Primera intervenciones de líderes políticos en TVE. 
 Todos coinciden: se salvará la economía  :   
 (Si se aplica estrictamente el acuerdo de la Moncloa). 
 Arriba.    01/11/1977.  Página: 9-10. Páginas: 2. Párrafos: 40. 

Primeras intervenciones de líderes políticos en TVE

TODOS COINCIDEN: SE SALVARA LA ECONOMÍA

(Si se aplica estrictamente el acuerdo de la Moncloa)

MADRID (De nuestra Redacción.)—Durante veinte minutos, de 9.00 a 9,20, intervinieron anoche en la

segunda edición de Telediario los cuatro primeros representantes de grupos parlamentarios que han

firmado el pacto de la Moncloa. Intervinieron don Enrique Tierno Galvan (PSP), don José María Triginer

(Federación Catalana-PSOE), don Pedro Sodupe (PNV) y don Jordi Pujol (del Grupo Parlamentario

Catalán).

Las intervenciones se realizaron por el sistema pregunta-respuesta. El entrevistador fue el periodista

Eduardo Botillos en tres de los casos, y un redactor de la delegación de Bilbao, en el caso del PNV.

Hoy intervendrán otros cuatro líderes: por Alianza Popular, don Manuel Fraga Iribarne; por el partido

"Comunista de España, don Santiago Carrillo; por el Partido Socialista Obrero Español, don Felipe

González, y por Unión der Centro Democrático, don Leopoldo Calvo Sotelo.

Con posterioridad a estas intervenciones, el Presidente del Gobierno, don Adolfo Suárez, dirigirá a su vez

una alocución al pueblo español.

Las entrevistas de ayer fueron las siguientes:

Enrique Tierno Galvan (PSP)

—¿Era esto lo que usted quería?

—Efectivamente. En diversas ocasiones dije que en las situaciones difíciles, graves, era menester que el

poder ejecutivo fuese fuerte y estuviese asistido. Habla que postergar los Intereses personales y de

partido, y ponernos al servicio de la nación. Y para eso era necesario llegar a un acuerdo, aunque este

acuerdo supusiese limitar nuestras aspiraciones de programa en plazo inmediato.

—¿La situación económica era tan grave como para tener que adoptar esta actitud conjunta?

—Creo que hay que decir la verdad. Si no decimos fá verdad, nos engañamos todos. Y ta verdad es que la

situación es grave. Ahora lo he podido apreciar de cerca. He tenido Instrumentos de apreciación en mi

mano para poderlo decir con claridad. No quiere esto decir que la situación sea catastrófica o que no

vayamos a salir de ella, pero que es grave, Indudablemente.

—¿Y requiere ten sólo medidas económicas o también medidas políticas?

—Las dos cosas están estrechamente vinculadas. Desde luego, si no hay decisiones de carácter político

que pongan en marcha tos resortes económicos, nada se hace. Por otra parte, si no se adecúan estos

resortes económicos a las necesidades del país, nada se logra. Sor consiguiente, hay un primer momento

en el que hay que tomar conciencia de ta gravedad de la crisis económica. En segando tugar, hay que

adoptar las decisiones necesarias para que la crisis se corrí/a. En tercer lugar, estas decisiones económicas

deben ser aplicadas. Porque si no se aplican, quedan en el papel y nada conseguímos,

—¿La oposición va a vigilar ahora el cumplimiento de esos acuerdos?

—Desde luego. Al llegar a la Moncloa, todos hicimos un esfuerzo por ponernos de acuerdo. Es cierto,

porque, insisto en que hay que ser veraz. Cuando se fue a la Moncloa no se fue sólo y exclusivamente

animados por un sentir patriótico. Yo creo que también hubo un impulso político e intereses poljticos en

¡uego. Pero es- cierto también que teníamos conciencia de la gravedad del momento y que queríamos

coadyugar todos a vencerla. Y en este sentido se ha llegado a un acuerdo por concesiones mutuas. Creo

que ellos son un marco respetable y posible para que se inicie en un proceso que no puede ser muy lento,

pero que tampoco puede ser un salto, la reestructuración del país y la reactivación de la economía

nacional, sobre todo en lo que atañe a las Inversiones.

—¿Los gastos sociales para salir de la crisis se van a distribuir equitativamente?

—Aspiramos a eso, desde luego; digo ´aspiramos*. En cualquier caso, el control del Gobierno se va a

hacer por e/ parlamento, a través de bastantes comisiones encargadas de ver sí el Gobierno cumple con lo

que se ha comprometido. Es decir, con la austeridad, con la limitación del gasto público, con la

racionalización del mismo, con ta buena orientación del consumo y, al mismo tiempo, mantener el nivel

de Inflación y eJ nivel de precios en los artículos de primera necesidad, esto hay que vigilarlo. Yo creo

que se va a -lograr mucho, si no se logra todo. Nunca se puede tener seguridad absoluta, pero es cierto

que si no se hiciese aquello a lo que nos hemos comprometido, y el Gobierno no cumpliese con algunos

de sus compromisos, tendríamos que denunciar los pactos. Yo le aseguro que mi partido, el PSP, que ha

tenido que hacer un sacrificio grande en lo que se refiere a su programa, en cuanto a partido socialista de

Izquierda, para llegar a la firma de estos pactos, está dispuesto a denunciarlos en cuanto por parte del

Gobierno no se cumplan de modo estricto. Lo que implica que hay un equilibrio, una equidad, en la

distribución de las cargas.

—¿Se trataba de superar la crisis económica o de consolidar el proceso democrático de! país?

—Las dos cosas están también muy unidas, no se puede simplificar demasiado en política: cuando se

simplifica, o nos engañamos o engañamos. La política es completa y la realidad también. Sí no

conseguimos salir del caos económico que nos amenaza, y no damos razón y cuenta del proceso grave por

el que atraviesa la economía nacional, podemos llegar a una situación de desorden en la que

automáticamente entrarán en juego aquellas fuerzas que tengan la última posibilidad de restablecer el

orden. Por consiguiente: si lo que deseamos es que la democracia permanezca, es inevitable que hagamos

un esfuerzo por resolver el problema económico con un sacrificio común. Pero si quedan privilegiados,

no es sacrificio suficiente.

José María Triginer (Socialistas de Cataluña PSOE-PSC)

—¿Por qué firmó los pactos de la Moncloa?

—Porque, a falta de un programa económico coherente por parte del Gobierno, había crecido una fuerte

desconfianza en la posibilidad de que el Gobierno solucionara los problemas económicos del país. Era

necesario establecer de común acuerdo un programa que restableciera la confianza perdida. No tanto en el

Gobierno, pero si en la posibilidad de salvar la situación económica y, por tanto, ole restablecer el

proceso democrático.

—¿Podría usted resumirnos cual es el «pero» de su partido?

•¿-El «pero» se debe fundamentalmente a que ésta no es un programa socialista. Es decir, es un programa

de «consensúa» entre los distintos partidos. Y, aunque contiene elementos que para nosotros son

favorables y positivos, no satisfacen plenamente lo que para nosotros debiera ser una salida de ¡a crisis

actual, un fortalecimiento de la democracia y de las perspectivas para la clase trabajadora en un futuro

Inmediato; es decir, cuando hayamos podido salir de la crisis. Por esto hay ciertas reticencias: porque no

es un programa enteramente nuestro.

—¿Pero hay algo de socialista en este programa!.;

—De orientaciónsocialista´, si; pora´ e/7 lo que se refiere a ´Socialista´, eit el sentido estricto de la palabra,

yo diría que no. Lo que hay, fundamentalmente, son elementos que pueden servir para cambiar el tipo de

modelo de crecimiento económico, pero no un modelo económico en s!, que es lo que nosotros

quisiéramos cambiar. Lo que contiene de elementos positivos supone el aproximarnos a modelos

económicos occidentales o europeos, lo cual siempre es positivo para la clase trabajadora, porque no la

somete a la alternativa de tener que vivir una crisis cada tres o cuatro años, como ha sido hasta ahora.

Pero no contiene elementos esencialmente socialistas en cuanto que el control que nosotros consideramos

prioritario de la sociedad no queda suficientemente garantizado en este programa, sino sólo parcialmente

realizado: a nivel de supervisión, pero no a nivel de control efectivo.

—¿Cree usted que la preocupación autonómica queda reflejada en los documentos que ustedes han

firmado?

—De alguna manera, sí. En algunos apartados se hace mención explícita a qué competencias deben ser

delegadas a los nacientes poderes autonómicos, o, en el caso de Cataluña, a la naciente Generalitat, de

carácter transitorio y provisional. Pero, fundamentalmente lo que hay es una cláusula que Impide como

mínimo que un programa de esta naturaleza desvirtúe la posibilidad de que el Estado transfiera de hecho,

como asi se ha convenido en los acuerdos políticos, las funciones correspondientes a los gobiernos de

carácter autonómico o preautonómico.

Pedro Sodupe (Partido (Nacionalista Vasco)

La entrevista con don Pedro Sodupe, representante del Partido Nacionalista Vasco (PNV) fue realizada

por la Redacción de Televisión Española, en Bilbao.

—Señor Sodupe, ¿por qué ha sido firmado este pacto y qué ha encontrado de positivo el PNV en su

firma?

—En repetidas ocasiones el PNV, por medio de distintos portavoces, ha manifestado su juicio de que el

pacto de la Moncloa constituye un hecho sumamente positivo para el desarrollo de le vida política del

Estado español.

Nuestra firma del pacto de la Moncloa supone nuestra toma de responsabilidad ante la situación por la

que atraviesa el Estado. Dentro de ese pacto hay que distinguir necesariamente el acuerdo económico y el

acuerdo político. En lo referente al acuerdo económico, hay que destacar que a nadie se le escapa la

gravedad de ta situación económica que hace necesario una respuesta que hace preciso que se aborde de

manera conjunta su posible solución. Por ello, nosotros hemos suscrito el acuerdo económico: Primero,

porque entendemos que es absolutamente precise esa respuesta comun por parte de todos los partidos

políticos con representación parlamentaria. En segundo lugar, porque consideramos qué las medidas a

corto plazo que se establecen para pallar los efectos de la crisis pueden ser eficaces si son llevados a la

práctica por el Gobierno con decisión y oportunidad.

Además queremos destacar que por primera vez en muchos años, Junto a un pacto de medidas

económicas a corto plazo, se han adoptado una serie de reformas estructurales de reformas en

profundidad que pueden eliminar las graves deficiencias y las dificultades con que te he tropezado el

desenvolvimiento del sistema político. En lo referente el acuerdo político, quisiere subrayar que dentro de

ese acuerdo, se asienten le» base» de lo que puede ser el futuro marco democrático del Estado. Se hable

de la libertad de ex-presión, de le libertad de reunión y de le reforma del Código Penal. Hemos suscrito

estos acuerdos porque considéreme que se abordan de manen abierta y progresiva, que pueden conducir e

un marco auténticamente democrático.

Sin embargo, destacamos que en gran medida estos acuerdos son bases que habrán de desarrollarse y

llevarse a las Cortes para su debate y aprobación definitiva.

—¿A su juicio, el PNV ha tenido que renunciar a algo?

—No utilizarle el término renunciar. El PNV, al igual que otras formaciones políticas, ha cedido en

aspectos importantes en aras de llegar a un acuerdo. Sin embargo, y sinceramente, tenemos que

manifestar que no hemos renunciado a ningún postulado Importante y fundamental para el PNV; en e!

transcurso de las conversaciones hubo momentos difíciles para nosotros, como los relativos al orden

público, a la ley de Defense de la democracia, pero oí final se ha llegado a unas formulaciones aceptables.

—¿Estos pactos pueden afectar a tas conversaciones sobre et régimen preautonómico dei País Vasco?

—Yo creo que puede afectar al régimen preautonómico y que le afectará de manera positivo. Porque e

sugerencia da los representantes catalanes y vascos se Incluyó en él acuerdo un apartado que se refería a

que el desarrollo del programa económico deberá acomodarse en cada momento a la situación vigente en

materia de preautonomias. Esto significa que se pone automáticamente en contacto la autonomía con las

cuestione» autonómicas y sociales. Ésto para nosotros es sumamente importante desde el momento en que

queremos la autonomía para algo, y, como pueblo vasco que somos, para poder incidir sobre nuestra vida

económica y social. Consideramos por tanto que los acuerdos de la Moncloa contienen unas

formulaciones favorables itera las autonomías o para las instituciones autonómicas.

Jordi Pujol (Pacto Democratic per Catalunya)

—Señor Pujol, ¿por qué era necesario suscribir el Pacto de la Moncloa?

Porque la altuacion del pais es veraderamente difícil, y nosotros pensamos que el pais tiene posibilidades,

recursos y salud para superar esta situación, a condición de que estas dificultades no sean aprovechadas

para uso partidista, a condición de que hagamos un esfuerzo con/unió y colectivo. El pacto es un

compromiso da juego limpio y para ello todos hemos cedido algo. Porque el país lo requiere y lo necesita

y porque no hay que aprovecharse de las dificultades del país. Por eso nosotros hemos firmado y hemos

pedido que se llegara a un acuerdo de ese tipo.

—¿A qué he tenido usted que renunciar? ¿Qué es to que más trabajo (e ha costado admitir a la hora de

firmar el pacto?

—-Nosotros no hemos renunciado a gran cosa. Nada de lo que hemos firmado en la Monclóa entra en

contradicción con loa planteamientos nuestros. Habrá que explicar, por ejemplo, a las asociaciones de

jubilados y a le» asociaciones de padres de hijos subnormales el hecho de que, según ello», de loa

subnormales no se ha hablado en tí Pacto de la Moncloa. Y llevan razón. Se hará y nada de lo que se ha

planteado en la Monclóa pona freno para que de forma muy inmediata se pueda plantear. Lo mismo

podríamos decir de la cuestión agrícola, y nosotros seguiremos reclamando (a aceptación de nuestro

problema completo.

—¿Los «cuerdos de te Mondoa pueden trasladarse para su ejecución al desarrollo de las autonomias y

concretamente el dé la Generalitat provisional?

—Nosotros, el último día de las reuniones y al final, retrasamos la firma porque planteamos el tema de

que queríamos que en esos acuerdos —y asi se hizo— constaran dos puntos: el primero, que constara la

reacción general que afortunadamente existe en España de que habrá que dar unas autonomías a lea

reglones, y a los pueblos y fas nacionalidades que componen España; y, por otra pane, que tos acuerdos

de la Moncloa no Iban a a» Inconveniente pera que durante los próximos meses estos Órganos

preautonomicos» que se estan preparado, traspasen laa funciones ¿e la Administración central a esos

órganos autonómicos y no Iba a verse en dificultad por los acuerdos de la Monclóa. Cosa que se aceptó.

 

< Volver