Areilza: "Con el pacto ha desaparecido el Gobierno"     
 
 Ya.    27/10/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

NACIONAL

27-X-77

AREILZA: "Con el pacto ha desaparecido el Gobierno"

"El 56 por 100 de los electores votó contra el Gobierno. La realidad ha sido cuidadosamente ocultada" •

"UCD se sustenta de un delgado hilo, que es el poder, y puede desencuadernarse a la primera tormenta"

"Sólo hay una autoridad indiscutida: el Rey" • "Hay un sospechoso período de hibernación de la

Constitución"

"Con el pacto de la Moncloa ha desaparecido el Gobierno, ha aparecido el Supragobierno y ha sido

congelado el ´Parlamento", afirmó ayer el ex ministro don José Marta de Areilza en su análisis sobre el

momento político español pronunciado en te Universidad de Comillas.

Él promotor de la inicial coa-lición electoral de centro, que luego se convertiría—con la inclusión de

Suárez—en UCD, anunció ante todo su voluntad de ofrecer sobre la política española una visión

totalmente sincera. Con una visión escéptica, amarga a veces, sobre el reciente pasado del país, expuso

como punto de partida de su análisis la actitud del Gobierno de retrasar la publicidad de los resultados

electorales del 15 de junio: "No se ha querido revelar en su tiempo el resultado auténtico. del voto popular

en las elecciones. Porque la derecha (UCD y AP) sólo obtuvo el 44 por 100 de loa votos. El 56 por 100

4e.los electores, por tanto, votó a la izquierda, votó contra «1 Gobierno. La realidad, la victoria de la

izquierda, ha sido cuidadosamente ocu1tada."

En función del resultado electoral

plenamente convencida, con ló-gica, de ganar las próximas elecciones—en el voto popular y en los

escaños—; cree que e1 tiempo jugará a su favor y toma una actitud de espera.

LA HISTORIA DE LA "OPERACIÓN CENTRO" Areilza reveló, como eje de su análisis, la historia de

la "operación centro" por él iniciada y su desenlace. Eludió cualquier alusión personal y centró su

intervención en dos protagonistas: Areilza y Suárez. "UCD nació cuando el Gobierno decidió apoderarse

del centro democrático, porque Suárez no tenia partido. Tenia dos opciones: ser arbitro en las elecciones o

ser jugador y arbitro a la vez. Elidió la segunda."

El centro nació —señaló— con la fundación del Partido Popular (integración de los "Tácitos" y

seguidores personales de Pío Cabañil las y del propio Areilza). "Tenia dos objetivos: crear un movimiento

popular que movilizara al centro y a la derecha en un sistema democrático, e integrar luego a todos los

grupos afines. Sólo marqué una condición: que saliéramos a la caite, en enfrentamientos con la masa, con

la opinión pública. En tres meses hicimos diez actos públicos masivos y comprobé que el planteamiento

era absolutamente eficaz."

La segunda fase se concretó en la coalición electoral Centro Democrático, ya con la inclusión de grupos

socialdemócratas, de-mocristianos y liberales tenía-mos unas fundadas esperanzas de conseguir un

resultado electoral que podría oscilar entre el 25 y el 35 por 100 del voto popular. Pero muy pronto se

hizo patente la resistencia del Gobierno, manifestada a las claras en te entrevista que sostuvimos con

Suárez en la Moncloa."

SUÁREZ, AL CENTRO

La entrevista del presidente del Gobierno coa el conde de Motrico- y Pío Cabanillas (que actuó de testigo)

significó su retirada—momentánea—de la vida política. "Suárez expresó con toda claridad su

pensamiento. Calificó nuestra operación de inteligente, pero indicó dos errores tácticos, en su opinión.

Primero, que el Centro no debía desarrollar cu campaña en actos masivos, en contactos con el público.

Segundo, que tras las elecciones no habría fuerza suficiente para unificar los grupos de la coalición, que

habría que hacerlo desde el poder. Yo voy a hacer —añadió Suárez—esa operación con mis hombres."

Areilza confiesa ahora que escuchó las palabras del presidente "impertérrito"> y calificó su decisión de

"error monumental" y funesto. "A] primer temporal, el barco haría agua por todas las esquinas." Suárez,

ante la pun-tualización de que el Gobierno no podría añadir un gran impul-so a la coalición ya formada,

cara a las elecciones, respondió que utilizaría como gran elemento de la campaña la televisión. Expresó la

esperanza de conseguir, según Areilza, del 60 al 70 por 100 del voto popular—el 70, en Barcelona,

concretamente—, y esa afirmación cerró la decisiva entrevista del 21 de marzo (semanas antes de que el

presidente enunciara oficialmente su pré-lentación como candidato).

La posición del presidente —matizó Areilza—supuso una gran tentación para algunos integrantes de

Centro Democrático, miembros d« partidos pequeños ("podría tener, como alguien, dijo, más diputados y

senadores que militantes"). "Por eso me retiré de la coalición; no podía prestar mi apoyo a algo que

consideraba erróneo. UCD se sustentaba así, de un delgado hilo que era el poder; se hizo desde arriba."

No planteó batalla, dijo también, porque en los escasos meses de vida del partido no era sino un esquema

de partido. "En tres meses no se tiene un partido, sino unos grupos, unos amigos." La conclusión obtenida

por el conferenciante del proceso de gestación del Centro es que "puede desencuadernarse poco a poco, y

a la primera tormenta".

GUIA DE URGENCIAS POLÍTICAS

Areilza, que reafirmó su deci-íión de volver a la política activa dweccionó la vida del país en dos

escenarios: político y económico social. En el primero, centrado en "el paso final de un sistema autoritario

a uno democrático que aún no ha empezado de modo plenario, un interregno cargado de peligros", apuntó

como acción de primera urgencia elaborar la Constitución—"se está produciendo un sospechoso período

de hibernación por las fuerzas interesadas en prolongar la situación"—que dé paso a unas elecciones

generales para nombrar nuevo Gobierno, resolver plenamente Jas autonomía» y convocar las elecciones

municipales para llenar el vacio político de los municipios. "Hoy afirmó, sólo hay una autoridad

indiscutída: el Rey. Y todos los errores del Gobierno, mientras se mantenga el período de "transición,

pueden recaer como salpicaduras en él."

Sobre la situación económica apuntó como reflejos de la profunda crisis la inflación- más del 30 por

100—, el paro—mes de un millón—, la deuda exterior—más de quince mil millo-nes—y el desánimo

inversor, con el fatalismo de miles de empresarios. "Hemos realizado la transi-ción en el peor momento

económico, con los mayores riesgos posibles. Pero hace falta un plan para salir de la crisis, y ninguno

puede dar resultados antea de tres ó cuatro años. El Gobierno tendría que explicarlo asi, dar una

«explicación pública coherente."

DEFECTOS Y CONSECUENCIAS DEL PACTO

El "pacto de la Moncloa" arroja, en su opinión, varios defectos graves. "Paca que un plan Miga adelanta

tienen que tomar parte en su elaboración los empresarios y los trabajadores; no se puede hacer a sus

espaldas.´Soy escéptico de que ahora se logre su consenso." Además de un» duda cobre la capacidad de

recaudación de Hacienda de los tres billones que suman los pre-supuesto generales, profundizó en el

significado político que ha posibilitado el pacto: "significa que el Gobierno no ha querido gobernar él".

Como un enorme error táctico, en otro plano, calificó el compromiso "histórico" que ge pretende realizar

con el pacto Suárez-Ca-rrillo—"la irresistible ascensión de Santiago Carrillo"—, con el riesgo de que el

pueblo "no sepa qué clase de sociedad tiene pensado ofrecer el Gobierno...".

 

< Volver