El Parlamento. 
 Reajuste a la vista     
 
 Diario 16.    28/10/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

EL PARLAMENTO

Reajuste a la vista

MADRID, 23 (O16).—"Forzosamente tiene que haber crisis", señaló ayer un ministro del Gobierno —

que prefirió permanecer en el anonimato— en los pasillos de las Cortes.

El propio presidente Suá-rez no desmintió explícitamente esta posibilidad cuando, preguntado por los

periodistas sobre posibles cambios en el Gabinete, dijo, simplemente: "Ya se enterarán."

Hombres de confianza del presidente están llevando a cabo sondeos entre los parlamentarios a fin de

calcular cuál seria la reacción de las distintas alas que integran UCD en caso de que la crisis afectara a los

cabezas de fila de los grupos socialdemócrata, liberal y democristiano,

Suárez teme, al parecer, que ello sea suficiente para romper la disciplina del voto pro gubernamental y

poner en peligro a la UCD en las votaciones.

Fuentes cercanas al presidente parecen, inclinarse abiertamente por una mini-crisis que tocará exclusiva-

mente dos a tres cabezas con poco peso específico en las Cortes.

Suárez, frío

Sin embargo, él tema de las tensiones en UCD interesaba mucho menos ayer en las Cortea que las

esperadas palabras de Adolfo Suárez en su primera intervención ante el Parlamento surgido el 15

^Sü íw wa&m >wbar se agolparon en la puerta del hemiciclo para escuchar los quince minutos de la in-

tervención leída por el presidente.

"¡Qué bien lee, pero qué frío es!", comentaba un diputado socialista. Al final, casi todos aplaudieron, tal

vez sin excesivo calor, el discurso de Suárez; hasta el grupo socialista, que tiene como norma no aplaudir

las intervenciones. Fraga se abstuvo.

Suárez no habla por TV

Colaboradores cercanos al presidente confirmaron que definitivamente Adolfo Suárez decidió renunciar a

explicar al país, a través de la televisión, el significado del pacto de la Moncloa.

Sin embargo, Felipe González dejó entender una próxima intervención ante jas cámaras de televisión de

los principales representantes parlamentarios, una vez conseguida la creación de una comisión que

controle los medios estatales.

Canillo: En misa y repicando

Más tarde, Santiago Carrillo trataría, sin conseguirlo, de lograr una suspensión de dos horas de la sesión

para poder pronunciar, sin perderse un solo discurso, su conferencia en el Club Siglo XXI, tema por el

que existía un enorme interés entre ios diputados.

Carrillo, su mujer, Carmen; su secretaria y su Jefe de prensa. Junto con Fraga. presentador de Carrillo en

el Club, abandonarían así las Cortes durante el tiempo justo.

Los secretarios genérales de AP y el PCE podrían regresar al hemiciclo justo a tiempo para escuchar el

discurso de Felipe González, que no fue aplaudido ni por AP ni por el PCE, sin duda debido a ciertas

alusiones "maliciosas" del secretario general del PSOE.

Tampoco la intervención de Carrillo fue aplaudido por el PSOE, aunque si por una parte de UCD.

El presidente, al Senado

A última hora parecía con firmarse que el presidente Suárez comparecerá en bre-ve ante el amado, para

ex-poner el alcance del pacto de la Moncloa, tal como p fue sugerido ayer tras reunión de la Mesa y HÜf

de Portavoces con el 1W» presidente del Gobierno ^JI».* Asuntos Políticos, Fernando Abril Martorell, y

Rafael Arias Salgado secretario general de Relaciones con las Cortes.

 

< Volver