Autor: Baselga, Ana. 
 Los Reyes, en París. 
 Una nueva batalla diplomática     
 
 Arriba.    29/10/1976.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

UNA NUEVA BATALLA DIPLOMÁTICA

(Por télex de nuestra enviada especial Ana Baselga.) Una nueva batalla diplomática fue librada en el día de ayer. La «starlette» de la jornada es la conversación de media hora mantenida entre el primer ministro Ralmond Barre y el Rey de España en Marigny; por supuesto que el Rey ha preguntado a Barre sobre su polémico plan económico, pero parece casi seguro que el eje central de la conversación ha sido la discreta llamada del Rey a las puertas del Mercado Común, teniendo en cuenta las vinculaciones de Barre con la organización europea.

Por otra parte, la visita del Rey a primera hora de la mañana a la empresa Thomson ha dado pie para una sere de comentarios acerca del sistema de televisión en color que podría incorporarse en España. SI tenemos en cuenta que en la actualidad son 300.000 españoles los que tienen televisores en color que funcionan con el sistema PAL, que un reconversor a SECAM cuesta 10.000 pesetas, la tesis de implantar esta patente francesa en nuestro país supondría un (actor inflacionista grande. Pero Francia no parece resignarse a no vendernos su producto y ha propuesto una tercera vía «tan a la page»: la venta de reconvectores de PAL a SECAM y la creación de una tercera cadena de televisión que funcionara con su patente. Siempre según la versión no oficial, de todas formas la importancia de la visita va más lejos: al Rey se le ha mostrado gran cantidad de material militar de creación francesa que a la larga podría interesarnos.

El «Hotel de Ville» ha sido la nota emotiva de la jornada. El llamamiento de Giscard por la televisión a los parisienses ha surtido efecto, y eran muchos miles los congregados para presenciar la entrada y salida de los Monarcas en la Alcaldía. Los sistemas de seguridad eran draconianos, nadie podía dar un paso sin acreditación. Por eso, el hecho de que el Rey haya ordenado abrir una barrera para estrechar la mano a sus «fans» franceses ha desesperado a los encargados de la seguridad en París. Importante es reseñar que a la entrada del Rey en el «Hotel de Ville», el concejal del Partido Socialista, Benassaye, ha entregado una carta al Rey en la que pedía amnistía total, solidaridad con el PSOE, reconocimiento de todos los partidos, etc.

Hay que destacar también que con motivo de acompañar al Rey al «Hotel de Ville» se ha mantenido la entrevista Juan Carlos-Poniatowski, en la que el tema fronterizo ha sido ampliamente abordado, y parece que el ministro francés ha dado garantías al Rey sobre su decisión a resolver este punto. Por su parte, el grupo KAS (Coordinadora de Grupos Abertzales) ha celebrado una rueda de Prensa en los locales del PSU (Partido Socialista Unificado Francés) en la que se ha abordado la situación de los refugiados españoles y los deportados a Yep. También en el mismo contexto, la bomba que el miércoles a la una y media de la madrugada fue puesta en los locales de la Interpol, ha sido reivindicada por un grupo de deportados españoles, que han declarado haberla colocado para castigar a la Interpol por su colaboración con el Gobierno español en la represión de la oposición.

La visita a la Escuela Militar ha durado apenas un cuarto de hora. Como dato curioso hay que comentar el que dos mujeres se sentaban entre. los altos mandos franceses y el que tres españoles cursen estudios en la actualidad en «L´Ecole Militar».

Los periodistas franceses, directores y redactores-jefes, han celebrado una entrevista con el Rey. Por supuesto, los órganos periodísticos de extrema izquierda no han sido imitados. «off the record» pa-

rece seguro que la palabra «bunker» ha sido contestada con una sonrisa, que el tema OTAN ha quedado en el aire, que el Rey tiene confianza absoluta en el buen camino de la «reforma», en la imposibilidad de un paso atrás. Marcelino Oreja ha asistido a la entrevista y ha respondido a diversas cuestiones técnicas. El Rey ha bromeado con los periodistas, según su costumbre, y un portavoz del Elíseo ha declarado que ha sido un éxito. Hoy conoceremos en la Prensa las reacciones escritas y a las nueve de la mañana los periodistas españoles probaremos nuestra «chance» con el Rey en Marigny.

La Reina Sofía ha visto satisfecha su curiosidad arqueológica en las ruinas de Notre Dame, que, por primera vez, han sido enseñadas a los periodistas y que los franceses y el resto de los posibles curiosos tardarán dos años en poder volver a visitar.

En Les Amies de Karen se ha producido un Incidente, con el conato de manifestación a la puerta de un centenar de enfermeras, que, sin embargo, no ha llegado a trascender. Hay rumores sin confirmar de que se han producido dos detenciones y ha habido protestas de varios sindicatos. Por lo demás, la visita de la Reina ha transcurrido con toda normalidad. Este hospital está especializado en «subnormales profundos» que hayan sido rechazados en otros hospitales. La Reina se ha interesado por diversos casos en concreto y no ha parado de disparar preguntas a la directora del centro, que, posteriormente, ha comentado que se notaba que Doña Sofía era una persona muy informada en este tema.

Por último, ayer por la noche se celebró la cena en la Embajada española, la recepción que el Rey ofrece a Giscard d´Estaing y el tema de la no asistencia de Poher y Faure sigue en el aire.

Viernes 29 octubre 1976

Arriba 9

 

< Volver