Quinto Príncipe de Asturias. 
 La espontaneidad de un Príncipe     
 
 ABC.    22/01/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Príncipe de Asturias

U ESPONTANEIDAD DE UN PRINCIPE

Madrid. (De nuestra Redacción.) El Príncipe Don Felipe será el trigésimo quinto de los Infantes de España que reciben el título de Príncipe de Asturias, Principado que tradicionalmente corresponde al heredero de la Corona de España.

El Príncipe Don Felipe nació el 30 de enero de 1968, en la clínica de Nuestra Señora de Loreto, de Madrid, a la una menos cuarto de la tarde. Con ocasión de este nacimiento, S. M. la Reina Doña Victoria Eugenia regresó a España por primera vez desde 1931.

Dos días después del nacimiento fue presentado a la Prensa por Don Juan Carlos. En aquella ocasión Don Juan Carlos declaró: «España tiene un servidor más.»

El 8 de febrero el Infante Don Felipe fue bautizado en el Palacio de la Zarzuela. Fue apadrinado por su augusta bisabuela, la Reina Doña Victoria Eugenia, y su egregio abuelo, el Conde de Barcelona, El sacramento fue administrado por el entonces arzobispo de Madrid-Alcalá, doctor Morcillo, y a la ceremonia asistieron el generalísimo Franco, la Condesa de Barcelona, el Gobierno, los duques de Calabria, el Infante don Luis Alfonso de Baviera y otros miembros de la Casa Real: la Reina Federica de Grecia y su hija la princesa Irene.

El Príncipe cursa estudios en Madrid y domina a la perfección los idiomas Inglés y francés.

El Príncipe Don Felipe asistió el 22 de julio de 1976 a unas maniobras militares que se celebraron en Segovia, acompañando a su padre. En aquella ocasión el Principe siguió con gran Interés el desarrollo de las operaciones.

Sus apariciones en público han sido acogidas siempre con muestras de simpatía y cariño por el pueblo español. A pesar de sus Intentos por someterse a las rígidas normas del protocolo, lo rompe en numerosas ocasiones con gestos y travesuras propios de un niño que a finales de mes cumplirá nueve años.

 

< Volver