Autor: Otero, Carlos. 
 El Parlamento. 
 Todos juntos a salvar la crisis     
 
 Diario 16.    28/10/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 30. 

Viernes 28-octubre 77/DIARIO 16

EL PARLAMENTO

Todos juntos a salvar la crisis

Carlos Otero

MADRID, 28 (D16).—El acuerdo más importante en los tres meses de vida del Parlamento fue ratificado

ayer tras casi seis horas de sesión.

Desde la derechista Alianza Popular a los comunistas del PCE, pasando por el partido del Gobierno

Suárez y el socialista de Felipe González, todos estuvieron de acuerdo en salvar a. este país de la grave

crisis social, económica y política que atraviesa este país.

Una sola nota discordante sonó en el Pleno de ayer del Congreso: la del representante de la izquierda

nacionalista vasca. Francisco Letamendía, que votó no, a las diez y veinte de la noche, a los acuerdos

económicos logrados con sudor y casi sangre en el palacio de la Moncloa.

Al final de una larguísima sesión en la que se pronunciaron diez discursos, los diputados aprobaron una

resolución elaborada por- e] grupo de portavoces de la Cámara en la que se califica al pacto de positivo y

esperanzador para superar la crisis económica y para consolidar la democracia.

En la sesión de ayer intervinieron los portavoces de iodos los grupos parlamentarios y por parte del

Gobierno lo hicieron el presidente, Adolfo Suárez, y el vicepresidente y ministro de Economía, Enrique

Fuentes Quintana.

Una salida válida

Todos los representantes de los partidos políticos, desde Alianza Popular- hasta el Partido Comunista,

señalaron que asumían plenamente lo firmado como una salida válida para la crisis económica,

Cada partido explicó la razones que le habían llevado a la firma del pacto. Todos, sin excepción,

manifestaron que estaban dispuestos a vigilar su cumplimiento.

López Rodó, diputado de Alianza Popular por Barcelona, llegó aún más lejos al convertir a su partido en

una especie de arbitro supremo de la actuación del Gobierno; A la vista de la actuación del Gabinete,

Alianza Popular dirá "así es" o tendrá que seguir diciendo "así no", afirmó el ex. ministro de Franco.

PCE: El apoyo más decidido

Quizá el apoyo más decidido al pactó, aparentemente incluso con más fuerza que "el prestado por UCD,

fue el del Partido Comunista de España (PCE).

El secretario general del PCE, Santiago Carrillo, dijo que los comunistas asumían el pacto y que lo

defendían ante el país sin reservas ni vacilaciones.

"Procuraremos —dijo el líder comunista—, en las fábricas y en las calles, que el pacto lo asuman aquellos

sectores de la clase obrera sobre los que tenemos influencia."

El secretario general del PCE provocó varias veces la risa del hemiciclo cuando afirmó con tono socarrón

que los comunistas no habían firmado el pacto "para salvar al Gobierno de UCD", o cuando dijo que "el

pacto era una expresión de la concentración democrática y que, por tanto, no veía el por qué no podía ser

llevado a cabo por un Gobierno de concentración".

Carrillo, que descalificó rotundamente el terrorismo, dijo que en el acuerdo político se había demostrado

que la democracia no necesitaba de ninguna, ley represiva ni de la creación de los hombres de Harrelson.

Y hablando de televisión, aconsejó que el Gobierno, esté atento porque a veces da la impresión que TVE

está más al servicio de su director que al del Gobierno.

Alfilerazo al PSOE. Rejón al PCE

Carrillo no supo resistir la tentación de dar un alfilerazo al PSOE: "Nosotros, al contrario de lo que ocurre

con otros partidos, no necesi-tamos continuamente decir que estamos a la izquierda porque uno se

acuerda del refran que dice: "Dime de qué presumes y te diré de lo que careces."

El alfilerazo del PCE fue contestado por el PSOE con un auténtico rejón. Felipe González dijo cuando le

tocó el turno que "yo estoy completamente dé acuerdo con el señor Carrillo cuando afirmalo de "dime de

qué presumes", porque eso me hace recordar que hay un partido que está presumiendo continúamente de

ser democrático".

Sin comprometerse a garantizar, tal como hizo Carrillo, la actitud: de los sectores obreros, Felipe

González" afirmó enérgicamente que el PSOE asume responsablemente la totalidad del compromiso

establecido, pese a que no es una alternativa de nuestro partido.

I,a democracia, para superar la crisis

La argumentación del líder socialista- incidió una y otra vez en que la democracia, lejos de ser la causa de

la crisis, es la única fórmula válida, para superarla.

Unión de Centro Democrático, cuyos diputados aplaudieron tanto las intervenciones de -Carrillo como ¡as

de González, destacó a través de su portavoz, José Pérez Horca, como "muy significativo" el

reconocimiento implícito y explícito del sistema de economía de mercado.

Felipe González censuró voladamente a UCD el hecho de que tratase de capitalizar este concepto

ideológico que los firmantes habían aceptado como regla de juego dea-tro de la etapa do consolidación de

la democracia. "Pero quiero tranquilizar al partido gubernamental —dijo González—, porque los

socialistas no proponemos una. estatalización de la economía." •

López Rodó, que criticó duramente la inoperancia política de1 Gobierno hasta las elecciones, rompió

continuamente lanzas en favor de lo- clase empresarial, "tan denigrada actualmente". Dijo que el

empresario se enfrenta con una continua falta de disciplina en la empresa, que repercute en la baja

productividad, y todos lamentaremos que este as-pacto no haya sido recogido en el documento.

Pujol: Sin pacto, descalabro

Una idea de cuál es la actitud del empresario consciente y responsable del país la dio el banquero Jordi

Pujol, que habló en nombre de la minoría catalana. Pujol dijo que si el pacto no se cumple nos espera el

descalabro. "Trabajaremos por su cumplimiento, porque en ello nos va la consolidación de la democracia

y el progreso del país."

Canillo, dolido por el "puyazo" del PSOE

Al término del Pleno del Congreso, el secretario general del Partido Comunista de España, Santiago

Carrillo, se mostró dolido —según sus propias palabras— por la acusación ds antidemocrático que contra

su partido formuló en su intervención ante la Cá-maía el secretario general del PSOE, Felipe González.

"Lamento que cuando ningún partido político con representación parlamentaria pone en duda nuestra

sinceridad democrática, sean nuestros compañeros socialistas quienes lo hagan. Eso demuestra que están

nerviosas", dijo Carrillo.

Fuentes Quintana: Superar la crisis es posible

El vicepresidente segundo del Gobierno para Asuntos Económicos, Enrique Fuentes Quintana, fue el

encargado de explicar a los diputados el acuerdo económico, cuyo mensaje principal es que "con el

compromiso de las fuerzas democráticas del país Ja superación de la crisis es una tarea posible".

Los males de la economía española —-según Fuentes— ion una persistente y aguda tasa de inflación, un

desarrollo insatisfactorio de la producción con una calda importante de las inversiones, que ha generado

unes cifras de paro elevadas, y un intenso desequilibrio en los intercambios con el extranjero.

Expuso los objetivos y criterios del acuerdo: en primer lugar, reducir en un plazo razonable la tasa de

inflación, aproximándola a Ja media de los países europeos; moderar los efectos del necesario programa

de ajustes sobre la ocupación y crear en una segunda etapa las condiciones que permitan multiplicar los

puestos de trabajo; transferencia de recursos hacia la exportación y hacia la sustitución de importaciones,

a fin de lograr un menor desequilibrio de las cuentas de la economía española en el exterior.

El vicepresidente económico añadió que la importancia alcanzada por la inflación y el desequilibrio de la

balanza de pagos es de tal intensidad que su corrección sólo puede abordarse con un coste social

razonable de un modo gradual, y citó como plazo razonable el de tres años.

Favorece la productividad En contra de lo afirmado en los últimos días, el pacto de la Moncloa, según

Fuentes Quintana; prevé medidas que van a favorecería productividad.

Respecto a la inflación se-fialó las medidas que se tomarán en política monetaria, fiscal, de rentas y de

precios. En cuanto al desequilibrio exterior marcó tres acciones: Fijación de un tipo de cambio realista de

la peseta (iniciada ya en el pasado mes de ¿unto), una política comercia] que eleve la cifra de nuestras

exportaciones y una política energética que administre con el rigor debido uno de loa factores más

excesos de nuestro proceso de producción.

Tras la intervención de Enrique Fuentes Quintana, tomaron li palabra un representante por cada uno de

los grupos parlamentarios que destacaron la trascendencia del pació y la necesidad urgente de

salir cuanto antes de hi crisis económica con reparto justo de cargas,

Sánchez Ayuso (PSP) 5 Mejor para el obrero

El primero en intervenir fue Sánchez Aynso, portavoz ayer del Grupo Parlamentario Mixto, quien señaló

que su "objetivo fundamental es que la salida de la crisis económica deje a la clase trabajadora y, en

general, a las clases populares, en mejor situación de la que ahora tienen". Señaló que el crecimiento de la

economía española en determinados períodos de la época franquista fue alto, pero aquejado siempre de

numerosos problemas de fondo y orientado desde unos intereses económicos oligárquicos que han

marginado reiteradamente las necesidades populares, indicando que se trataba de una crisis que no era

coyuntura básicamente, sino de fondo, de sistema, de modelo.

El diputado del PSP resaltó el papel de los partidos de izquierda en la presión ejercida para que el pacto

fuese más aceptable para las capas populares. Sánchez. Ayuso pidió que se amplíe el número de centrales

sindicales que asesten a las reuniones con el Gobierno.

Reiteró la necesidad de una vigilancia, atenta, y firme para que el documento pueda traducirse en una

actividad legislativa de tipo progresivo. Subrayó finalmente que su grupo quisiera no arrepentirse de la

firma de algo qué sólo puede ser suscrito si realmente se mantiene un proposito común tic consolidar la

democracia.

Revenios (PSC): Crisis del capitalismo

En nombre del grupo socialista dé Cataluña intervino Joan Reventós, quien dijo que el país se encuentra

ante una crisis general desde el año 1973; "una crisis —añadió— que es la crisis del capitalismo".

Enumeró sus electos y dijo que los sucesivos gobiernos desde dicho año han sido incapaces de

controlarla.. Lo único que han hecho ha sido retardar soluciones de una forma irresponsable. "El gran

beneficiado —dijo— es el gran capitalismo, que se aprovecha de la debilidad de la pequeña y mediana

era. preso, y de la situación de los trabajadores.".

Revenios señaló que ,la negociación realizada era la única forma posible, aunque expresó sus reservas al

pacto, en cuatito que han quedado fuera del mismo las tuerzas sociales, que no entraron en la negociación.

Anunció que su grupo no piensa caer en el juego "de auspiciar el llamar ai sacrificio patriótico de la clase

trabajadora", y que la perspectiva que ven a largo plazo es una alternativa de gobierno socialista que

efectue transformaciones profundas.

Camilo (PCE): Persuadiremos a la clase trabajadora

El secretario general del PCE, Santiago Carrillo, señaló que los partitdos que han firmado el pacto deben

compróme terse a llevarla hasta el final.

"Hay que convencer y persuadir a los sectores sobre los que se tiene influencia a que lo asuman. En este

sentido, los comunistas trabajaremos en la fábrica y en la calle para que los sectores de la clase obrera y

cultural sobre los que tenemos üi-flusucia lo cumplan."

El pacto, afirmó Carrillo, no es «na trágala ni una imposición, ya que todos hemos firmado libremente.

Este pacto, añadió, es un plan de austeridad que pide sacrificios a todas tas fuerzas sociales y no

solamente a los trabajadores. Estos, afirmó, van a poder mantener su nivel de vida.

"Hemos adoptado —dijo— un programa que se inserta en un mareo capitalista, porque el pueblo no votó

el 15 de Junio por el socialismo, .sino simplemente por el cambio democrático. Pero si las clases

pudientes con su actitud —por ejemplo, una huelga de inversión»— lo hicieran inviable, nosotros

diriamos a nuestros electores: ciudadanos, la insondaridad de las fuerzas burguesas ha hecho fracasar el

intento, por eso no hay ya más solución a la críela que la solución so-cialista.»

López Rodó (AP): Confianza al Gobierno con peros

Tras Carrillo habló Laureano López Rodó, quien afirmó que "hay que darle hoy ai Gobierno mi margen

de confianza en la medida en que asumimos la responsabilidad de fiscalizar cu gestión»,

Recordó que Alianza Popular ha denunciado desde hace un año la ausencia de nua política económica

realista y eficaz, y dijo que Be prefirió seguir la vía más cómoda del ocultamiento de los hechos hasta

llegar al borde de lo insalvable.

Después de señalar las aportaciones de Alianza Popular ai documento, reflejó las lagunas que, a Juicio de

su grupo, contiene el acuerdo de la Moncloa, y señaló como mas importante la falta de una adecuada

política empresarial.

"El consenso en torno al documento —afirmó— no significa que se haya inventado un gobierno

minoritario, que al mismo tiempo tenga el respaldo pleno que caracteriza a los gobiernos de

concentración." Insistió en que todo el peso de la gestión corresponde al Go-bierno de UCD.

Jordi Pujol (Minoría catalana): Peligro de descalabro

Jordi Pujol, representante de la minoría de Cataluña, dijo que si el plan no se cumple y si la economía

española se nos escapa por presión de unos, de otros o de todos, el país entrará en una situación de

descalabro.

Pujol afirmó que su gru-po está de acuerdo con el pacto de la Moncloa; en su planteamiento general a

causa de una triple constatación; la de la gravedad de la situación económica, la de la debilidad del

Gobierno y de UCD y la de que estos dos hechos pueden conducir en un plazo breve a ana situación muy

deteriorada y de difícil recuperación.

Destacó como muy positivos los acuerdos por los que tienen de no hacer del proceso democratizador y de

reconstrucción social, económica y moral del país, un elemento de lucha partidista.

El político catalán, subrayó, entre otras cosas, que partidos como AP y UCD han suscrito un documento

cuyo desarrollo va a representar cambios importantes en las estructuras del poder en España, y partidos,

como el PSOE, PCE y PSP, lian firmado una declaración que explícitamente se sitúa dentro del marco de

una economía de mercado, es decir, de una economía no socialista.

Pérez Llorca (UCD): Una necesidad histórica

Intervino posteriormente José Pedro Pérez Llorca. en nombre d« tat Unión de Centro Democrático,

indicando que su partido comparecía ante la cámara con la satisfacción de haber cumplido sus promesas:

Asegurar el tránsito pacifico a la democracia, propiciar el diálogo con las fuerzas políticos y poner en

marcha un plan de saneamiento económico.

"El pacto de la Moncloa —añadió— era el único practicamente posible, y por ello el mejor de los

teóricamente existentes". Es —se-ñaló—„ el resultado de un esfuerzo común en el que los fuerzas

políticas han demostrado su realismo y sentido de la responsabilidad."

El pacto —según Pérez Llorca— no implica confusión ideológica, ni comporta transacciones

vergonzantes, sino que es la proclamación de la necesidad y te voluntas de recorrer juntos, una parte del

camino, "Sólo la solución de la crisis —agregó— permitirá la consolidación de la democracia y sólo un

consenso globla básico permitirá solucionar la crisis. Por eso el pacto se ha impuesto como una necesidad

histórica."

"UCD ...dijo... manifiesta publicamente su confianza en el presidente ´´del partido que lo es también del

Gobierno y en al Gobierno mismo."

Pedro Sodupe (PNV): Un intento serio

El diputado Sodupe, en nombre de la minoría vasca, calificó el acuerdo de la Moncloa como primer

intento serio de los últimos tiempos para encontrar una salida a la precaria situación en la que se

encuentra la actividad económica en el Estado español.

Señaló que el Partido Nacionalista Vasco ha suscrito el acuerdo porque estima que constituye un hecho

positivo y porque coincide, en lineas generales, coa su contenido: además, con su adhesión al documento,

el PNV, como expresión de te nacionalidad, manifiesta su solidaridad con el resto de las nacionalidades y

reglones del Estado español.

El acuerdo puede constituirse, señaló Sodupe en un instrumento sumamente útíl en la lucha contra la

crisis económica. Criticó algunos aspectos del acuerdo y prin-cipalmente, la limitación del incremento de

los salarios.

Afirmó que de nada sirve un Gobierno autónomo si no existe una Administración con. amplias facultades

tributaria y capacidad de decisión plena, en materias de gasto público, en las distintas esferas de la

Administración.

 

< Volver