Autor: Villena, Herminia C. De. 
 Crónica de Murcia. 
 Ricardo de la Cierva, "oráculo" de España     
 
 El Alcázar.    13/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

CRÓNICA DE MURCIA

RICARDO DE LA CIERVA, "ORÁCULO" DE ESPAÑA

(Por télex, especial para El Alcázar). - Ricardo de la Cierva es un lujo político en reserva. Uno de los

pocos lujos que nos quedan ya en España vergonzante y limosnera. Su verborréico numen es inagotable.

Ricardo de la Cierva es el oráculo de España. La playa de San Juan, es el delfos celtibero, un lujo que no

está al alcance de todos los españoles, y mucho más inalcanzable desde que el Gobierno Suárez nos ha

puesto las peras a cuarto a la sufrida clase media, entre la que me cuento, que es contra la que van siempre

los tiros y los "paquetes" de medidas económicas.

Ricardo de la Cierva, entre libro y libro, entre fascículo y artículo, cobrados a precio de exdirector general

- que no hay rentas mas rentables, hoy, que la renta de declararse exfranquista - se viene de vez en cuando

a su apartamento playero para darle un respiro a la prensa capitalista, suelta la espita y nos inunda con sus

cataratas verbales, con sus juicios infalibles y sus agoreras predicciones. Si usted tiene la más ligera

esperanza de que la Alianza Popular de "los siete magníficos" puede llegar a poner orden en el caos y

equilibrar la balanza de los extremismos, deséchela. A.P. es un extraño pájaro nacido de un no menos

extraño maridaje, un extraño mostruecillo con tres alas; una, muerta, otra podrida, y con una sola ala sana,

ya se sabe no se puede volar alto. Laureano López Rodó y Martínez Esteruelas, están muertos, sin posible

resurrección. El ala putrefacta, la representan Thomas de Carranza y Fernández de la Mora. ¿No será que

es una cabeza tan preclara que hace sombra a su propia cabeza?. Fernández de la Mora le escuece

especialmente. "¿Que´ pintan los demás ante un personaje que actúa de ese modo en el consejo nacional?"

¿que es A.P?. Es una alternativa de Gobierno que intenta capitalizar el miedo de la clase media española.

Una cauce para el reaccionarismo, la falta de imaginación y la estupidez política de la gran derecha

financiera, que le ha brindado un fuerte apoyo monetario, unos 3.000 millones de pesetas iniciales. Es,

igualmente, un intento de venganza turbia contra el Gobierno Suárez. Y finalmente, una amenaza turbia a

la Corona. Sus posibilidades sólo existen en un ambiente de radicalización, donde tendrían todas las de

ganar".

VENGANZAS TURBIAS

Maravíllame que el señor La Cierva hable de venganzas turbias, cuando esta andanada verbal no lleva

sólo pólvora, sino una carga en profundidad del más explosivo trinitrotolueno de los grandes resentidos

políticos aunque sus despechos, adobados con indudable talento, los cobre a precio de oro. "Treinta mil

pesetas por crónica, en "Opinión". Diez mil pesetas más que Cela en "Cambio 16". Lo que si estoy

cobrando mucho es por derechos, por fascículos y por los 150.000 ejemplares vendidos de "Historia del

Franquismo". A esto se llama tener tupé y suerte. Practicar descaradamente el anfibismo y encima cobrar

dividendos astronómicos.

Me asombran las reacciones de este descendiente de una ilustre familia murciana de caciques procéres en

que se han dado a partes iguales, talentos que procuraron gloria universal a España t y políticos

inteligentes de carácter difícil que hicieron de su indumento una frase acuñada que es todo un proverbio

de disciplina a rajatabla: "ponerse los pantalones a cuadros . ¿En que planeta viviría Ricardo de la Cierva,

cuando perdió a su padre y a varios miembros más de su familia por el procedimiento tajante del tiro en la

nuca?, para mostrarse tan liberal él y tan partidario del borrón y cuenta nueva?.

Descendiente de un ministro de la Corona sus lealtades no le impidieron coquetear con el franquismo

hasta llegar a director general y cuando ser leal al franquismo, redujo sus posibilidades de llegar a

ministro se hizo liberal y contestatario, apóstol incomprendido de la amnésica reconciliación que derriba

los jericós más irreductibles. Y sigue con sus juicios inexorables.

"La idea de Fraga es utópica. Lo arrastrarán a él a la extrema derecha. Fraga y Álvarez de Miranda han

dejado escapar, quizá para siempre, su gran oportunidad política, su colosal oportunidad. En Fraga ha sido

por exceso de cualidades. Fraga ha derrotado a Fraga. Seis horas a bordo del yate real en aguas

mallorquinas, el 16 de agosto, le permiten constatar "el tremendo autocontrol del Rey y la enorme

madurez adquirida desde hace dos años". O, "me equivoque con Suárez. Creo que está a favor de la

democracia con convicción profunda".

Inagotable Ricardo de la Cierva que tiene tiempo de escribir libros, fascículos, crónicas políticas, atender

su cátedra, ser oráculo, veranear, no dejar a la prensa inactiva con sus intrépidas confesiones y aún - le

sobra para volar a la ONU, como miembro de la Delegación Española, conocer sus interioridades, ver la

reja de la catedral de Valladolid en un museo, elogiar la gestión del señor Oreja con Kissinger y el

ministro belga de Asuntos Exteriores" mucho más importantes de lo que se ha dicho y para derrocharlo de

nuevo en diciembre próximo donde asistirá a los debates sobre libertad de información y sobre política

cultural.

Ricardo de la Cierva, un lujo político y polémico de locuacidad irreprimible, de pluma faraónica, uno de

los anfibios de más porvenir en el país de los ilustres vividores.

Herminia C. DE VILLENA

 

< Volver