Soplagaitas     
 
 Diario 16.    25/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Soplagaitas

La prensa y el país oficial andan desacompasados. Entiéndase, la prensa que ha querido serlo con todas sus consecuencias, antes, en y después del tránsito.

Los que mandan siguen pensando que la solicitud de cualquier dato, por intrascendente que sea, requiere instancia, póliza y copia. Ellos trabajan "piano, piano" y la prensa, al minuto. La Zarzuela no puede resultar, para la información más nimia, tan inasequible al .desaliento como El Pardo, y el afán de secretismo debe dejar de inundar Ministerios, Gobiernos Civiles, alcaldías y toda la corte de instituciones que puedan imaginarse. Hasta los partidos parecen contagiados de los viejos hábitos.

Los periodistas no piden tratos de favor. Saben que éste es su oficio y que es anecdótico protestar por una espera de siete horas cuando en algunos casos se ha buscado una noticia durante meses. Pero, tomen nota instituciones y partidos, porque ahora no se deben a un solo señor, sino al pueblo soberano y ya está bien de escamoteos y de juegos al ratón y al gato. Y porque al final la información siempre sale a la luz, mal que pese a esos soplagaitas tan celosos de su pedacito de poder oscuro, mezquino y ultrasecreto.

 

< Volver