Brenan, otro escritor británico para la amistad española     
 
 Pueblo.    02/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

BRENAN OTRO ESCRITOR BRITÁNICO PARA LA AMISTAD ESPAÑOLA

HE aquí unas memorias donde su autor no intenta justificar nada, denunciar nada, exaltar nada. Su autor,

Gerald Brenan es un escritor británico de talante y corazón abierto que, lo mismo que Borrow, aquel Don

Jorgito el de las biblias, y el recientemente fallecido Walter Starkie, trabó con España una amistad y

confianza que se hizo raíz. Brenan vino a España al comenzar la segunda década del siglo, con objeto de

ampliar y reposar su preparación. Y aquí estableció casa a la que ha vuelto muchas veces y donde le

sorprendió nuestra guerra civil, cuyas impresiones ha contado en crónicas y libros, asi como de sus

experiencias de viajero por nuestra tierra y por nuestros libros. «El laberinto español» es un libro ya

clásico y por el que se le tiene entre los mejores historiadores de nuestra guerra civil. Ha trabajado

constantemente en una biografía de Santa Teresa que no llegó a terminar y también le ha interesado muy

especialmente por la figura de San Juan de la Cruz, sobre el que ha publicado un libro muy interesante

que ha sido traducido en 1974 para la colección Paperback de Lata. Brenan es novelista, es historiador, es

critico literario, es periodista. Todo ello se hace patente en este libro, «Memoria personal 1920/1975", que

acaba de publicar Alianza Tres y cuya lectura me ha prendido inmediatamente. La indiscreción, el

desenfado la confidencia franca, el retrato vivaz, de grandes y de pequeños personajes, la crónica

aventurera y de la plural, celeste y variopinta del corazón, el testimonio histórico de unos días dramáticos

para España constituyen el contenido de estas memorias escritas con enorme soltura e interés narrativo

desde la cima de una larga vida. Termina su libro diciendo que espera terminar en breve una «Antología

de coplas populares españolas», acompañada con ejemplos de este tipo de poesía de otros países. Con ello

cree que podrá dar por terminada su tarea de escritor, en la que cuenta once libros desde 1932, cinco de

ellos sobre asuntos españoles. He cerrado la lectura de éste con la alegría de haber hecho uno de esos

amigos a los que es grato recurrir de cuando en cuando. Por ello dispongo para muy pronto la lectura de

su «San Juan de la Cruz».

 

< Volver