Fraga, Carrillo, Felipe González y Calvo-Sotelo, ante las cámaras de televisión. 
 Puede superarse la crisis  :   
 Con una responsabilidad común, la democracia será consolidada. 
 Pueblo.    02/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Fraga, Carrillo, Felipe González y Calvo-Sotelo, ante las cámaras de televisión

PUEDE SUPERARSE LA CRISIS

Con una responsabilidad común, la democracia será consolidada

MADRID. (PUEBLO.)—La intervención de los líderes políticos ayer ante las cámaras de Televisión

Española para explicar las razones del «pacto de la Moncloa», tuvieron especial interés y un matiz

diferente en la entrevista mantenida con Manuel Fraga, representante del único partido, Alianza Popular,

que no suscribió el acuerdo político. Después de Fraga intervinieron Santiago Carrillo (PCE), Felipe

González (PSOE) y Leopoldo Calvo-Sotelo (UCD).

TFRAGA: «Cuestión de principios»

Explicó el secretario general de Alianza Popular que no habían firmado el pacto político porque «no era

oportuno ni constructivo en este momento. Estimamos que hay un problema de principio. Creo que es in-

moral qu« dos partidos se pongan de acuerdo sobre un tema en él que en sus programas mantienen

posiciones contradictorias... Cada uno tiene la obligación de mantener ante los que le han elegido aquellas

ideas por las cuales fue efectivamente votado».

Se refirió a diversos acuerdos tomados desde el primer día de las conversaciones, que luego quedaron en

«agua de borrajas». «En este momento —dijo— ya nadie puede hablar de crímenes políticos...En estado

de se-mana ha habido tres policías heridos en Vitoria, una cárcel destrozada en Barcelona, noticias malas

de orden público en otras partes del país. Nosotros creíamos que ahí debíamos haber dicho todos "punto y

raya". Y lo dijimos todos el primer día, bajo la emoción producida por la muerte de aquel gran vasco y

gíán´ español que fue mi pobre amigo Unceta, el presidente de la Diputación de Vizcaya.»

Fraga si se mostró de acuerdo con el pateo económico, aunque matizó. «Hay una parte que es cierta y otra

que es incierta, una positiva y otra negativa. Es positivo que los partidos políticos hayan dicho que

renuncian a hacer política de partido durante dos años. Negativo seria que se entendiese que hemos

llegado a un acuerdo total, y que no se enterase el país de que él tiene la parte importante de la resolución

que hemos aprobado en el Congreso... Hay que invitar a la gente a ahorrar, a trabajar, a arrimar ei

hombro. Ese es el gran sentido.»

CARRILLO CRITICA A LOS GRANDES EMPRESARIOS

En la intervención correspondiente al Partido Comunista de España, su secretario geperal. Santiago

Carrillo, criticó duramente a los grandes empresarios. Puso el ejemplo de la Babcock Wilcox, de Bilbao:

«Su Consejo de Administración está formado por familias del «bunker» económico español, que tienen

dinero a montones y que, sin embargo, parece que están dejando arruinarse y entrar en quiebra a la

empresa. Yo no puedo evitar la idea de que ese abandono de una empresa que tecnológicamente y por su

producción es una de las más importantes del país no tenga detrás solamente razones económicas, sino

también algunas razones políticas.»

Y abundó en el tema: «Si hablamos de la pequeña y mediana empresa, es evidente que tienen dificultades

reales que no podemos negar. Pero me parece que en este país hay un amplio sector también de gente que

tiene mucho dinero, que podría invertirlo y no lo hace. Y no lo hace por razones políticas y por falta de

pason las mismas gentes que´ durante cuarenta años se han presentado como los monopolizadores del

patriotismo en este país.»

Expresó también su convencimiento de que por parte de los trabajadores va a haber una actitud de

corresponsabilidad en los acuerdos y al mismo tiempo de exigencia para que se aplkjuen de manera

equitativa. «Tenemos una clase obrera y un pueblo en este país mucho más consciente de lo que algunas

gentes piensan, y a veces más consciente que la clase política.»

Sobre el terrorismo dijo Carrillo que «hay que combatirle no con los "Hombres de Harrelson"... Hay que

aislarle primero social y politicamente... Todas las medidas que signifiquen medios extraordinarios

convierten en terrorista al Estado mismo... Creo que los acuerdos de la Moncloa hacen mucho más que

cualquier medida espectacular».

FELIPE GONZÁLEZ: «Una situación heredada.»

El secretario general del Partido Socialista Obrero Español afirmó que en su opinión lo primero que

tienen de positivo los acuerdos de la Moncloa es que por primera vez se da respuesta a una situación

económica difícil, grave, que venimos arrastrando desde 1974. Es una crisis económica heredada de la

situación, heredada en su gravedad porque desde 1974 no ha habido ni un solo Gobierno que haya sido

capaz de afrontarla con decisión y de decir al país que se estaba atravesando por un bache económico

grave.

Preguntado sobre qué era lo más positivo de los acuerdos políticos de cara ´ a la consolidación de la

democracia. Felipe González manifestó que en materia política se han conseguido avances considerables.

Por ejemplo, en materia de libertad de asociación, de libertad de Prensa, de libertad de reunión...

«Asimismo se ha transformado el concepto de orden público.»

Afirmó también que la oposición no ha desaparecido con la firma de estos acuerdos, sino que cobra ahora

un sentido muy peculiar que creará una, dinámica nueva en los próximos meses. «Los socialistas vamos a

pasar a una oposición enormemente constructiva, pero muy positiva desde nuestro punto de vista, pbr

cuanto vamos a exigir al Gobierno que cumpla los compromisos a los que ha llegado con la oposición/ Es

decir, en definitiva, que profundice la democracia, en materia económica y en materia política.»

LEOPOLDO CALVO-SOTELO: «Un acierto»

Durante su intervención, el representante de UCD recalcó ei acierto de la convocatoria de la Moncloa,

que la UCD la había hecho por su situación distinta a la de los demás partidos.

Sobre cuándo se empezarán a notar los aspectos positivos del consenso, señaló Leopoldo Calvo-Sotelo

´que la impresión general es que los próximos meses serán difíciles y que los sacrificios resultarán duros

de aceptar. «Yo espero —dijo— que lo» trabajadores acepten qu« para salir de la crisis económica tienen

que renunciar a un aumento de su poder adquisitivo. Y espero que los empresarios comprendan que una

política monetaria dura y una presión crediticia grande ea pieza fundamental para dominar la inflación.

Yo creo que en el verano próximo, y en todo caso antes de un año, si estos acuerdos se llevan adelante

con vigor y eficacia, empezaremos * ver que hemos doblado el cabo de las tormentas, y espero que lo

hagamos sin daños mayores.»

Finalmente, dijo que se había dado un aplazamiento de la rivalidad electoral entre los partidos y que

estamos ya muy cerca de la consolidación de la democracia.

 

< Volver