Nuevo golpe terrorista contra la justicia. 
 Asesinado un juez del Supremo     
 
 Diario 16.    09/01/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Nuevo golpe terrorista contra la justicia

Asesinado un juez del Supremo

MADRID, 9 (D16).-Miguel Cruz Cuenca, presidente de la Sala Sexta del Tribuna! Supremo, fue

asesinado a las diez y cuarto de esta mañana, por dos jóvenes que le dispararon a bocajarro cuando salía

de su domicilio, en el número 12 de la calle Felipe II, esquina a Narváez.

El magistrado cayó al suelo, con una herida en la sien y otra en el estómago, entre dos coches aparcados

en batería frente a su domicilio mientras que los dos jóvenes huían. según confirmaron a D16 testigos

presenciales, a pie, en dirección a la calle Alcalá.

Uno de ellos, moreno, con una pistola en la mano, vestía de azul, un anorak posiblemente, según un

testigo. Otro habla de un joven vestido con chaqueta de. cuadros, que huyó entrando en la boca del Metro

de Goya, junto al lugar del atentado.

Todos ios testigos presenciales escucharon dos disparos y, según la Policía, podría tratarse de una pistola

de pequeño calibre, tipo Beta, a juzgar por el sonido, parecido al de un petardo, de los disparos.

El magistrado, todavía con vida, fue»atendido por el chófer del automóvil oficial, un PMM matrícula

15505, que le esperaba como todos los días para trasladarle al Palacio de Justicia, aparcado en doble fila

ante su domicilio.

Lo atendió su esposa

La esposa del magistrado asesinado, que bajó a la calle segundos después de su marido para ir a misa,

llegó a tiempo de trasladarlo, con la ayuda del chófer y tres transeúntes, al portal de su casa, donde

falleció.

Un reguero de sangre entre el R12 y el 124 aparcados ante la, casa de] magistrado indicaba el lugar

exacto donde cayó mortalmente herido.

A las once menos cuarto de la mañana, una ambulancia abandonaba la casa con una camilla vacía, con

lienzos manchados de sangre, si bien el cadáver del magistrado permaneció, en su casa. Quince minutos

más tarde, el juez y el forense de guardia acudieron al domicilio al mismo tiempo que varios militares. Un

general llegó en coche ofi-cial pero no entró en la casa.

También acudieron al lugar varios magistrados compañeros del asesinado, al igual que el ministro de

Justicia, Landelino Lavilla, quien abandonó el lugar poco después de las doce, dando orden de despejar la

zona.

Manuel Clavero Arévalo, ministro para las Regiones, declaró a D16 que conocía al magistrado asesinado

«desde su época de juez en Sevilla» y calificó de «execrable» el asesinato, tanto desde el punto de vista

humano como por lo que supone de atentada al poder judicial.

No tenia escolta

Según pudo saber D16, el magistrado salía todos los días a la misma hora de su domicilio para ir al

trabajo y no llevaba escolta, lo que unido al intenso tráfico rodado y densidad de peatones —hay una boca

de Metro ante el portal- ha facilitado la tarea de los asesinos. Al parecer han sido encontrados cuatro

casquillos de bala, de marca y modelo desconocidos, aunque todos los testigos presenciales coinciden en

que sólo oyeron dos disparos.

En la misma calle en que ha sido asesinado Miguel Cruz Cuenca fue abandonado la pasada semana el

coche utilizado por los asesinos del gobernador militar de Madrid, Constantino Ortín, en su huida, y

recogido posteriormente por la grúa municipal.

Todos tos partidos políticos y organizaciones sindicales, al conocer la noticia del atentado, expresaron su

condena y su preocupación ante «este nuevo ataque» a la democracia.

 

< Volver