Autor: Pablo, F. L. De. 
 Semana política. 
 Esperanza en la aplicación del "pacto de la Moncloa"     
 
 Ya.    06/11/1977.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

SEMANA POLÍTICA

ESPERANZA EN LA APLICACIÓN DEL "PACTO DE LA MONCLOA"

Síntomas claros de reducción del consumo •Aumentar la calidad del trabajo, tarea del Gobierno y de las

instituciones representativas

• Es urgente que las comisiones y los grupos parlamentarios" comiencen a funcionar con regularidad

• La superposición del debate constitucional con la necesidad de celebrar las municipales, podrió influir

negativamente en la superación de la crisis económica

MADRID

(Crónica política de Logo» por F. L. de Pablo.)

Tras la primera semana de aplicación del "pacto de la Mondo»", los síntomas son esperantadores. La

Bolsa ha subido con firmeza, lo que puede significar que hay confianza para invertir por parte

empresarial. Las centrales sindicales siguen negociando con el Gobierno y acabarán por acatar totalmente

los pactos. También el consumo parece que «e restringe. De u« sondeo entre comerciantes puede

advertirse, desde que se inició el disparo de precios a mediados de año, que la gente consume más pan y

menos carne, empieza a cambiar menos de aparatos domésticos o de ropas, baja la venta de coches—de

cuyas alzas de precios hemos perdido la cxienta—, aumenta el número de viajes en autobús y se reducen

los domingos las ventas de gasolina, prueba de que sale menos público el fin de semana, pese a que últi-

mamente, y como una forma de Inversión segura, aumentó la vente de parcelas, mientras que, por temor a

la fiscalidad, se ha reducido la compra de "segundas residencias".

Hay, en fin, síntomas claros, si no die austeridad, sí, al menos, de reducción del consumo. SI los partidos

políticos y otrae instituciones influyentes en la opinión pública aciertan a predicar con el ejemplo, como

anunció el presidente Suárez que haría la Administración, es posible que se cree una. conciencia. d«

austeridad, de lucha contra «i despilfarro, contra el alza salvaje de loa precios y, sobre todo, de exigencia

de calidad, aspecto que algunos echan de menos en las recomendaciones del "pacto de te. Moncloa".

Porque para aumentar nuestras ventas exteriores no basta con aumentar la productividad; tiene que

mejorar la, calidad de nuestros productos para que sean más competitivos en e-1 exterior y más rentables

en su uso o consumo interior. Bata, sería la mejor muestra de la solidaridad que ee nos reclama.

Fracaso de la ley General de Educación

En esta linea, uno de loa esfuerzos más inmediatos, que si esta recogido *n él documento del

pacto económico, «í *1 que «e refiere a la "mejora de calidad en la enseñanza en centros

estatales y no estatales".

Los nuevos sistemas educativo* que implantó la ley General d« Educación del señor Villar están

fracasando estrepitosamente en su aplicación, quizá por el contexto sociopolítico en que fueron

Implantados, la falta de financiación suficiente y el clima da inestabilidad académica de estos últimos

años. El hecho es que Is. gran masa de niños que han sido formados en 1« Educación General Básica

llegan a las edades y cursos del BUP con gran retraso, tanto en su formación educativa básica, como en su

orientación vocacional, de modo qua difícilmente pueden pasar al BUP, donde se está produciendo una

selección drástica, que acaso termine con la ai as if ieación universitaria dentro de unos años, pero que

produce grandes frustraciones sociales, porque no ha logrado una orientación de quienes ce ven obligados

a pasar hacia la formación profesional, que tampoco se ha prestigiado «orno se deseaba, ni dotado de las

plazo* que serían necesarias.

Esa baja calidad d* 1* enseñanza comienza ya a notarse en ¡os niveles de aumento de paro entre los

jóvenes con edad para Insertarse en «1 trabajo, cuya, formación no se corresponde con sus exigencias.

Cada dia ion mis altas las cifras de jóvenes qua no encuentran empleo, no sóio porque falten puestos de

trabajo, sino por el bajo nivel de formación profesional que ofrecen. Si e«o ie advierte tntre los titulados

universitarios de 1* última década, a los que algunos anuncios de ofertas de trabajo de empresas

comienzan por excluir, mucho más ee refleja entre la masa laboral, más o menos especializada en algún

oficio o profesión. Aquí puede estar el "talón de Aquilea" de nuestro progreso económico en los próximos

años.

Aumentar la calidad del trabajo

Por todas partes cunde la conciencia de que es preciso aumentar la calidad del trabajo de este pais de la

chapuza para oir tirando. Como siemrpe se espera que el Estado predique con el ejemplo. Pero en un

régimen democrático, el Estado no es sólo ek Gobierno. Quizá esta tarea de regeneración moral de la

sociedad corresponda más a las instituciones representativas.

No parece, sin embargo, que la mayoria de los ruegos , preguntas, interpelaciones o propuestas que hasta

ahora han formulado los parlamentarios vayan en esa linea. Se busca le denuncia, d* corrupciones

administrativas, s* denuncia y balancea al "franquismo", pero nadie todavía se ha atrevido a, denunciar y

ofrecer soluciones operativas para lo» vicios y corrupciones de toda la sociedad a que representan, como

ea éste del desprecio nacional por ¡a obra bien hecha.

Las Cortes, a medio gas

Cierto que todavía las Cámaras funcionan « medio gas. En el Congreso y del Senado no se han debatido

e] cúmulo de proposiciones de ley que se han presentado desde que se constituyeron ambas Cámaras. La

mayoría de ellas, proponiendo cambios legales que no se pueden llevar a cabo de la noche a la mañana.

Otras, en cambio, urgiendo que la realidad legal «e adapte a la realidad´social. Es de esperar que esta

situación de atasco y deficiente organización funcional que sufre el Congreso y el Senado «e supere, en

cuanto estén concluidos la organización de los cuadros administrativos, aumente el cuerpo de letrados y el

Senado *e instale definitivamente en «u nuevo domicilio. E» urgente que las comisiones y los grupos

parlamentarios comiencen a funcionar con regularidad.

D« momento, los presupuestos •eran debatidos este año con un gran retraso, pese » «u complejidad, «1

incorporar por primera vez los presupuestos de la Seguridad Social y de los organismos autónomos. Por

primera vez también se ha presentado » las Cortes una documentación exhaustiva de la justificación d«

los gastos e ingresos presupuestarios. El volumen y complejidad del proyecto de presupuestos y

*1 justo afán fiscalizador que de» muestran diputados y senadores, augura unos debates largos y prolijos,

que es de esperar no retrasen «1 debate y aprobación del paquet de leyes, en desarrollo de los acuerdos de

la Moncloa, que comience a enviar el Gobíerno a, las Cortes.

Sin prísa poro Jas municipales

Es Justo que se le aumente el sueldo a sus señorías en el nuevo presupuesto (para las dos Cámaras la«

Cortee contarán con 1.367 millones, doble del año actual), porque van a tener que trabajar en exclusiva

para el Parlamento. Además de las diez leyes ordinarias que ¡os acuerdos de la Moncloa van a producir, el

Gobierno enviará antes de fin de diciembre el proyecto de ley regulando el régimen electoral de las

municipales. Si la ponencia constitucional no se empeña »n escribir una constitución tan detallada como

la que está redactando, en lugar del texto brev» que al menos UCD nos habla prometido, es posible que el

debate constitucional no se superponga con la necesidad imperiosa d« celebrar las elecciones

municipales, cuya convocatoria no dependerá ya del Gobierno, sino del tiempo Que tarden ambas

Cámaras en aprobar dicha .ley «lectora!.

De momento, los dos partidos mayoritarlos no muestran excesiva prisa «n esa convocatoria, aunque

ambos, UCD y PSOE, trabajan febrilmente en la preparación de la campaña. En cualquier oaso, ambos

partidoa habrán de procurar un ritmo en la tramitación legislativa que permita disponer con la separación

necesaria de la normativa electoral municipal y de la Constitución, * fin ds que no se superpongan ambos

procesas, qu« pueden influir negativamente en la supe-ración de la crisis económica,, »i m, lo largo d« los

próximos meses se somete al país, sin un ordenamiento previo, a tres convulsione* electorales tan

paralizadoras de 1* actividad general como serán tas sindicales, «1 referéndum constitucional y les

municipales.

 

< Volver