Autor: Rodicio, Maribel. 
   "Todos los partidos políticos deben ser legales"  :   
 "Un estado Federal resolvería los problemas de España". 
 El Norte de Castilla.    11/01/1976.  Página: 3, 5. Páginas: 2. Párrafos: 30. 

"Todos los partidos políticos deben ser legales´

«Un Estado Federal resolvería los problemas de España»

* "LA IZQUIERDA DEBE EVITAR LA INTERFERENCIA DE INTERESES

INTERNACIONALES" * ENTREVISTA CON ANTONIO G ARCIA LÓPEZ. SECRETARIO GENE

RAL DEL ILEGAL P.S.D.E.

Don Antonio García López, economista, empresario y presidente de «Crédito Federal, S.A.», con sede en

el numera 14 de la calle Segre de Madrid, está en nuestra ciudad para presidir una reunión potenciadora

del Regionalismo CastellanoLeonés. Una reunión legal, por supesto. Como legal será el Congreso

General que el Partido Socialista Democrático Español, del que el señor García López es secretario

general, celebrará en Madrid el próximo día 17, si Dios quiere y el gobierno no se vuelve atrás.

El ilegal P.S.D.E., se desglosó hace unos meses de la también ilegal U.S.D.E., de la que Antonio García

López fue cofundador con Dionisio Ridruejo. Antes, hace ya muchos años, colaboró y representó al

PSOE en reuniones internacionales:

Antonio García López tiene todas las cualidades que pueden exigirse en un político; Ideas claras y

claridad para expresar las aunque sin pillase los dedos, los grados justos de simpatía, facilidad de palabra,

y hasta ese poquito de preocupación por mantener el gesto, la postura y el acento convincente

«acento burgalés que no he perdido a pesar de los años de ausencia».

UN PAÍS MADURO A PESAR DE 40 AÑOS DE AYUNO POLITICO

—En caso de dar el Gobierno carta de libertad a los hasta ahora llamados partidos ilegales, ¿con cuáles

puede convivir el PSDE, o mejor, con cuáles puede colaborar, en la andadura de un país mejor?.

—La libertad no se pueda racionar si se puede dividir. Es estado no tiene que otorgar sino que debe

reconocer los derechos a la libertad, del ciudadano; esa es la diferencia entre el Antiguo Régimen y la

Democracia moderna, por eso queremos que todos los partidos sean legales, porque si alguno es

legal, caso del Comunista, será una manza na podrida en el cesto. Una cosa es la convivencia con todos

los partidos políticos y otra es la alianza de los partidos" con el Gobierno. Yo creo que el país ´ está más

maduro políticamente y conoce sus intereses; sobre todo, las gentes, medías, los trabajadores, el pequeño

empresario, es decir, todos aquellos que viven de su trabajo y en el fondo, de forma precaria. Por lo tanto,

sabrán votar y yo creo qué votarán a la izquierda y no a la revolución. Pienso que el porcentaje de los

partidos de izquierda democrática, excluyendo al Partido Comunista, constituyan" hoy" día,

potencialmente, una mayoría suficiente para go bernar al país en los próximos años y que un centro

izquierda será, probablemente el gobierno del pas en el próximo decenio, Sin embargo, dentro de las

tendencias socialistas y demoráticas existen puntos de divergencia. En su misma trayectoria política"

personal se dan estas divergencias, estas escisiones... —Cuando en una habitación no hay luz, la gente

choca y cuando se discute de ideología las diferencias y las fisuras son innumerables. La atomización

actual es un producto de la clandestinidad pero cuando se aproxime el proceso electoral las ideologías y

los intereses comenzarán a aproximarse.

En cuanto a mi historia personal, es bien clará: Desde hace veinte años, en que estuve representando el

PSOE del exilio, he querido siempre lo mismo, un partido socialista que no fuese dogmáticamente

marxista. Desgraciadamente, la alternativa socialista que se ofrece hoy, la de Suresnes, en su posición

estricta de clase y de lucha de clases, excluye a grandes masas de la población que la socialdemocracia

debe incorporar al proceso democrático y al proceso socialista.

—Son aplicables a España los moldes socialdemócratas de algún país eropeo o necesitamos unos´

planteamientos distintos?

—El problema inmediato del país es lograr en los próximos años una democracia sin que se llegue a la

confrontación de las famosas dos Empañas. La reforma de las estructuras y las conquistas socialistas

serán el fruto de esta primera etapa. Indudablemente, el modelo que nosotros consideranios más próximo

es el programa de Bad Godesberg, de la socialdemocracia alemana, que en resumidas cuentas consiste en

que haya dos sectores de la economía, el público y el privado en competencia directa, siendo el Estado

árbitro entre estos dos sectores, Y como es "natural, después de

qquince años de nazismo, en su día tuvo un gran énfasis libertario de respeto a los derechos del ciudadano

y a las organizaciones sociales intermedias entre el ciudadano y el Estado. Restumiendo, debe ocuparse

de la vida local, regional, sindical, etc. Siguiendo, el ejemplo alemán, nuestro partido también tiene

talante federal.

EL FEDERALISMO COMO SOLUCION1 POLITICA Y ECONOMICA

—¿Pero el pueblo español está preparado para convertirse es un Estado Federal? —A pesas de 1a gran

tradición federalista del XIX y de la tradición histórica de la monarquía austríaca, que en realidad era un

estado federal, la realidad es que desde la reforma centralizadora del S.XIX la idea federal hoy día en

España, se limita a unas minorías políticas o a las regiones de Cataluña, País Vasco y Galicia, con idioma

y´perfiles diferenciales.

Personalmente creo en él sistema porque he vivido ocho años, entre Canadá y Estados Unidos y Suiza,

que son estados federales y funcionan de forma excelente. Es casi indispensable que pasemos por una

etapa de autonomías pues las regiones que mencionábamos han pedido el establecimiento de los estatutos

aprobados, aunque con grandes resistencias durante la República, nuestra opinión es que el

restablecimiento de dichos estatutos es conveniente y oportuna. Ahora, bien, sin perder de vista la

organización regional y de las autonomías en las demás regiones a través de mancomunidades, como paso

hacia esa aspiración de un estado federal que probablemente resolvería muchos de los problemas de

desequilibrio económico y de tensión política mejor que el aprato central.

—Ya que estamos en Castilla; ya que usted se ha definido antes como castellanista, ¿podrá nacer entre

nuestras gentes la conciencia regionalista cuando se nos ha educado en la idea del centralismo?

—Los castellanos no conocemos nuestra propia historia. Tenemos, aunque lejana, la rebelión comunera

contra los abusos del poder central. La única protesta durante tres siglos contra los abusos de los consejos

fueron las pocas Cortes de Castilla convocadas, y recuerdo y no hay otro lugar mejor que «¡El Norte de

Castilla», la movilización popular de Santiago Alba y Joaquín Costa.

Nuestro partido ha sido uno de los principales promotores de la alianza de León y Castilla, aunque ahora

vaya a participar con ellos como una más entre las fuerzas populares castellanas.

Próximamente espero entrevistarme con Sa Carneiro y quiero proponerle que se oree una comisión

hispanolusa de carácter no gubernamental para ver los medios de hermanar económicamente todo ese

gran macizo geográfico al norte de la Sierra Estrella y Gredos y que hoy se encuentra tan distanciado, con

grave peligro para todo el oeste español, cuya salida natural es precisamente Oporto.

SÍNTESIS DE UN PROGRAMA

—¿Puede adelantarnos brevemente lo que serán las directrices del Partido Socialista Democrático

Español?

—Queremos ser un socialismo no marxista, que resuelva las contradicciones puramente ideológicas ya

que el estatus respectivo en la sociedad industrial es muy similar entre las pequeñas clases medias, el

obrero moderno y progresivo y el pequeño agricultor, es decir, un partido laico donde el cristiano haga un

socialismo que sea suyo, donde se respete y proteja a la empresa privada, etc. Es decir, las formas de

gobierno que durante treinta años han creado las so cialdemooracias europeas, que a pesar de todas las

críticas de los ideólogos marxistas han producido el período más largo de paz en Europa y los niveles

superiores de standard de vida y de libertad individual

—¿Y para salvar la crisis económica?

—El problema económico tiene dos vertientes, la inmediata, de coyuntura, que es relanzar la economía

sin aumentar la inflación. Es claro que para ello sería necesario un gran esfuerzo de inversión pública y

privada ya que a corto plazo el sistema fiscal no puede producir ingresos suplementarios. Será necesario

presionar sobre e¿ alto capital mediante la emisión de, digamos cincuenta o setenta mil millones de

pesetas, de deuda semiobligatoria. Esta será la gran emergencia que significa el éxito del nuevo reinado.

No parece que este gobierno tenga la fuerza sobre las clases del gran capital como para imponer este

sacrificio. Habría, así mismo, que presionar para la reparación, aunque sólo fuera de parte de los diez o

doce mil millones de dólares de capitales emigrados. Dudo también de que exista la suficiente confianza

en el gobierno como para tener éxito en este campo.

Una tercera solución sería a través de retrasos de pagos (créditos encubiertos) de nuestras compras de

petróleo o, incluso de créditos abiertos al mercado exterior, asignados a los grandes proyectos de

inversión nacional.

Una cuarta vía la más fácil, sería imprimir más billetes, pero el desperar sería rápido, con el 25 ó 30 por

ciento de inflación en el año 76 y millón y medio de obreros en huelga en 1977, coincidiendo,

desgraciadamente, con el desarrollo del proceso electoral.

—En algún momento de la entrevista me ha hablado de una reforma sindical, ¿en qué sentido la conciben

.ustedes?

—El partido cree en un sindicalismo donde los trabajadores, de forma voluntaria, se adscriban al sindicato

que defienda sus intereses o represente sus ideologías. Hoy es evidente y en los próximos meses se verá

más claro que la burocracia de la Organización Sindical no sirve como intermediario apropiado entre los

trabajadores y las empresas. Hay que desmontar esa burocracia lo antes posible, que las empresas repartan

entre toda la comunidad trabajadora las contribuciones que actualmente se dirigen a la Organización

Sindical y que. éstos, libremente, se asocien al sindicato de su preferencia.

Es igualmente urgente el que la patronal se desgaje del aparato burocrático y se acostumbre a defender los

intereses de la empresa sin la policía. No podemos permitir que ocho millones y medio de ciudadanos

españoles estén obligatoriamente controlados por una burocracia que no obedece a ningún

controldemocrático y que puede caer en manos de pequeñas minorías.

¿QUIEN SUBVENCIONARA A LOS PARTIDOS POLÍTICOS?

—Se ha acusado a algunos partidos de recibir ayudas económicas de organizaciones internacionales, lo

que ustedes se han encargado de desmentir, concretamente en el caso del PSOE, enviando un telegrama a

Fraga. ¿Quién debe financiar a los partido? políticos, el Estado, esas asociaciones internacionales o deben

autofinanciarse ellos mismos?

—En un régimen de libertad los deben financiar los ciudadanos a través de cuotas o de donaciones

públicas de la Industria, de los Sindicatos, etc.

En países avanzados, como Estados Unidos y Alemania, dados los abusos tradicionales, se está pensando

financiarlos desde el presupuesto.

El problema español es muy difícil porque el futuro partido de derechas de hecho está ya siendo

subvencionado desde el presupuesto ya que la frontera entre el Movimiento y las organizaciones

relacionadas con él Movimiento y el Estado, en el sentido estricto es muy vaga. Pero a pesar de la

inferioridad, la izquierda debe evitar que intereses internacionales vengan a interferir en el proceso

político español, pues los ejemplos de todos conocidos de Chile, Portugal e Italia nos muestran el

resultado catastrófico de esas intervenciones para los intereses de toda la comunidad

MARIBEL RODICIO (Fotos CACHO)

 

< Volver