Secuestrado el teniente general Villaescusa  :   
 Es presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar. Sospechas de que los G.R.A.P.O. Sean responsables. Vigilancia especial en todas las fronteras españolas. Secuestrado y libertado el chófer del general. 
 Informaciones.    24/01/1977.  Página: 1,?. Páginas: 2. Párrafos: 23. 

Secuestrado el teniente

general VILLAESCUSA

ES ¡PRESIDENTE DEL CONSEJO SUPREMO DE JUSTICIA MILITAR

SOSPECHAS DE QUE LOS G.R.A.P.O. SEAN RESPONSABLES VIGILANCIA ESPECIAL EN

TODAS LAS FRONTERAS ESPAÑOLAS SECUESTRADO Y LIBERTADO EL CHOFER DEL

GENERAL

MADRID, 24 (INFORMACIONES).

EL teniente general don Emilio Villaescusa Quilis, presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar, ha

sido secuestrado en la puerta de su domicilio —sito en O´Donnell, 49—, a las nueve y media de la

mañana. El chófer del general Villaescusa también fue secuestrado, y liberado más tarde. La agencia

Cifra indica que es «muy posible» que el secuestro sea obra de los G.R.A.P.O.

El secuestro —según informó la agencia Europa Press la primera en dar la noticia— fue perpetrado por

cuatro individuos armados, uno de los cuales llevaba bigote. Introdujeron al teniente general en su propio

automóvil y se dieron a la fuga inmediatamente.

Según esas fuentes, parece ser que uno de los secuestradores es un hombre joven, con una cicatriz en un

ojo, y podría tratarse de Luis Álvarez Fernández, presunto miembro del G.R.A.P.O., grupo que realizó el

secuestro del presidente del Consejo de Estado, don Antonio María de Oriol y Urquijo.

Cifra ha podida saber que uno de los coches "seat" que fue utilizado por los secuestradores tiene la

matrícula M-6767-J, y es propiedad de don Evelio Pedraza Pedraza, que vive en Valderribas. 17.

Inmediatamente de conocerse la noticia, el vicepresidente primero para Asuntos de la Defensa, teniente

general Gutiérrez Mellado, hizo acto de presencia en el domicilio familiar, interesándose persona1mente

por los detalles del secuestro y cambiando impresiones con los familiares. Asimismo, se ha montado una

vigilancia especial en todas las salidas de Madrid y, en especial, en las zonas fronterizas.

Según Europa Press, ha sido, al parecer, hallado el vehículo oficial del presidente del Consejo Supremo

de Justicia Militar.

Asimismo —según Europa Press— un sobrino del secuestrado ha declarado que la familia no posee

dinero para un posible rescate.

El conductor del coche del teniente general Villaescusa se llama Francisco Garzón Mezquita, tiene entre

cuarenta y cuarenta y cinco años está casado y tiene dos hijos según compañeros del mismo,

NOTA OFICIAL DEL MINISTERIO

Una nota, oficial del Ministerio del Ejercito dice: ,,A las 9,45 horas del día de hoy, cuando salía de su

domicilio, en la calle de O´Donnell, número 49. el teniente general, presidente del consejo Supremo de

Justicia Militar, excelentísimo señor don Emilio Vi-

SECUESTRO DEL TENIENTE GENERAL VILLAESCUSA

(Viene de primera pág.)

Villaescusa Quilis. para dirigirse a su despacho oficial, fue asaltado por Cuatro Individuos armados, que

le obligaron a introducirse en un automóvil, con el que desaparecieron a eran inclocidad

UNIFORMES FALSOS

Se conocen nuevos detalles en relación cor. e! secuestro del presidente del Consejo Supremo de Justicia

Militar, teniente general Villaescusa Quilis, según informa Europa Press

Según han declarado los empleados de una sucursal bancaria situada frente ai domicilio del teniente

general Villaescusa éste salía de casa siempre alrededor de las nueve cíe la mañana para dirigirse a su

puesto de trabajo en el Consejo Supremo de Justicia Militar. Siempre iba solo, sin escolta, acompañado de

su chofer, cuya identidad se desconoce y que también ha sido secuestrado y. al parecer, liberado

rosteriormente.

La operación, según los empleados de dicha sucursal bancaria. se ha desarrollado de la siguiente forma: el

automóvil del teniente general Villaescusa se encontraba en la puerta de su casa, con el chofer dentro, es-

perando al presidente d e I Consejo Supremo de Justicia Militar. Un automóvil se situó delante v otro

detrás El de delante era un coche negro, similar a los vehículos oficiales, v en él había dos personas, que,

según se cree, iban vestidas de militar, se supone que con uniformes falsos

Cuando salió el teniente general Villaescusa, algunos e estos individuos le rodearon y le obligaron a subir

« su propio automóvil, con el chofer. Inmediatamente los secuestradores se repartieron en los vehículos y

partió la comitiva formada por los tres automóviles: el negro, el del teniente general Villaescusa y el azul.

Esta circunstancia de que hubiera personas vestidas de militar implicadas en el hecho es lo que ha hecho

dudar a la familia de teniente general Villaescusa de que fuera un secuestro. No obstante, en algunos

medios se índica que esas personas vestidas de militar podrían estar disfrazadas, sin que ello quiera decir

que fueran efectivamente militares.

Fuentes políticas afirman que el secuestro podría ser obra, como el del señor Oriol, de los G.R.A.P.O., ya

que éstos, en su última nota, amenazaban con actos de este tipo.

Nada más conocerse el secuestro, fue informado el .ministro del Ejército, reuniéndose, a continuación,

con sus colaboradores para estudiar el tema. Lo mismo ocurrió en Gobernación, donde e! titular, señor

Martín Villa, citó a los subsecretarios de Orden Público y Gobernación, señores Hernández Gil y Ortí

Bordos respectivamente,

Don Emilio Villaescusa Quilis nació en Tarancón (Cuenca) el 18 de febrero de 1912. Ingresó como

cadete en la Escuela General Militar a los diecisiete años, y a los veintiuno fue promovido al empleo de

teniente de Artillería. Obtuvo el empleo de capitán en 1.937. participando activa mente en la guerra civil

en la I División de Navarra, en los frentes de1 Maestrazgo, Levante, batalla del Ebro. Cataluña v en la

cabeza de puente de Toledo, siendo herido en la contienda

En 1941 marchó a Rusia con la División Azul. Mandó la I Batería de Artillería en el frente- del río

Wolchof, donde también resultó herido. Por los méritos contraidos fue recompensado con un avance en la

escala. En 1943 ascendio a comandante y a teniente coronel en 1951, siendo promovido a coronel de

Artillería en 1961. En 1943 había obtenido el diploma de aptiMayor, y en 1969 realizó en el tud para el

Servicio de Estado CESEDEN el curso de Defensa y Seguridad Nacional.

En 1965 fue ascendido a general de brigada, y en 1970 fue promovido a general de división, alcanzando

los entorchados de teniente general en1972. Ha ejercicio e! profesorado en la Academia de Artillería y

en la Escuela Superior del Ejército. Cuando fue promovido a general de división se le designó como

según do jefe de tropas de la V Región Militar y también ocupó el cargo de gobernador militar de la plaza

de la provincia de Huesca, así como director general de Organización y Campaña del Estado Mayor

Central.

Al ascender a teniente general, pasó a ocupar la Capitanía General de la VII Región Militar, y en

1973 fue nombrado capitán genera! de la I Región Militar. En noviembre de ese mismo año ceso en su

cargo al ser designado como jefe del Estado Mayor Central. El teniente general Villaescusa Quilis

fue nombrado presidente del Consejo Suprimo de Justicia Militar el 1 de julio de 1976, cargo que

desempeñaba en la actualidad.

El señor Villaescusa Quilis está casado con doña Victoria María Pérez Redondo. Tiene dos hijas casadas

y un varón soltero. Entre otras con decoraciones, está en posesión de la medalla de la Campaña, tres

cruces al Mérito Militar con distintivo rojo, cruz de Guerra, cruces de Hierro de primera y segunda clase

así como la cruz, placa y gran cruz de la Real Orden de San Hermenegildo.

El teniente general Villaescusa Quilis pasará a la escala «B,. el 18,de febrero de

1973, estando previsto su pase definitivo a la «reserva» el 18 de febrero de 1982

NUNCA HABÍA RECIBIDO AMENAZAS

Poco después de la una y media de la tarde, el hijo del teniente general Villaescusa y los dos yernos —

don Javier

Urbano y don Antonio do Pablos— se reunieron con los periodistas en el domicilio familiar de la calle de

O´Donnell.

«Mi padre nunca había recibido amenazas —comenzó diciendo su hijo— Todos los días usaba el mismo

coche, el mismo itinerario y con el misino horario. Solía ir de uniforme y nunca llevaba escolta.);

Asimismo, añadieron que la esposa del general Villaescusa se encontraba atravesando el momento con

gran entereza de ánimo.

Minutos después de celebrarse esta reunión con los periodistas, apareció en O´Donnell. número 49, el

teniente general Iniesta Cano, que, entre otras cosas, manifestó que no estaba en sus manos el hacer nada.

«Las medidas —añadió— tienen que tornarlas el Gobierno y las autoridades.»

 

< Volver