Autor: Contreras, Lorenzo. 
 Resonancia política del viaje. 
 El Vaticano, valedor de las intenciones democratizadoras del Trono     
 
 Informaciones.    10/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

El Vaticano, valedor de las intenciones democratizadoras del Trono

Por Lorenzo CONTRERAS) (Enviado especial de INFORMACIONES)

ROMA, 10.

EL Vaticano atribuye o, la Monorguía española el mérito de haber sabido renunciar, después de los obstáculos y tensiones que caracterizaron los últimos años del Gobierno de Franco, a algunos de los privilegios reconocidos por el Concordato: el primero de todos, el de condicionar la elección de obispos. Pero otros aspectos del viejo Concordato necesitan ahora de ulteriores actualizaciones. Y este será justamente el tema que el ministro señor Oreja tratará, durante su visita, con monseñor Casaroli.»

Estos puntos de vista, tan afirmativos y concluyentes, eran ayer suscritos por el diario procomunista «Paese Sera», y están hoy en la atmósfera política que a España concierne, justo cuando el Rey don Juan Carlos acaba de celebrar en el Vaticano su primer contacto oficial con el Papa Pablo VI. El Monarca español ha cumplido su deseo de «ir a Roma cuanto antes», según los especialistas eclesiásticos de nuestro país. Esta actitud está en correcta «linea vaticana», aunque no conste que esté en la dirección de las preferencias de la Iglesia española, donde se advierte menos prisa, menos preocupación por acelerar el proceso que ha de llevar a nuevos acuerdos Iglesia-Estado cuando todavía las Cortes no han sido renovadas democráticamente. En este sentido no se deja de apreciar una cierta objeción o prudencia entre quienes se muestran partidarios de dilatar los acuerdos actuales.

Las antiguas reservas vaticanas respecto a la renovación de los pactos con el Estado español han desaparecido completamente. Es aqui donde reside el meollo diplomático del asunto Los Interlocutores válidos de siempre han querido crear el clima preciso para avanzar en el terreno que les afecta, y están en trance de una definitiva aproximación que con toda probabilidad no será demorada. La historia Casaroll López Rodó no volverá a repetirse porque las circunstancias son otras y otros también los protagonistas directos. En los ambientes españoles de Roma se tiene la impresión de que el viaje de los Reyes consagra una armonía previa entre los dos Estados, el español y el pontificio. Al mismo tiempo, este viaje obtiene una resonancia política de clara rentabilidad para los planteamientos generales del Gobierno Suárez, que es tanto como decir para las intenciones democratizadoras del trono. El Vaticano es un buen valedor para esa política de cara a la saciedad española y a sus fuerzas reales.

DESPLIEGUE

DE MEDIDAS

DE SEGURIDAD

Roma ha .recibido a los Reyes de España en un marco de agobiantes problemas propios. Una manifestación «monstruo» de estudiantes llenaba una amplia zona de la ciudad y servía para evidenciar la alta concentración politicial que esta democracia es capaz de exhibir. Los «carabinieri» tenían, de otro lado, que velar por la seguridad de los regios visitantes. Todos estos compromisos de las fuerzas del orden por hechos simultáneos, aunque no relacionados entre si, motivarón un Impresionante despliegue. La llegada de los Monarcas españoles habla tenido en las vísperas su oportuno realce a través de varios centenares de carteles que lucían en los muros de los edificios más céntricos y trasladaban al ciudadano de Roma, junto con la imagen de don Juan Carlos en traje civil, esta valoración: «Rey católico, Rey de la libertad, romano de nacimiento, europeo por vocación.» Firmaban el mensaje el Comité International Monarchiste, la Unione Monarchica Italiana y el Fronte Monarchico Giovanile.

PINTADAS ANTITERRORISMO

A pesar de sus problemas, Roma disfruta de calma relativa. Una Intensa propaganda mural contra la violencia se halla en curso. En el Tras-tevere, el Partido Socialista ha distribuido por doquier sus denuncias de un terrorismo que «golpea todavía a ciudadanos, agentes y funcionarios». Los pasquines piden «la estrecha solidaridad de las fuerzas democráticas», al tiempo que «una acción firme y constante del Gobiernos. También, «la unidad consciente de todos los ciudadanos contra la provocación fascista».

En otra zona de la ciudad, el Partido Radical pedia y pide "cárcel para evitar revueltas, conflictos, evasiones...».

El Rey de España visitó ayer de incógnito, porque no hubo anuncio oficial de ello, la iglesia de Montserrat, donde está enterrado su abuelo Alfonso XIII. La zona en que la iglesia se halla enclavada tiene difícil protección policial, y ello motivó al parecer la discreción de las autoridades. En el aeropuerto de Ciampino, donde los Reyes fueron recibidos por altos dignatarios vaticanos (entre ellos monseñor Benelli), los controles de seguridad fueron muy rigurosos.

CONTACTOS CON LEONE Y ANDREOTTI

En cuanto a los aspectos oficiales de la visita, debe tenerse presente que no se trata de un viaje oficial al Estado italiano, sino al Estado Vaticano, razón por la cual los mayores brillos protocolarios van a producirse en el marco de la Santa Sede. No obstante, aquí se concede especial importancia a los contactos del Rey con el Jefe del Gobierno, señor Andreotti, y con el Presidente de la República, señor Leone. Con él primero celebrará mañana un "desayuno de trabajo" y con el segundo, esta noche, una cena, "U Popólo", órgano de la Democracia Cristiana, realzaba ayer tas aspectos "profanos" de tales contactos. Uno de sus columnistas, Arturo Pellegríni, firmaba anoche estas impresiones: "Aunque se

trate de conversaciones del todo informales, aeran examinados los principales problemas bilaterales y, en particular, la futura adhesión de España a la Comunidad Europea." Destacaba el comentarista el reciente encuentro de la Democracia Cristiana Europea con la española en Madrid (Jornadas de encuentro con Europa del Equipo Demócrata Cristiano del Estado Español), y concluía:

"No cabe duda que España dará nuevos y probablemente irreversibles pasos hacia la constitución de un sistema efectivamente democrático y pluralista."

Este es, hasta el momento, el primer balance urgente de la histórica visita de los Reyes de España a Italia, un viaje que ha deparado a don Juan Carlos la oportunidad de comprobar la excelente acogida que aqui, tanto en televisión como en Prensa, ha obtenido su Imagen de monarca Innovador. "El Tempo" le dedicaba ayer un extenso articulo encabezado por este titular: "Juan Carlos, il temporeggíatore". Es decir, Juan Carlos, el hombre que supo esperar su oportunidad histórica con discreción y suénelo.

El perfil ibérico de estos días tendrá su complemento con la próxima visita de Mario Soares, en cuya agenda de trabajo figura el tema de los intereses lusos ante la Comunidad Económica Europea,

SE CONCEDE ESPECIAL IMPORTANCIA A LOS CONTACTOS «INFORMALES» DEL REY CON LEONE Y ANDREOTTI

POR RAZONES DE SEGURIDAD, LOS MONARCAS VISITARON PRIVADAMENTE LA TUMBA DE ALFONSO XIII

 

< Volver