Puede haber comandos "seguros" de ETA en Madrid. 
 No se tomarán nuevas medidas especiales contra el terrorismo     
 
 El País.    10/01/1979.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Puede haber comandos "seguros" de ETA afincados en Madrid

No se tomarán nuevas medidas especiales contra el terrorismo

El Gobierno va a seguir la ofensiva contra el terrorismo, pero no tomará ninguna nueva medida especial,

además de las ya existentes, para combatirlo, según informa Europa Press, que cita fuentes del Gobierno,

tras las reuniones que el presidente del Gobierno mantuvo ayer con el ministro del Interior y otros altos

colaboradores.

Los servicios policiales —dijeron las mismas fuentes— hace meses que están aplicando un plan especial,

pero la lucha contra ETA es una lucha a largo plazo, que ha dado resultados en cuanto a detenciones de

presuntos miembros de ETA.

Nada más conocerse la noticia del atentado contra el magistrado Cruz, el presidente del Gobierno celebró

una reunión con Martin Villa y otros colaboradores, reunión que se repitió por la tarde. Hasta la hora del

cierre de esta edición la policía no había hecho público que dispusiese de alguna pista que permitiera

cuando menos la identificación de los asesinos o la organización autora.

El hecho de que los casquillos de bala recogidos en el lugar de los hechos no se correspondan con los

nueve milímetros parabellum, que son los que utiliza habitualmente ETA, hace dudar a la policía de que

haya podido ser esta organización, aunque el estilo es exactamente el mismo. Este hecho abona la

hipótesis extendida ayer en medios serios de que alguna otra organización pudiera estar colaborando con

ETA.

De medios oficiosos, próximos al Gobierno, se sabía anoche que la policía trabaja sobre el hecho de que

los asesinos pudieran permanecer aún en Madrid e incluso se hablaba de que ETA podría haber colocado

hace algunas semanas a algún comando «seguro» en la capital de España, que podría tener una

infraestructura suficiente para repetir golpes del estilo y de la envergadura de los dos últimos, suponiendo

que el de ayer fuera obra directa de ETA, Las posibilidades de ocultamiento de los comandos terroristas

en Madrid, añadían esas fuentes oficiosas, también recogidas por Europa Press, son grandes y no hay

medio humano de obtener resultados eficaces e inmediatos por muchos planes que se hagan.

Veinte minutos después de cometido el atentado se recibió una llamada en el diario Informaciones por la

que se reivindicaba el asesinato para ETA político-militar, llamada de muy poca credibilidad. El mismo

vespertino publicaba ayer, citando fuentes dignas de crédito, que la policía había obtenido de los últimos

detenidos de los GRAPO que esta organización terrorista vigilaba los movimientos personales del señor

Cruz Cuenca, «por lo que desde un principio se pensó que se iba a perpetrar un atentado contra este

magistrado».

El coche utilizado en el atentado, un Seat 131, color blanco, M-4934-BC apareció a primera hora de la

tarde en la calle de Juan Bravo, esquina a Castelló. Efe dice, citando círculos policiales, que se especula

que los asesinos puedan ser los mismos que ios del general Ortín.

Durante todo el día de ayer prosiguieron los controles policiales en las carreteras de salida de Madrid, lo

que produjo considerables atascos de tráfico.

miércoles 10 de enero de 1979

 

< Volver