Autor: Basterra, Francisco G.. 
 El Rey a su hijo Felipe, de uniforme. 
 "Tienes que ser el mejor soldado"     
 
 Diario 16.    28/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

El Rey u su hijo Felipe., de uniforme:

«Tienes que ser el mejor soldado»

Francisco G. Basterra

MADRID, 28 (D16). El Principe de Asturias, Felipe de Borbón y Grecia, de nueve años de edad, con el pelo muy corto como un recluta y con uniforme caqui, se integró esta mañana como soldado de honor en el Regimiento de Infantería Inmemorial del Rey número 1.

Formado en la primera fila de la primera compañía del primer batallón del citado Regimiento, el más antiguo de España, don Felipe escuchó en posición de firmes como su padre, vestido de capitán general del ejército de Tierra, le decía: "Quiero que seas un buen soldado, que es le mismo que decir un buen español."

Anteriormente, lo mismo que al final de la ceremonia, celebrada en el patio de armas del acuartelamiento Infante Don Juan, sede del Inmemorial número 1, el soldado Felipe de Borbón se cuadró y saludó militarmente a su padre, el Rey.

Don Felipe llegó a las diez de la mañana al cuartel vestido con chaqueta azul cruzada y pantalón gris, largo, y después de firmar su filiación básica de alistamiento fue Vestido con el uniforme de soldado, con guantes blancos de gala, para pasar a ocupar su puesto en la formación.

La Reina Doña Sofía, visiblemente emocionada, y miembros de la familia real, entre ellos la condesa de Barcelona, abuela del nuevo soldado, asistieron a la ceremonia, Junto con los presidentes del Gobierno y de las Cortes, los ´vicepresidentes del Gabinete, teniente general Gutiérrez Mellado y Alfonso Osorio. También se hallaban presentes los tres ministros militares y los jefes de Estado Mayor de los tres Ejércitos.

Orgullo de soldado

"Mi hijo afirmó en su alocución el Rey ante el Regimiento formado en el patio de armas con don Felipe se vincula hoy de por vida a los Ejércitos de España." "Quiero que se identifique con las Fuerzas Armadas", añadió.

Don Juan Carlos afirmó a continuación :"Felipe, eres soldado y

tienes que estar dispuesto, si fuera necesario, a dar tu vida en defensa del honor, de la independencia y de la libertad de la Patria."

"Tienes que ser un buen soldado, el mejor, el más abnegado, el más sobrio y te aseguro que la formación es dura." "Mi mayor orgullo dio el Rey es ser el primer soldado de la nación y darlo todo por la Patria. Pienso en el futuro de España en paz, orden y progreso."

"Que las Fuerzas Armadas concluyó el Rey , modelo de lealtad y disciplina, sigan formando a nuestros jóvenes y montando la guardia permanente de España. Y que todos y cada uno de nosotros sepamos cumplir con nuestro deber."

Terminada la alocución del Jefe del Estado, el Regimiento y los asistentes, incluidos el Rey y el presidente del Gobierno, entonaron el himno de la Infantería, a cuyo término los presentes gritaron: "¡Viva el Rey!"

El Príncipe don Felipe salió seguidamente de la formación, saludó militarmente a la bandera del Inmemorial número 1 y se dirigió hacia donde estaban sus padres. Al llegar ante el Rey le saludó militarmente y después abrazó a su madre.

Acto seguido, el Regimiento y una compañía de las Fuerzas de Operaciones Especiales (boinas verdes) desfilaron ante los Reyes. Al término de la parada, don Felipe saludó, uno por uno, a los generales, jefes y oficiales del Regimiento y de la guarnición de Madrid presentes en el acto.

Por último, Don Juan Carlos y Doña Sofía, así como la familia real, pasaron a la Sala de Banderas del Regimiento, donde firmaron en el libro de honor de la unidad.

El documento conmemorativo del acto de filiación del Príncipe de Asturias fue firmado, como testigos, por el ministro del Ejército, teniente general Alvarez-Arénas; el jefe del Estado Mayor del Ejército, general José Vega Rodríguez; el capitán general de la I Región (Madrid), general Federico Gómez de Salazar; el jefe del Cuarto Militar del Rey, teniente general Joaquín de Valenzuela Alcíbar Jáuregui, y el coronel del Inmemorial.

Alfonso XII y Alfonso XIII, así como los hijos de este último don Alfonso y don Gonzalo, fueron filiados también en su día como soldados del Ejército en el Regimiento Inmemorial.

 

< Volver