Los Reyes visitaron ayer la provincia de Castellón y Sagunto. 
 "Estas tierras nos invitan a buscar soluciones de unidad, clave del porvenir de España" (don Juan Carlos en Morella)  :   
 La capital de La Plana estaba adornada con alfombras de flores y hojas de naranjo para recibir a Sus Majestades. En Sagunto se está realizando la mayor inversión de la Historia de España, pero la industria se come el campo. 
 Informaciones.    03/12/1976.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 36. 

LOS REYES VISITARON AYER LA PROVINCIA DE CASTELLÓN Y SAGUNTO

Estas tierras nos invitan a buscar soluciones de unidad, clave del porvenir

de España (don Juan Carlos en Morella)

LA CAPITAL DE LA PLANA ESTABA ADORNADA DE ALFOMBRAS DE FLORES Y HOJAS DE NARANJO PARA RECIBIR A SUS MAJESTADES

EN SAGUNTO SE ESTA REALIZANDO LA MAYOR INVERSIÓN DE LA HISTORIA DE ESPAÑA, PERO LA INDUSTRIA SE COME EL CAMPO

CASTELLÓN 3 (INFORMACIONES y agencias).

LOS Reyes Iniciaron ayer su jornada a las diez y cuarto de la mañana, saliendo camino de la provincia de Castellón, donde visitaron a lo largo de la mañana las localidades de Nules. Burriana, Villarreal y Onda.

Acompañaban a Sus Majestades en el viaje el ministro de Industria, que lo era de Jornada, don Carlos Pérez Brido; El capitán general de la III Región Militar, don Antonio Taix Planas y los Jefes de la Casa Real y del Cuartel Militar de S. M.

En Nules, los Reyes visitaron la cooperativa de exportación de cítricos San José, número 1, donde fueron obsequiados con una caja de clementinas, que los Monarcas probarón allí mismo. Durante el recorrido por la planta, don Juan Carlos y doña Sofía estrecharon la mano de los trabajadores y descubrieron una placa conmemorativa de la visita

DON JUAN CARLOS, ALCALDE DE BURRIANA

A continuación, los Reyes siguieron viaje a Burriana, donde fueron recibidos con volteo general de campanas y disparo de una «mascletá» de cohetes, mientras la banda municipal interpretaba el himno nacional. Don Juan Carlos contestó al saludo del alcalde, diciendo que no seria esta su última visita a Burriana. Ya en el templo de San Pascual Bailón, donde se conservan las reliquias del Santo. el alcalde, don Manuel Amorós, entregó una placa, en la que consta el acuerdo del 16 de febrero de 1974 de la Corporación Municipal, por el que se nombró alcalde honorario perpetuo de la villa de Villarreal de los Infantes, al entonces Principe de España, don Juan Carlos de Borbón.

Su Majestad el Rey respondió al ofrecimiento del alcalde con las siguientes palabras:

«Gracias, alcalde, por sus palabras. Yo también me siento muy cerca de Villarreal.

Hace tiempo prometí que vendría a visitaros, y hoy la promesa es realidad, comprenderéis mi satisfacción al cumplir mis propósitos. Conozco a vuestras gentes. Sé de su nobleza y sensibilidad. Deseaba visitaros.

Pero muy especialmente quería pedir a San Pascual, este Santo humilde pero tan próximo al Señor, que nos ilumine en nuestra misión y a todos nos de fe y esperanza. Virtudes imprescindibles si queremos avanzar con decisión en el camino de engrandecer a la Patria.,

Tras una breve ceremonia religiosa, los Reyes besaron el arcón donde se conservan los restos del San Pascual, y emprendieron viaje a Onda. El cardenal-arzobispo de Madrid, monseñor Enrique y Taran

con, hijo de Burriana, no ha podido acompañar a los Reyes en la visita a su pueblo natal por encontrarse en Roma. Hace unos días escribió al alcalde explicando su ausencia y el propósito que tenía de viajar junto a sus paisanos.

EL PRIMER REY EN MUCHOS SIGLOS

Los Reyes habían sido recididos y saludados por las autoridades en la avenida de José Antonio, donde el alcalde, don Joaquín Marti, dijo que la milenaria villa de Onda tenía el privilegio de recibir una visita real, de la que no se tenía memoria desde hacía varios siglos Don Juan Carlos respondió con las siguientes palabras:

«Las palabras de vuestro-alcalde tienen un hondo significado. Las agradecemos los dos sinceramente.

Al llegar este pueblo milenario a la sombra de Peña Golosa y del Espadón, nos imaginamos a hombres aguerridos que pisaron estas tierras para ensanchar España, defender-ideales o restaurar la unidad. Estos montes nos hablar de heroísmo. Y sería incompleta nuestra visita sin conocer esta zona importante de lo geografía levantina y con tanta resonancia fuera de aquí. Os felicito por vuestro esfuerzo y tenacidad y os animo a proseguirlos con espíritu de superación. A todos nuestro muy sincero afecto

DIOS, PATRIA, FUERO Y REY

A primera hora de la tarde los Reyes llegaron a Morella. En un principio, el víaje debían haberlo realizado en helicóptero, pero dado que el viento corría en la reglón levantina a 150 kilómetros por hora, hubieron de desistir, y lo hicieron en automóvil. En la puerta de San Miguel fueron recibidos por el alcalde de la ciudad, don Vicente Martínez Fabregat, a quien acompañaban las autoridades. En un breve discurso, el señor Martínez Fabregat recordó la historia de Morella y su vinculación a la Monarquía, evocando la visita que realizó hace un siglo el Rey Fernando de Antequera Don Juan Calos-

descubrió una placa conmemorativa de su visita y dirigió unas palabras a los vecinos de Morella, que habían acudido a recibirles:

"Gracias, alcalde, por sus palabra.

Esta ciudad de Morella, fiel, fuerte y prudente, como habéis, dicho, tiene una historia sugestiva y fecunda.

Camino de conquista, el Cid la incluía en sus itinerarios.

Lugar de príncipes, nido de águilas y refugio de guerreros, pocos lugares presentan el mismo poder de evocación y el mismo valor de ejemplo.

Por eso, aquí, en esta legendaria Morella, todo invita a meditar. Él vigor de vuestros habitantes tiene que ser ejemplo de la fortaleza que todos necesitamos y de la que son símbolo estas montañas. Cerca queda el mar Mediterráneo, que nos señala un camino de cultura y de entendimiento. Tierras tan próximas y a] mismo tiempo tan diferentes nos invitan a buscar las soluciones de unidad, que tanto necesitamos y son clave de) porvenir de España."

Entre grandes vítores, vivas y muestras de admiración, les Reyes recorrieron la ciudad Don Ramón Forcadell, que presidia una representación de la Hermandad del Maestrazgo dijo a don Juan Carlos: "Estáis en el histórico y lealisimo Maestrazgo cuna de héroes y patriotas y los aqui presentes son firmes y leales a los ideales de Dios, Patria, Fuero y Rey. Tras visitar la artística iglesia mayor de Morella, se trasladaron al hotel Cardenal R a m. donde asistieron a un almuerzo ofrecido por las primeras autoridades provinciales y locales

VIVA CASTELLÓN VIXCA ESPANYA!

A las seis de la tarde, ios Reyes llegaron a Castellón de la Plana. En la plaza de Santa Clara, una compañía del Regimiento de Infantería motorizada Tetuán, número 14, con bandera, banda y música, rindió honores de ordenanza. El Rey acompañado del capitán general de la IV Región Militar, pasó revista a las tropas.

Por la calle de Vera, alfombrada con flores y hojas de naranjo, los Reyes se dirigieron al Ayuntamiento, donde fueron obsequiadas con dos platos de cerámica de AIcora y un busto en bronce del escultor castellonense, don Juan Bautista Adsuara. Ya

en el balcón fueron aclamados por la multitud y saludados por el alcalde. Don Juan Carlos contestó con las siguientes palabras:

«Castellonenses: La Reina y yo queremos ante todo excusarnos por nuestro retraso y la espera que habéis tenido. Os lo agradecemos de todo corazón.

Gracias, alcalde, por sus palabras que están llenas de afecto y lealtad.

Después de recorrer gran parte de esta provincia,, llegamos a su capital, la "fiel y leal" villa de Castellón, que fundada por los fenicios y trasladada a su actual emplazamiento por el Rey don Jaime, ha tenido privilegios de realengo y es el núcleo que aglutina comarcas tan variadas y distintas como las que hoy hemos tenido la suerte de recorrer.

La Plana feraz, suave e incisivamente mediterránea, el Maestrazgo, duro, agreste y legendario, con su nido ,de Morella y la dulzura de San Mateo, la belleza de Peníscola, tienen en común, uniéndolo en su historia y proyectándolo hacia el futuro, a un pueblo que por su lealtad y energía, ha sabido conquistar singular renombre en la historia patria.

Hace tiempo que deseábamos la Reina y yo visitaros. Hoy se han cumplido nuestros deseos y podéis estar seguros que volveremos, pues, si antes teníamos- ilusión, hoy sentimos la necesidad de profundizar más en vuestros problemas y conoceros mejor, para estar muy unidos en la tarea apasionante de forjar entre todos esa España a la que nos hemos entregado.

¡Viva Castellón´ ;Vixca Espanya!»

•SAGUNTO: LA INDUSTRIA SE COME EL CAMPO

Desde Castellón, los Reyes se trasladaron a la localidad de Sagunto, ya en la provincia de Valencia, donde miles de personas esperaban su llegada sobre las nueve de la noche. Algunas de las pancartas" exhibidas decían: «Decretos Justos. No privilegiados», «¡Expropiados confiamos en el Rey», todas ellas referidas al problema padecido por los propietarios de tierras que han sido expropiadas para poner en marcha la IV Planta Siderúrgica de Sagunto.

El Rey-fue aclamado constantemente a su llegada al Ayuntamiento de Sagunto donde el alcalde prenunció un discurso de bienvenida y dijo a los Reyes que tuvieran la seguridad de que su imagen

estaba despertando en todos los pueblos de España un irreprimible sentimiento de alegría, «porque en vos encontramos la segundad de que se realizarán nuestros anhelos».

A continuación, don Juan Carlos pronunció las siguientes palabras.:

(Alcalde: Gracias por estas palabras tan llenas de sinceridad, tan honestas, tan bien dichas y tan verdaderas.

Saguntinos: Os queremos agradecer, la Reina y yo, vuestro recibimiento y vuestra lealtad a nuestras personas y A la Monarquía que encarnamos. Transmitiré al Gobierno vuestras preocupaciones y el Rey velará por Sagunto, que es una parte más de España. Todos unidos seguiremos haciéndola grande y todos juntos trabajaremos para ella.»

Acto seguido los Reyes pasaron al salón de sesiones del Ayuntamiento, donde presidieron una sesión en la cual el alcalde, señor Adán, pronunció un largo discurso, en el que explicó cuales eran las necesidades más apremiantes de Sagunto, ciudad que Cuenta con más de cien mil habitantes: habían puesto su confianza en la IV Planta Siderúrgica, ya que ofrecía 4.000 puestos de trabajo, aunque en estos momentos, dijo el alcalde, la sensación que tenemos es de desencanto y frustración, ya que ocupaba excesivo terreno y los ingresos del Ayuntamiento corrían el peligro de extinguirse porque disminuía el número de contribuyentes; la expropiación para los terrenos de la planta siderúrgica había supuesto la desaparición de 1.500 hectáreas, lo que significaba un 25 por 100 de- regadíos expropiados, y pidió que se pagase lo justo a los mil personas objeto de la expropiación.

Hacia las diez de la noche, don Juan Carlos y doña Sofía se retiraron a su residencia de

El VISITA A LA PLANTA

SIDERÚRGICA

Por la mañana, antes de iniciar el recorrido por la provincia de Castellón, el Rey acudió a visitar la planta siderúrgica de Sagunto.

En la IV Planta Siderúrgica, el presidente de Altos Hornos del Mediterráneo dio la bienvenida a la comitiva real. El presidente informó al Rey que sólo en la IV Planta tendrán trabajo diez mil personas. Esta es la mayor inversión de la historia de España dijo y la , realización próxima de la segunda fase supondrá un aumento de seis veces sobre las instalaciones actuales

3 de diciembre de 1976

 

< Volver