Manuel Cantarero del Castillo     
 
   10/10/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

MANUEL CANTARERO DEL CASTILLO es en estos momentos un líder político en posición difícil. Más o menos, como casi

todos, dadas las circunstancias que atraviesa el país. No cabe duda, sin embargo, de que es también un dirigente ampliamente

respetado y escuchado por prácticamente todos los sectores, que reconocen su honestidad personal, independientemente de que

compartan o no sus posiciones políticas concretas. Hombre de encrucijada, como le definíamos aquí en alguna ocasión, refleja en su

persona y en un grupo, Reforma Social Española, los mismos dilemas y opciones que asaltan actualmente al país. No en vano es un

hombre con clara vocación de servicio, como lo demuestra la impresionante actividad que despliega, en viajes, reuniones

asociacionistas, declaraciones y colaboraciones - muy lúcidas - en la Prensa. Pues bien, estas son sus últimas declaraciones: «Lo

único que deseamos en este momento - en R. S. E. - es que se acabe con tanta violencia. Si el clima se sigue irracionalizando, no

tenemos nada que hacer con nuestra asociación. Cuando el cambio esperado no se produce, no tenemos más remedio que

inhibirnos.»

 

< Volver