Autor: Bayón, Miguel. 
 El búho montará su obra. 
 Alfonso Sastre, entre la sangre y la ceniza     
 
 Diario 16.    31/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Kl Buho montará su obra

Alfonso Sastre, entre la sangre y la ceniza

Miguel Bayón

Una de las obras más malditas por la censura de Alfonso Sastre, "La sangre y la ceniza", va á ponerse en

pie en nuestros escenarios de la mano del Colectivo El Buho, que el año pasado presentó en Madrid el

"Woyceck", de Brüchner.

Alfonso Sastre, uno de los autores teatrales de trayectoria más coherente y más coherentemente

machacado por la realidad española, vive actualmente exiliado en Burdeos. La obra data de 1965 y su

tema es Ta pasión ante la Inquisición de un espíritu libre, Miguel Servet.

El Buho

"Hemos elegido la obra —declara El Buho a D16— porque nos parece excelente. Además, porque Sastre

es un autor que no merecía haber estado discriminado y perseguido.

"La sangre..." viene a ser, aun cuando fue escrita hace tantos años, una analogía de nuestro pasado más

inmediato. La misma figura de Servet, en cuanto intelectual, transparenta mucho de posición

autobiográfica."

"Sastre ha pasado por experiencias similares —sigue El Buho—, incluso ha tenido que firmar trabajos

suyos con otro nombre, puesto que el suyo estaba proscrito. Lo más terrible es que un autor como él

puede secarse si carece de la posibilidad de ver su propio teatro."

En efecto, Sastre siempre ha hablado de la necesidad de los "verificantes". Esta obra se incluye en lo que

él denomina "tragedia compleja", que posee elementos esperpénticos, pero distanciados por la ironía.

"Por eso no podíamos hacer un montaje rígidamente realista. Hemos partido, si, de materiales muy

simples, madera y hierro, y de un vestuario confeccionado con cortinas viejas. Pero ya el texto nos

sugiere utilizar objetos anacrónicos, que dan un sentido no realista a la obra.

Aparte de ello, Sastre deja en total libertad para hacer varios personajes un solo actor, para intercambiar

papeles simultáneamente... Nosotros sólo somos seis actores y un músico, y el único que no varía de

papel es el que personifica a Servet."

Pero esta tragedia compleja de Alfonso Sastre también desmitifica al héroe clásico de la tragedia. "Miguel

Servet no es de una pieza. No es un héroe. Es alguien normal, que a ratos se muestra cachondo, a ratos

tiene miedo, con las facetas normales de todos nosotros."

Esta normalidad del protagonista contribuye a que se haga más patente la angustiosa denuncia qué la obra

plantea sobre constantes históricas españolas.

 

< Volver