V Asamblea de Reforma Social Española. 
 Cantarero del Castillo, contra la integración en el P.S.O.E.     
 
 Informaciones.    17/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

V ASAMBLEA DE REFORMA SOCIAL ESPAÑOLA

CANTARERO DEL CASTILLO, CONTRA LA INTEGRACIÓN EN EL P.S.O.E.

MADRID, 17 (INFORMACIONES). - El «anticuado dogmatismo marxista». «excesivo y anacrónico

ritualismo revolucionario», la «no superación del esquema franquismo-antifranquismo» y la «falta de

prudencia en la verbalización política», constituyen, para don Manuel Cantarero del Castillo, los motivos

por los que la integración de los militantes de Reforma Social Española (R.S.E.) en el P.S.O.E. no es

conveniente, a pesar de la identidad de fines sociales, económicos y culturales entre ambos partidos,

según manifestó, en el transcurso de la quinta asamblea general representativa de R.S.E. que se ha

celebrado durante el fin de semana.

Durante la misma, el señor Cantarero apuntó las consecuencias que se han derivado de la derrota

electoral, señalando que entre ellas podrían cifrarse el descenso de atención de la Prensa y medios de

comunicación social a los partidos extraparlamentarios, la defección de algunos militantes destacados por

vocación de inmediato protagonismo y el interés de partidos parlamentarios en conquistar a los militantes

de R.S.E.

Por otra parte, se refirió el señor Cantarero al acuerdo mayoritario de la asamblea precedente sobre la

conveniencia de integrarse en una formación política grande, preferentemente el Partido Socialista Obrero

Español, siempre que éste siguiera la línea del Congreso de Frankfurt de 1951, y alternativamente en una

posible federación o gran partido socialdemócrata. Tras de una u otra manera rechazar ambas

posibilidades en las circunstancias actuales, el secretario general de R.S.E. apuntó la necesidad de

mantener el partido en «expectativa de una ulterior y posible oportunidad de integración por

identificación ideológica clara e inequívoca». Asimismo el señor Cantarero invitó a los presentes a

continuar dando respuestas rigurosas y bien razonadas a los problemas políticos, sociales y económicos, e

insistir en la cooperación para la reconciliación nacional.

Por último, como colofón a la exposición de su informe ante la asamblea, el señor Cantarero subrayó que

los hombres de R.S.E. deben encaminar sus esfuerzos a la promoción de la cultura cívica y a

desdramatizar, en la medida de lo posible, la vida política y social española.

Durante la quinta asamblea, a la que asistieron los delegados de 46 provincias españolas, se debatieron

diversos aspectos relacionados con el futuro del partido, punto en que basó su informe el secretario

general del partido, que más tarde trataría sobre la situación política del país.

 

< Volver