En su fiesta onomástica. 
 El Rey recibió las felicitaciones del Gobierno y del Consejo del Reino  :   
 A mediodía, SS. MM. se trasladaron a la Ciudad Condal para visitar a su padre, el Conde de Barcelona. 
 ABC.    25/06/1976.  Página: 7-8. Páginas: 2. Párrafos: 22. 

ABC. VIERNES 25 DE JUNIO DE 1976. PAG. 7.

EN SU FIESTA ONOMÁSTICA

EL REY RECIBIÓ LAS FELICITACIONES DEL GOBIERNO Y DEL CONSEJO DEL REINO

Con motivo de la festividad de San Juan Bautista, onomástica de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, Se celebró, en la mañana de ayer, una misa en el Palacio de la Zarzuela, a la que asistieron Sus Majestades y todo el personal de la Caga de S, M. el Rey.

GOBIERNO Y CONSEJO DEL REINO.—Al celebrarse por vez primera de forma oficial la onomástica del Rey, el Gobierno en Pleno acudió al Calado de la Zarzuela a las nueve y media de la mañana a cumplimentar a Sus Majestades.

Los Reyes, acompañados por sus hijos, recibieron al Gobierno, presidido por don Carlos Arias Navarro, cuyos componentes expresaron al Soberano sus deseos de felicidad. Junto a los Reyes y sus hijos se encontraban asimismo el jefe de la Casa Real y altos cargos de la misma. Tras departir unos minutos con ellos en la biblioteca del Palacio de la Zarzuela, los miembros del Gobierno reiteraron su felicitación a Don Juan Carlos y abandonaron la residencia de los Monarcas.

A las diez menos cuarto —según Informa Cifra— acudieron igualmente al Palacio de la Zarzuela los miembros de) Consejo del Reino, encabezados por su presidente, don Torcuato Fernández-Miranda y Hevia, presidente asimismo de las Corles. Fueron recibidos por los Reyes y sus hijos, acompañados por alto personal de la Casa Real, y transmitieron a Don Juan Carlos su felicitación por celebrarse su onomástica.

Al Igual que lo hicieron con el Gobierno, los Reyes departieron con los componentes del Consejo del Reino en la biblioteca del Palacio y agradecieron su felicitación.

OBSEQUIO.—Los obreros que trabajan en la construcción de dos edificios anejos al Palacio de la Zarzuela, que servirán como ampliación de la residencia oficial de los Reyes, han hecho un obsequio a Su Majestad Don Juan Carlos con motivo de celebrar su onomástica.

El obsequio consiste en una artística carabela de plata que han costeada entre todos ellos, y que entregaron al Rey una vez finalizada la misa celebrada en la capilla del Palacio.

Don Juan Carlos aceptó el obsequio y agradeció el gesto que habían tenido con él los trabajadores.

VISITA AL CONDE DE BARCELONA.—Su Majestad el Rey Don Juan Carlos de Borbón

y la Reina Doña Sofia llegaron a Barcelona, por vía aérea, para visitar a su augusto padre, Don Juan de Borbón y Battemberg, que se encuentra Internado en la clínica oftalmológica de! doctor Barraquer, convaleciendo de la operación de desprendimiento de retina que le practicó el martes.

Los Reyes efectuaron el viaje, desde Madrid, en un avión Mystere de la Subsecretaría de Aviación Civil, que tomó tierra en el aeropuerto a las 11,55, siendo recibidos por las primeras autoridades barcelonesas.

Acompañados del gobernador civil de la provincia, señor Sánchez Terán, Sus Majesta-des se dirigieron en automóvil a la clinica Barraquer.

Al llegar el automóvil a la puerta de la clinica, un grupo compuesto por unas 200 personas prorrumpieron en aplausos y vítores a los Reyes de España, mientras se abalanzaban sobre el automovil, hasta el punto de que no podían abrir las puertas del vehículo para salir.

Cuando la discreta escolta consiguió apartar a las personas que rodeaban el automóvil, Sus Majestades penetraron en la clinica, donde fueron recibidos por los doctores don Joaquín Barraquer y don Alfredo Muiños. Seguidamente se dirigieron a la habitación que ocupa Don Juan, en la sexta planta del centro sanitario.

Allí se encontraban la madre del Rey, Doña María de las Mercedes, y sus hijos, los duques de Badajoz y los señores de Zorita, asi como la infanta doña Cristina, Hermana del Conde de Barcelona.

Después de saludar a su padre, Don Juan Carlos mantuvo una entrevista con el doctor don Joaquín Barraquer, quien te Informó de la favorable evolución de te dolencia da Don Juan.

Anteriormente, habla visitado al Ilustre enfermo el doctor Alfredo Muiños, que fue quien realizó la operación. A la salida manifestó a los periodistas que el Conde de Barcelona había pasado la noche descansando, y que el preoperatorio marcha perfectamente. Añadió que hoy no se daría ningún parte facultativo, y que Don Juan tendría que pasar unas dos semanas de convalecencia en la clínica.

Los Reyes de España almorzaron en la clínica, y permanecieron al lado de su padre hasta las cinco de la tarde.

ALMUERZO AL ESTILO CATALÁN. — a almuerzo que celebraron con motivo de su onomástica el Rey Don Juan Carlos y su padre, el Conde de Barcelona, en la clínica Barraquer, en compañía de sus familiares, han querido que fuera al estilo catalán. Un médico de aquel centro, a Instancias de Don Juan Carlos en su anterior visita a Barcelona, ha resulto el deseo del Rey, encargando una «Coca de San Juan» a un veterano de la guerra de Filipinas, de ciento un años de edad, especialista en esta clase de pastelería. Se trata de Jaime Cásanos Fábregas, nacido en Barcelona, veterano de la guerra de Cuba y Filipinas que ha elaborado la coca destinada a la Familia Real el señor Casanes, a sus ciento un años, actualmente ya no trabaja a diario, pero si elabora repostería cuando se trata de encargos especiales. Sus hijos y nietos te ayudan, pero el sigue siendo el responsable del establecimiento.

REGRESO A MADRID.—Don Juan Carlos y Doña Sofía salieron a las cinco treinta de la tarde hacia Madrid, por via aérea.

Sus Majestades abandonaron la clínica Barraquer hacia las cuatro de la tarde, siendo despedidos por empleados del Instituto oftalmológico y numerosos ciudadanos que se habían congregado a las puertas del edificio, con vivas muestras de afecto.

Tras una Dreve visita al puerto barcelonés, la caravana oficia emprendió camino hacia el aeropuerto, donde los Reyes de España subieron a bordo de un Mystere de la Subse, cretaría de Aviación Civil, y fueron despedidos por las primeras autoridades civiles y militares de Cataluña

A mediodía, SS. MM. se trasladaron a la Ciudad Condal para visitar a su padre, el Conde de Barcelona

 

< Volver