Don Juan Carlos: Un año Rey de España. 
 Presencia de los Reyes en la vida española     
 
 Informaciones.    22/11/1976.  Página: 4-5. Páginas: 2. Párrafos: 50. 

DON JUAN CARLOS: un AÑO REY DE ESPAÑA

PRESENCIA

DE LOS REYES

EN LA VIDA

ESPAÑOLA

LA actividad del Rey en este primer año de su remado ha sido intensa, y su presencia se ha hecho palpable tanto en los medios políticos oficiales como en el seno del pueblo.

En sus viajes a Asturias, Cataluña Andalucía y Galicia, don Juan Carlos mantuvo un contacto directo y vivo con las masas populares. En sus discursos ante los organismos del país y ante el pueblo, el Rey ha ofrecido una imagen dinámica y activa que le ha valido el ser considerado come el verdadero motor de nuestro ´peregrinar hacia la democracia.

El Rey don Juan Carlos, a través de sus intervenciones y discursos, ha vertido términos elogiosos hacia la madurez del pueblo español y su responsabilidad y hacia la unidad y disciplina del Ejército

Una de las constantes a lo largo de las palabras pronunciadas por Su Majestad en el primer año de la Monarquía posfranquista ha sido su preocupación por la consecución definitiva de la democracia, la libertad y la justicia para España, cuyo principal garante ha de ser la Corona

CON EL PUEBLO

EN CATALUÑA

NO PUEDE HABER

DISTANCIA

NI BARRERA

ENTRE

LA INSTITUCIÓN MONÁRQUICA Y EL PUEBLO

El 16 de febrero de 1976 los Reyes de España emprendieron viaje a Cataluña, donde el mismo día don Juan Carlos de Bordón se dirigió a los catalanes, en un discurso en el que intercaló un párrafo en catalán

«Llego con emoción a Cataluña en este mi primer víaje oficial como Rey de España. El Rey. que —en expresión de las Leyes Fundamentales— es el representante supremo de la nación, uniere estar en contacto permanente con cuantos elementos la integran, quiere ser Rey de todos los ciudadanos y de todos los pueblos que constituyen la saciada realidad de nuestra Patria. No puede haber distancia ni barrera entre la institución monárquica y el puebló pará cuyo servicio aquélla existe.»

!.„ Yo os aseguro, por lo que al Rey respecta, que ninguna aspiración ni proyecto legítimo quedará sin atender, sea del individuo, del grupo social, de la ciudad, de la provincia o de la región. España esta en paz, y con el esfuerzo de todos continuara en paz y superando todas las dificultades que sabemos existen alcanzará —también con el esfuerzo de todos— un mayor avance en lo económico una libertad más eficaz, una mayor justicia en la sociedad y una mayor elevación en los espíritus,» (Barcelona. 16-II-76.)

(...) >La tarea de nacer un mundo mejor es de todos y no podemos consentir que algunos pretendan, con un afán de exclusivismo, olvidarse de la responsabilidad que como miembros ´de la comunidad nacional a todos nosotros corresponde, y con su egoísmo traten de perjudicar a muchos, pero especialmente a aquellos que económicamente son más débiles.)- (Berga. 17-11-76.)

Durante su viaje a Cataluña, los Reyes de España visitaron, fuera de programa, el Bajo Llobregat. Antes, en Barcelona, don Juan Carlos presidio un Consejo de ministros

... .Quiero que sepáis que el Rey siente como propios los problemas del mundo del trabajo. Y esto no son palabras fáciles. Las Leyes Fundamentales dicen que España constituye una Monarquía social, y es mi deber cuidar que asi sea.» La justicia social, que estamos decididos que impere en España, es, con toda justicia, un conjunto de derechos y de obligaciones, y no pueden ir los unos sin las otras.» (Cornelia. 22-11-76.)

EN ANDALUCÍA

LA CORONA ESTA AL SERVICIO DEL PUEBLO ESPAÑOL

Don Juan carlos y doña Sofia visitaron Andalucía del 29 de marzo al 3 de abril. En la región andaluza, los Monarcas españoles fueron recluidos con gran entusiasmo La mayoria de los andaluces se volcaron en este recibimiento

• (...) La Corona, en tendida como suprema representación de la nación

esta al servicio del pueblo español para garantizarle la paz social el respeto a las leyes y la estabilidad del Estado. La Monarquía, por ser de todos y no de ningún grupo ni partido, puede asegurar la libertad de rada uno, en el respeto de los demás la anidad de la nación en la diversidad de sus pueblos, la igualdad de los ciudadanos y su acceso ordenado a los bienes económicos y espirituales que nuestra sociedad, joven y dinámica, puede crear con el esfuerzo de todos y para el disfrute de todos.» (Sevilla. 29-3-76.)

• (...) En este viaje por algunas provincias "andaluzas, y en el que en cuanto sea posible realizaremos por

las otras cuatro, queremos penetrar en profundidad en la Andalucía auténtica, esta tierra que con su gran capacidad creadora ha dado una especial dimensión al alma de España "y que guarda todavía . un arsenal enorme de

posibilidades pensando en nuestro futuro.>> ( Cádiz, 1-4-76.)

EN ASTURIAS

HAGAMOS DE NUESTRA

ESPAÑA

UN PAÍS DONDE

LA CONVIVENCIA

SEA ABIERTA

Los días 18 y 19 de mayo los Reyes de España visitaron Asturias. Durante la visita a la región asturiana los Reyes Hicieron escala en el santuario de Covadonga donde don Juan Carlos dio cuenta de la aceptación del Principado de Asturias para su hijo don Felipe fin la mañana del dia 19 los monarcas- españoles decendieron, con atuendo minero, a la galería del pozo «María Luisa», de Hunosa. Este mismo día el Rey se reunió con el Jurado de empresa de Hunosa y por la tarde los Reyés emprendieron viaje de vuelta a Madrid

La personalidad asturiana, tan clara, tan noble y tan esforzada, ha dejado su sello en todos los rincones de (a Patria y aún hincho más alla de sus fronteras y del mar. En patriotismo asturiano es un tesoro inapreciable, y es un ejemplo para todos los españoles (a manera equilibrada en que sabéis integrar vuestra acusada conciencia regional en la suprema unidad de España.» (...) «La unidad de España, cifrada en la Monarquía, se fundamenta en la igualdad de todos sus hombres, de todas sus pro-

vincias y regiones, de las que ninguna es superior a las otras ni puede ser superada por las demás. La unidad de la Patria presupone la libertad y la igualdad de todos sus componentes y es el producto, de la hermandad sincera y fecunda de todos los españoles.,, (Covadonga, 18-VI-76.)

(...) Hagamos de nuestra España définitivamente un país donde la, convivencia de todos sea abierta, grata y segura. Desterremos la violencia, no sólo con el peso Inexorable de la ley, sino con el concurso leal y decidido de todos los ciudadanos. Que nuestros hijos puedan ir seguros a la escuela o a sus juegos y nosotros tranquilos al trabajo o a la diversión honrada, sin que se ponga en peligro la vida o alegría de ninguno. Sobre esta base de paz social, la unidad de todos los españoles, la libertad, la justicia y el progreso son valores por los que vale la peña combatir día a día desde nuestros puestos de trabajo y desde el seno de nuestras familias. Son también los valores por los que todos los ciudadanos tienen derecho a esforzarse, participando plenamente en la noble actividad -política, dentro de las leyes.

EN GALICIA

ENCAUZAR

EL VIVO ESPÍRITU

REGIONAL

Galicia fúe visitada por la familia real del 24 al 30 de Julio. En este periodo de tiempo Don Juan Carlos realizó la tradicional ofrenda al Apostol Santiago patrono de España En Vigo le fue solicitada al Rey la readmisión de los trabajadores despedidos de Citroen Híspania y la aplicación de la amnistía En Orense le fueron expuestas a Rey la crisis del campo y el drama de la emigración

En La Coruna se llevó a cabo el Consejo de ministros que dio como resultado la concesión de la amnistía,

O (...) .Nuestros, tiempos traen problemas nuevos que exigen soluciones nuevas. El crecimiento de la población, la razonable exigencia de un mas alto nivel de vida, las crecientes dificultades en la defensa del me dio ambiente y de la Naturaleza, la creación de suficientes puestos de trabajo y de escolarizacion. A todo ello hemos de atender, y con entusiasmo todos juntos (Pontevedra.,26- 7-76.)

• ( ..) «Debemos potenciar nuestras ciudades y cabeceras de comarca sin romper el equilibrio de nuestra; tradicionales formas de vida; tenemos que procurar solucionar los problemas de la emigración, a la vez que creamos condiciones de vida dignidad para todos.

Hemos de defender nuestra tierra, nuestro mar y nuestro cielo, pero sin detener el desarrollo y elevando el nivel de vida de los gallegos. Hemos de romper el aislamiento tradicional, lograr una mayor cooperación con todas las partes de España y encauzar fecundamente el vivo espíritu regional y regional que os anima.» (La Corona, 29-7-76.)

22 de noviembre de 1976

INFORMACIONES / ESPECIAL

DON JUAN CARLOS: UN AÑO REY DE ESPAÑA

CON LAS FUERZAS ARMADAS

LA UNIDAD,

LA DISCIPLINA

Y LA EFICACIA

DE LOS EJÉRCITOS

ES FUNDAMENTAL

PARA EL FUTURO

DE NUESTRO

PUEBLO

Don Juan Carlos de Borbón, en el primer día de su reinado, envió un mensaje a las fuerzas armadas, en el que decía, entre otras cosas, lo siguiente:

«En estos momentos en

que asumo la jefatura de las fuerzas armadas, me dirijo a todos vosotros con profunda ilusión y fundadas esperanzas.

Sois los depositarios de los más altos ideales de la patria y la salvaguardia y garantía del cumplimiento de cuanto está establecido en nuestras Leyes Fundamentales, fiel reflejo de la voluntad de nuestro pueblo.

• Debemos mirar el futuro con serena tranquilidad, pues hemos adquirido un alto grado de madurez política y se ha cumplido lo que nuestro pueblo y soto él desea.´

• España confía plenamente en sus fuerzas armadas.

• Sé que tenéis un alto concepto del amor a la

patria y que. no escatimáis vuestro esfuerzo para lograr una España cada vez mejor

• Como español, como soldado y como Rey, me

siento orgulloso de contar con vuestra adhesión y lealtad. Estoy seguro de que trabajando todos unidos, alcanzaremos lo que España se merece por imperativo dé la Historia y su papel en el mundo de hoy. ¡Viva España!» (Madrid,´22-XI-75.)

EN LA ESCUELA DE ESTADO MAYOR

El 28 de abril, el Rey don Juan Carlos de Borbón asistió al acto de imposición de fajas azules —distintivo de los militares que pertenecen al Estado Mayor, cuando ocupan destinos de tal— en la Escuela de Estado Mayor

• «») He querido asistir, una vez más, a la tradicional "imposición de fajas para enviar desde esta casa centró de estudio y de lealtad, un saludo entrañable a todos los componentes de las fuerzas armadas y repetiros personalmente la gran confianza que España entera deposita en vosotros y la importancia fundamental que para el futuro de núestro pueblo tiene la unidad la disciplina y la eficacia de sus Ejércitos. Ese futuro que entre todos hemos de edificar y que nada ni nadie nos impondrá, pues ha de ser consecuencia de tas aspiraciones de nuestro pueblo, continuando asi las gloriosas tradiciones que forjaron nuestra patria., >Madrid l-IV-76.)

MANIOBRAS MILITARES

A las maniobras militares que se celebraron en Burgos en el mes de junio asistió el Rey don Juan Carlos, que dirigió la palabra a los militares asistentes y participantes en las maniobras

• (...) Yo quisiera deciros que es la primera vez que como Rey y como capitán general de las fuerzas armadas, asisto a unas maniobras militares. Para mi, tiene un doble significado; un significado humano y militar, de compañero, y otro político y militar, como general en jefe y como Rey. (...) La unión que hay, que ha habido y que habrá, y que nunca tendrá que dejar de existir entre todos los mandos dentro de tos distintos grados de nuestro Ejército, se tiene que seguir manteniendo para todo el futuro... (Burgos. 9-VI-76.)

CON EL PODER

EL GOBIERNO

TIENE QUE

CONTAR CON LAS

CUALIDADES DEL

HOMBRE

ESPAÑOL

En el Consejo de ministros celebrado durante la visita de los Reyes a Cataluña, presidido por don Juan Carlos, éste dirigió unas palabras al Gabinete diciendo entre otras cosas:

• (...) «Se bien las circunstancias con que actualmente nos enfrentamos, pero el Gobierno tiene que contar con las cualidades del hombre español, que se crece ante las dificultades, para que pronto logremos lo que con tanta fuerza buscamos: el bienestar y el desarrollo en paz del pueblo español.» (Barcelona, 20-2-1976)

En el primer Consejo de ministros celebrado por el Gobierno Suárez, el. Rey también se dirigió a los recién nombrados ministros:

• (...). «Me consta que sois conscientes del papel que os corresponde desempeñar, del esfuerzo que necesitáis hacer para conciliar en esta hora importante la necesaria evolución hacia nuevas estructuras sociales y políticas con el respeto a los valores esenciales que constituyen la razón de ser de nuestra nación.»

• (...) «A través de vosotros quiero decir hoy a todos los, españoles sin distinción, sin exclusiones, que el Rey piensa en ellos, porque ellos forman la nación que personifico y el pueblo al que sirvo. Quiero pedirles que aporten su apoyo al Gobierno y que, cuando hayan de criticarlo, su critica sea lusta, constructiva v bien intencionada.» (Madrid. 10-7-76.>

AL CONSEJO DEL REINO

A primeros De enero, el Rey don Juan Carlos recibió en el Palacio Real al Consejo del Reino, presidido por don Torcuato Fernández-Miranda

• U..) «Vuestro historial, vuestra dedicación, el respeto a los estamentos de nuestro pueblo v organismos del

Estado, que representáis, darán el necesario equilibrio a las propuestas que preceptivamente habéis de presentar.» (Madrid 6-1-76.) El día 2 de marzo, el Consejo del Reino celebró una reunión, cuya presidencia ostentó el Rey don Juan Carlos. El Monarca nuevamente se diri-

gló al alto organismo y pro nuncio un histórico discurso • (...) «La esencia y fundamento de la Monarquía está en constituir una instancia de Poder supremo, capaz de estar por encima de las conflictos y tensiones, incluso legítimos, de la sociedad, y que sea balanza equilibrío en el establecímiento de la justicia, como moderador y como impulsor. Pero en última instan

cía, nunca es la voluntad personal del Rey, sino la voluntad institucional de la Corona, la que ejerce la suprema autoridad Por esa el Rey . necesita de instituciones como esta del Consejo del Reino que a través del asesoramiento el consejo y el refrendo, hace que la voluntad del Rey sea una voluntad institucionalizada romo centro decisorio del Estado... (Madrid, 2-3-76.)

A LA JUSTICIA

Don Juan Carlos, en la sesión plenaria extraordinaria de la Comisión General de Codificación, que el Monarca presidió en el Ministerio de Justicia, pronunció estas palabras:

• (...). «La realización de la Justicia en la sociedad tiene que llevarse a cabo a través de las leyes Los pueblos necesitan de normas justas, claras y precisas en las que se asiente la libertad y la seguridad de los ciudadanos A colaborar en su preparación estáis fielmente dedicados La Ley viene a ser la regla que a todos nos. obliga, y en primer lugar al Rey, que es servidor de las leyes v que debe dar ejemplo en respetarlas

Esta obligación es aun mayor en los momentos difíciles, que nunca faltan en la vida de los pueblos en que las pasiones se exaltan y los intereses de un sector tratan de prevalecer sobre los demás. Hoy más que nunca debemos hacer que la voz serena de la Justicia se oiga en todos los rincones del país y que sean leyes hondamente empapadas de sentido social, humano y cristiano las que impongan su criterio.» (Madrid. 26-3-76.)

CON LA JUVENTUD Y LA UNIVERSIDAD

El 29 de septiembre, el Rey recibió en audiencia a los dirigentes nacionales y delegados provinciales de la Juventud, a los que dirigió unas palabras, en las que expresó su confianza en la juventud española.

• (...) Tengo verdadera confianza en vosotros, pues ya sabéis que estoy inserto en la juventud y de acuerdo con vuestro espirito y disciplina, .que no quiere decir, ni mucho menos estar en contra de la libertad, que mal entendida puede conducir, al libertinaje.

Yo seguiré con empeño y espíritu de trabajo. Muchos me conocéis y podéis estar seguros de que todos unidos conse-

guiremos que España siga siendo grande, como es nuestro deseo.)) (Madrid, 29-IX-76.)

El día 6 de octubre, los Reyes presidieron la apertura de curso en la Universidad de Salamanca:

e (...) «La formación de las jóvenes generaciones es sin duda, la tarea mas, importantes de cuantas nos incumben. (...) La Universidad supone la culminación del proceso educativo, y en la permanente revisión de sus fines y actividades permanece como constante el concepto de la Universidad como centro de formación humana, cuyos saberes se imparten y adquieren en un entorno al que la Universidad ni es ni debe ser ajena

 

< Volver