Aspiración del Partido Popular. 
 "Una auténtica transformación de la vida política del país"  :   
 (para el establecimiento de un sistema democrático). 
 Arriba.    02/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

ASPIRACIÓN DEL PARTIDO POPULAR

¿UNA AUTENTICA TRANSFORMACION DE LA VIDA POLITICA DEL PAIS»

(para el establecimiento de un sistema democrático)

"Ni una derecha continuista y excluyente, ni una izquierda marxista y dogmática»

En la tarde de ayer se dio a conocer el manifiesto para la constitución del

Partido Popular

MADRID, (De nuestra Redacción )— Colocamos en lugar primordial los derechos

humanos, civiles y políticos y para la defensa efectiva de su ejercicio

propugnarnos e! establecimiento de un sistema democrático que exige una

auténtica transformación de la vida política del país que deberá desembocar

en una nueva sociedad», dice, entre otras cosas, el manifiesto para la

constitución del Partido Popular que fue dado a conocer ayer a los medios

informativos, en un acto celebrado en un hotel madrileño. Presidían la mesa

entre otras personalidades, los señores Cabamllas y Areilza.

«El Partido Popular —dice también el manifiesto— surge con el firme propósito de

ofrecer una alternativa distinta a la que supone la aparición de una

derecha continuista de vocación excluyente o de una izquierda de inspiración

marxista, dogmática por definición.

El manifiesto contiene, entre otros, los siguientes puntos de interés:

Presencia en las Cortes

— Las elecciones a Cortes, al tiempo que devuelven al pueblo el ejercicio de su

soberanía, reflejarán la auténtica fuerza de las diversas tendencias de nuestra

sociedad, y nosotros, como partido, aspiramos a estar presentes en ellas para

ser portavoz de nuestros votantes.

— Creemos hallarnos en el inicio de un proceso que puede instaurar

definitivamente la libertad en España, superando los fanatismos opuestos.

— El PP nace como respuesta al reto de nuestro tiempo de crear un Estado

moderno y democrático, eficaz y flexible, en el que cabe y se desea la

colaboración de todos. El PP, abierto a democristianos, liberales,

socialdemócratas e independientes, aspira a asociar al mayor número posible de

españoles que se sientan solídanos con aquella tarea.

— Postulamos un cambio real en los hábitos y costumbre, un nuevo modo de,

enfrentar los problemas públicos y privados que despierte en los españoles una

exigencia de participación y conformación de la vida general del país. Queremos

dejar aquí constancia del papel fundamental que en este proceso ha de tener la

mujer, esa mitad esencial de España hoy discriminada, a la cual el PP invita a

incorporarse a sus cuadros directivos y a sus filas.

Representación política

— Ante nosotros tenemos problemas heredados y cuya gravedad no se nos oculta.

La representación política nos preocupa primordialmente. El sufragio igual,

directo y secreto de todos los españoles, ha de articular su representación

política. El Gobierno será así representativo y responsable ante el Congreso de

los diputados, sin perjuicio de la estabilidad, pudiendo actuar eficazmente la

Corono como marco y cumbre institucional para la organización democrática del

Estado, y como garantía de la unidad e integridad nacionales, permitiendo una

fórmula que reconozca la personalidad y autonomía de los países y regiones

españolas.

Los medios de comunicación

— Es igualmente urgente el efectivo acceso de todos a la educación y una

especial atención a los medios de comunicación, única educación real de

muchos españoles.

— La situación económica nos preocupa. El sombrío panorama y la grave situación

del sector laboral y del empresarial exigen una solución pensada, negociada y de

largo alcance la inacción puede conducir a la pérdida de los puestos ganados en

el exterior. Por ello, el PP propugna el inmediato lanzamiento de un proceso

estabilizador de gran alcance sin esperar a las elecciones convencidos de que

un saneamiento económico en profundidad producirá en todo el país, un

sentimiento inmediato de alivio y esperanza.

— El PP surge con el firme propósito de ofrecer una alternativa distinta a la

que pudiera presentar una derecha continuista o una izquierda marxista. El PP se

dirige a hombres y mujeres, y son sus problemas y su entorno lo que radicalmente

importa. A todos ellos, muchos meros testigos de una política que les resultaba

ajena, convoca a una tarea trascendente para que nos ayudéis a lograr una

España más sosegada, más racional, más estable, que sepa, en definitiva, arrojar

por la borda y para siempre el lastre de la revancha y el ajuste de cuentas.

Vuestro apoyo y colaboración personales nos serán preciosos ante la próxima

comparecencia electoral, esa gran ocasión que no podemos desaprovechar. Por eso

apelamos a todas las mujeres y a todos los hombres que piensan como nosotros en

este momento inicial de nuestra marcha: pues sin vuestra colaboración nuestros

esfuerzo y organización bien poco saldrían.

 

< Volver