Autor: Prados Arrarte, Jesús. 
   Una aclaración del profesor Prados Arrarte     
 
 ABC.    03/02/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Una aclaración del profesor Prados Arrarte

Querido director:

A B C de ayer, día 2, publica en su página 15 una información titulada «Los propios alumnos de la

Facultad proponen a un estudiante como decano de Derecho de la Complutense», en la cual se asegura

que en una reunión de profesores y alumnos celebrada en los últimos días de enero para decidir, a petición

del Rectorado, «la constitución de una terna para cubrir la vacante dejada por el decano don Luis Legaz

Lacambra, con motivo de su jubilación..., el profesor Prados Arrarte, catedrático de dicha Facultad,

abandonó la reunión por estimar que en la elección de decano no tenían por qué participar los alumnos».

Esa afirmación no puede ser más opuesta a la verdad, como se deduce del acta de la Facultad. Los

estudiantes que lo comunicaron al miembro de la Redacción de ABC mintieron descaradamente.

La realidad fue que, habiéndose efectuado elecciones para designar representantes de los estudiantes, en

las que no quisieron participar algunos grupos, éstos declararon en el claustro que los elegidos no eran

representativos y que debían ser sustituidos por los designados en una asamblea. Proceder tan absurdo,

según el cual la democracia sólo es válida cuando se ganan las elecciones, y, de lo contrario, debe

alcanzarse la verdadera representatividad en tumultuosa asamblea (que nunca podría reunir, por falta de

locales adecuados, a los 12.000 alumnos de la Facultad), me pareció inaceptable, y muy especialmente en

una Facultad de Derecho, por lo cual declaré que si los delegados elegidos en la citada asamblea, con un

concepto muy peculiar de lo que es la democracia, participaban en el claustro, me ausentaría del mismo

por carecer de legalidad lo que allí se acordara.

Así lo hice cuando el decano en funciones, señor Gibert, aceptó, contra mis indicaciones, la presencia de

los «delegados espúreos nombrados en la asamblea», hecho que no nos extrañó gran cosa, por la

habitualmente insólita actitud de dicho vicedecano, que le ha llevado a dirigir una carta en 29 de

noviembre de 1976 a todos los catedráticos de la Facultad, iniciada con las siguientes palabras textuales:

«Ultimo entre vosotros, me veo mayoral interino.»

El rector de la Complutense, con quien hablé telefónicamente esta mañana, niega, por otra parte, que sea

cierto que los estudiantes le hayan propuesto la designación de un decano-estudiante, que sería ilegal.

Un saludo muy atento.—Jesús PRADOS ARRARTE.

 

< Volver