Nota del Gobierno civil. 
 Un hombre esgrimía un arma y profería gritos de "Viva Cristo Rey"     
 
 Informaciones.    24/01/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

NOTA DEL GOBIERNO CIVIL

UN HOMBRE ESGRIMÍA UN ARMA

Y PROFERÍA GRITOS DE «VIVA CRISTO REY»

MADRID, 24 (INFORMACIONES).—Sobre los hechos ocurridos en la mañana de ayer en. Madrid, en

los que resultó muerto de un disparo el joven de diecinueve años Arturo Ruiz García, el Gobierno Civil

hizo pública anoche una nota, cuyo texto íntegro es el siguiente:

•Desde el momento del asesinato de Arturo Ruiz García, se han puesto en movimiento todos los

dispositivos posibles, encaminados al total esclarecimiento de los hechos y a la detención de los

culpables, para ponerlos a disposición de la autoridad judicial.

Hasta ahora se ha tomado declaración a diferentes testigos presenciales, asi como a distintas personas li-

gadas al grupo político en el que se encuadra el agresor, teniendo en cuenta los gritos lanzados en el

momento del homicidio.

Tras las diferentes declaraciones, se pueden reconstruir los hechos con bastante claridad: A las 12,24 ho-

ras, Arturo Ruiz García, estudiante del B.U.P., de diecinueve años, natural de Granada, y sin antecedentes

de ningún tipo, se encontraba en la calle de la Estrella, en compañía de una joven. Al parecer, habían

tomado parte en la manifestación convocada en la plaza de España y desautorizada por el Gobierno Civil.

A la hora citada, un hombre de unos cuarenta y cinco o cincuenta años, de 1,65 ó 1,70 de estatura, que

vestía abrigo verde tipo "Loden", mientras esgrimía un arma en su mano derecha, y efectuaba gritos de

"Viva Cristo Rey», hizo un disparo al aire. Junto a él, un segundo individuo más joven, que vestía

cazadora a grandes cuadros, le arrebató el arma y efectuó a quemarropa dos disparos que hicieron blanco

sobre el cuerpo del joven.

Todas las pesquisas que se llevan a cabo, hasta el momento, se basan en las declaraciones de los testigos

presidenciales, teniendo en cuenta la ausencia de fuerza pública, en el lugar de los hechos, en esos

momentos

A propósito de estos lamentables incidentes, el Gobierno Civil de Madrid quiere llamar la atención sobre

la necesidad de impedir las manifestaciones callejeras que ponen en peligra la paz pública, por la acción

violenta e irreflexiva de grupos minoritarios, que se enfrentan entre sí, con absoluto desprecio hacia los

riesgos en que ponen al resto de los ciudadanos.»

 

< Volver