El Partido de Areilza. 
 Al Partido Popular le gustaría una cartera ministerial     
 
 Diario 16.    02/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

El PP se define

El partido de Areilza

Al Partido Popular le gustaría una cartera ministerial

MADRID, 2 (D16). - Ante cerca de mil quinientas personas, el Partido Popular (PP). legalizado por el

Gobierno, presentó ayer su manifiesto y dejó entrever sus ganas por conseguir una cartera ministerial.

Doce dirigentes del partido, entre los que se encontraban los ex ministros Pío Cabanillas y José María de

Areilza, así como el secretario del PP, afirmaron, en una´ conferencia de Prensa en la que abundaron los

aplausos, estar a favor de la reforma y del sí en el referéndum.

El notario José Luis Álvarez, integrante de la mesa que presidía Emilio Attard, del Partido Popular

Regional Valenciano, afirmó que el PP es independiente del Gobierno, y que ningún ministro está en el

partido, "por muy efectivamente que algunas personas estén con nosotros".

Attard diría después, preguntado sobre si el PP aceptaría alguna cartera ministerial en el Gobierno Suárez,

que "si se planteara el tema, se aceptaría una cartera para colaborar en la pronta implantación de la

democracia y la legalización de todos los partidos políticos".

El historiador Ricardo de la Cierva, miembro de este partido, desmentiría más tarde, en privado, los

rumores que hablaban sobre su posible nombramiento para un Ministerio.

El PP se definió como partido de centro: "Pretendemos una política que no tenga que caer en

antagonismos que en el pasado resultaron dramáticos para la vida española." Pío Cabanillas dijo que el

partido está compuesto por personas de talante demócrata cristiano, liberal y socialdemócrata.

"Es necesario encontrar una fórmula política intermedia, que permita la convivencia y aleje la ira. Es

necesario encontrar un tercer español que no esté condicionado por acontecimientos históricos", afirmó el

ex ministro de Franco Pío Cabanillas.

Preguntado sobre la financiación del partido. Areilza respondió que "el PP piensa gastar todo el dinero

que haga falta para ganar las elecciones. Harán falta - añadió - cientos de millones; las elecciones serán

muy caras. En un momento dado, será inevitable que el Gobierno pague una parte del coste de las

elecciones", dijo, advirtiendo que el partido no admitirá financiaciones extranjeras.

Definiendo posiciones concretas, el PP se definió, por boca de sus promotores (Juan Antonio Ortega

Díaz-Ambrona, José Pedro Pérez Llorca. Juan Carlos Guerra, Royo Villanova, Manuel Fraile...)

aconfesional, partidario de la reforma ("una forma hábil de convocatoria de Cortes constituyentes") y de

votar "sí" en el referéndum ("no podemos dar bazas a la abstención, que no quiere la reforma política").

Aunque no se emplease el término "nacionalidades", el PP se mostró favorable a un Estado regional, que

respete las autonomías.

Partidario de la Monarquía ´("no es necesario ponerla en tela de juicio") y de la legalización del Partido

Comunista ("si el PCE estorbase a la democracia, tendría que ser deslegalizado ") el PP se definió

también como europeísta.

"Vestimos corbata, pero trabajamos honradamente. Queremos tener garra sobre cuantos hacen del trabajo

la norma de su vida", se dijo, en lo que podría ser casi un primer slogan electoral.

Juan Antonio Ortega señaló, al situar a su partido, que "está en las antípodas" de algunos miembros de

Alianza Popular.

Programa verde

Todos los asistentes recibieron el programa verde del PP, cuyo anagrama distintivo es, a primera vista,

algo semejante al del Partido Demócrata, de Garrigues Walker.

El grupo político Democracia Social Cristiana de Catalunya, encabezado por Antoni Miserachs. ha

decidido fusionarse al Partido Popular.

 

< Volver