Autor: Herraiz García-Blanco, Carlos. 
   El Príncipe Felipe, soldado     
 
 Pueblo.    28/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

EL PRINCIPE

FELIPE,

SOLDADO

MADRID. (PUEBLO por C. HEBRAIZ.) Los Reyes, don Juan Carlos y Doña Sofía, han asistido, en la mañana de hoy, a la afiliación de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Regimiento Inmemorial número 1.

Una vez vestido de uniforme de soldado, el Principe se dirigió al patio, saludando militarmente a la bandera y colocándose al frente de la compañía. A continuación, el coronel del Regimiento pronunció unas palabras en las que hizo una breve historia del Regimiento y rindió honores a cuantos hicieron historia de él. Después, el Rey pronunció unas palabras visiblemente emocinado. «Soldados del Inmemorial; Me dirijo a vosotros, que representáis en este acto a todas las Fuerzas Armadas, en un momento en que me embarga una profunda emoción.

Acaba de sentar plaza como soldado de honor mi hijo el Príncipe de Asturias. Desde hoy, se vincula de por vida a los Ejércitos de España. He querido que, desde tan temprana edad, forme en sus filas, porque quiero que se identifique con nuestros hombres, que sea un buen soldado, que es tanto como decir un magnifico español. Deseo que cultive las virtudes castrenses y siga la senda del honor y de la caballerosidad. Que tenga siempre presente que las glorias de España están indisolublemente unidas a los hechos extraordinarios de nuestros grandes capitanes.

Felipe: Eres soldada, servidor de la Patria, y por ella, por España, te tienes que sacrificar, tienes que estar dispuesto a darlo todo, hasta tu vida sí fuese necesario, en defensa del honor, de la independencia y de la libertad de la Patria.

Los soldados son hombres abnegados, sobrios, que se sacrifican voluntariamente por sus ideales. No tienen más ambición que ser los primeros en el cumplimiento del deber y en el amor sin limites a España.

Se necesitan estímulos, «los honores no consisten en tenerlos, sino en arribar a merecerlos» lo que sí quieren y hasta, por qué no decirlo, exigen, es que les respeten y les comprendan.

No piden nada para ellos, pero lo quieren todo para su Patria.

Tú tienes que ser un buen soldado el mejor, el más abnegado, el más sobrio. Te tienes que preparar, y te aseguro que la formación es dura.

Tienes que llegar a comprender que no hay satisfacción más grande que la que proporciona el cumplimiento del deber. Entonces, toda tarea es fácil, toda carga es ligera.

Felipe: Hoy es día grande para ti. No lo olvides nunca. También lo es para mí. Mi mayor orgullo es ser el primer soldado de la nación y darlo todo por la Patria. Al ver a mi hijo soldado, pienso en España y pienso en su futuro. En ese futuro en paz en orden y en progreso.

Seguidamente se llevó a cabo un desfile de las fuerzas que habían rendido honores. Terminado el acto, que duró cerca de una hora, Sus Majestades y el Principe se trasladaron, en automóvil, a una explanada del parque del Oeste, en donde, en un helicóptero, se trasladaron a la carretera de Extremadura, a la «Venta de la Rubia- en donde se llevó a cabo un desfile militar por ¡a Brigada Brúnete número 1.

 

< Volver