En el Real Monasterio de Poblet. 
 Los Reyes clausuraron la conmemoración del VII centenario de la muerte de Jaime I     
 
 Ya.    22/09/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

EN EL REAL MONASTERIO DE POBLET

LOS REYES CLAUSURARON

la conmemoración del VII centenario de la muerte de Jaime I

El abad del monasterio ofició la misa funeral • Posteriormente, los Monarcas presidieron un acto académico en la sala capitular • Intervinieron en él, entre otras personalidades, el alcalde de Barcelona, los presidentes de las Diputaciones de Zaragoza, Baleares y Valencia y el síndico de Montpellier . El ministro de Información glosó, finalmente, la figura histórico de Jaime 1

TARRAGONA, 21. (Lagos 3 Cifra.)—Para presidir en el real monasterio de Poblet la clausura de ios actos conmemorativos de) séptimo centenario de la muerte de Jaime I, mediada la emanan a,; en un avión Mystere de la Subsecretaría de Aviación Civil, llegaron •1 aeropuerto de Reus Sus Majestades los Revés de España. Les acompañaba el ministro del Aire, don Carlos Franco Iribarnegaray, y séquito. Les recibió el ministro de Educación y Ciencia, don Aurelio Menéndez Menendez, y las primeras autoridades regionales, provinciales y locales. En el real monasterio de Foblet esperaban a Sus Majestades el cardenal arzobispo de Barcelona, los arzobispos de Tarragona y Valencia y el obispo de Mallorca, el presidente del Tribunal Supremo y otras personalidades, así como un gran gentío, que tributó a Sus Majestades a su llegada un entusiástico recibimiento.

En la puerta dorada del monasterio, Sus Majestades fueron recibidos por el alcalde de Vimbodí, don Amadeo Trave, y por el abad del cenobio, don Mauro Esteva. Don Juan Carlos I y doña Sofía ocuparon dos sitiales colocados al lado de la epístola. Ofició la misa. funeral el abad del monasterio, ayudado por los monjes de la comunidad.

En la homilía, el celebrante manifestó que vale -más la concordia en la diversidad que la discordia uniforme, y señalo que queremos tener en nuestros espíritus nuestras tradiciones y nuestros antepasados de la península Ibérica.

Concluido el acto religioso, Sus Majestades mantuvieron una cordial entrevista con el abad y visitaron diversas dependencias del monasterio. En la sala capitular tuvo efecto un solemne acto académico presidido por Sus Majestades. Hizo uso de la palabra en primer lugar el presidente de la Diputación de Zaragoza, don Hipólito Gómez de las Roces, quien dijo que hablaba en nombre de Huesca y Teruel, Indicando que no se podia hablar del rey don Jaime sin referirse a la unidad de España. Le siguió el presidente de la Diputación de Baleares, don Fulgencio Coll de San Simón, quien señaló que el sentido de Jaime I era configurar, como así lo hizo, el nuevo reino. El presidente de la Diputación de Valencia, don José Ramón Izquierdo, destacó la importancia del régimen jurídico valenciano y de los "furs antiguos y nuevos".

El alcalde de Barcelona, señor Viola, comenzó su parlamento en catalán, poniendo de relieve que representaciones de los pueblos de la antigua, corona de Aragón se encontraban alrededor y a los pies de los Reyes para manifestar cu legítimo orgullo por un pasado común y concretamente por un glorioso rey común. Dirigiéndose al Rey, dijo: "Majestad, el reinado de don Jaime I nos da una lección de alta política. Conmemoramos el pasado, pero con una gran y actual fiesta de hermandad de "joyosa germanor" entre aragoneses, mallorquines, valencianos y catalanes. Con igual espíritu se suman los de Murcia, los de Montpellier y los del Rosellón."

Tras el parlamento del tenor Viola hizo uso de la palabra «1 «índico de Montpellier.

Discurso del ministro de Educación

Cerró el turno de discursos el ministro de Educación y Ciencia, que dijo, entre otras cosas:

Jaime I representa, a su modo y en su tiemipo, el puente sobre el que actúan dos épocas bien distintas que se complementan y penetran; de una parte, «1 legado recibido, y de otra, la fundación Y cumplimiento de una empresa nueva y ambiciosa. Seguramente es esta la lección que Jaime I,

tan complejo y enterizo, tan brillante y crítico, tan tradicional y nuevo, nos propone. La lección de un gran monarca que demostró en su tiempo la capacidad Integradora de la monarquía, que supo sumar a sus estados a nuevos reinos y darles la suficiente cohesión para alcanzar más tarde la suprema unidad. La lección de un monarca que llevaba a cabo mía empresas, como él mismo manifestó en su crónica, por causa de Dios y para salvar a España.

finalizadas las palabras del señor Menéndez y Menéndez, que fueron acogidas con grandes aplausos, los Reyes abandonaron la sala capitular, no sin antes saludar al escultor Federico Mares, que momentos antes de la intervención del señor Viola había recibido una cariñosa ovación cuando si alcalde mencionó que la restauración de la sepultura de alabastro donde reposan los restos de Jaime I era obra suya.

En medio de grandes expresiones de afecto, Sus Majestades salieron del monasterio de Poblet. A la salida del claustro, el Ayuntamiento de Vimbodí hizo entrega a los Reyes de una pintura del artista local Gil Moreno de Mora. Don Juan Carlos I es el primer monarca español que visita e] monasterio de Poblet.

Tras despedirse de autoridades y acompañantes. Sus Majestades, acompañados del ministro del Aire, emprendieron viaje por carretera hacia Reus, en cuyo aeropuerto embarcaron en un avión del Ministerio del Aire con destino" a Madrid.

 

< Volver