977

 

< Volver