Una claúsula para el "pacto de la Moncloa"     
 
 Informaciones.    18/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

INFORMACIONES

Una cláusula para el «pacto de la Moncloa»

LA huelga de hoy de los aeropuertos, posterior al paro de hace siete días y anterior al que se registrará la

semana próxima, confirma el manifiesto fracaso de las negociaciones desarrolladas entre el Gobierno y

los representantes de los trabajadores.

Ello significa claramente que hemos entrado en un proceso de endurecimiento del conflicto, que no

beneficia a nadie. Es evidente que esta serie de paros en cadena tienen un alto costo, que repercute muy

negativamente en nuestra ya escuálida productividad. Quienes hoy han secundado la huelga deberían

meditar, dejando de lado lo justo o injusto de sus reivindicaciones, que no estamos en condiciones de

crear más problema a la economía y que los paros laborales, si bien son básicamente un instrumento lícito

para ejercer presión en ciertos momentos, no son arma reivindicativa a utilizar indiscriminadamente en

cualquier circunstancia, sin tener en cuenta los graves condicionamientos socioeconómicos por los que

atravesamos. Cualquier responsable sindical sabe que tan importante como organizar un movimiento

huelguístico es saber finalizarlo. Mucho nos tememos que la inexperiencia de estos trabajadores —más de

un 80 por 100 no están sindicados— les lleve a no saber cómo acabar con la huelga.

Pero no basta con criticar el recurso al paro laboral aquí, ahora y en las presentes circunstancias. Este

conflicto entraña un importante dilema, sobre todo de cara a la inminente negociación de numerosos

convenios colectivos: el pacto de la Moncloa, ¿tiene p no carácter retroactivo? Aunque el documento

común deja bien claro que durante 1977 y 1978 los salarios no deben rebasar el tope salarial fijado. La

única forma de dar salida a esta controversia, y de evitar la oleada de conflictos que pudieran venir en

invierno, es que quienes redactaron y formaron el pacto se sienten de nuevo en la mesa de palacio y, tras

un intercambio de opiniones, coincidan en añadir y suscribir una cláusula resolviendo esta interrogante.

De lo contrario, entrañamos en una nueva fase política, en la que la radicalización de este conflicto

acabaría por plantear la incapacidad del Gobierno o la ineficacia del "pacto de la Moncloa».

 

< Volver