Enseñanza. 
 Piden la nulidad del claustro de catedráticos de Ciencias de la Información     
 
 Informaciones.    09/03/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

PIDEN LA NULIDAD DEL «¿CLAUSTRO DE CATEDRÁTICOS» DE CIENCIAS DE LA

INFORMACIÓN

MADRID, 9. (INFORMACIONES.) —

Don Francisco Sánchez Ramos, profesor adjunto numerario de la Facultad de Ciencias de la Información,

ha presentado, ante el ministro de Educación y Ciencia, una solicitud de nulidad de pleno derecho de

todas las actuaciones del claustro de dicha Facultad, celebrado el pasado día 4, en el rectorado de la

Universidad Complutense, por considerar que se ha prescindido de las normas para la formación de

voluntad de los órganos colegiados.

Dicho claustro, dice el escrito de petición de nulidad, se ha formado exclusivamente por catedráticos y

profesores agregados en un total de 28, sin estar en él ni un solo profesor adjunto, ni un solo agregado

ayudante, ni un solo estudiante. "Se trata —a ñ a d e—, dicho muy respetuosamente, de un simulacro de

claustro o más bien de una parodia claustral, ya que los Estatutos de la Universidad Complutense

establecen que el claustro estará constituido en un 50 por 100 por los catedráticos y profesores agregados

y en otro 50 por 100 por representaciones de adjuntos, ayudantes y alumnos. Resulta, pues, evidente que

se ha prescindido nada menos que de la mitad del claustro."

Tras explicar las objeciones para la celebración de dicho claustro —mayoría de profesores nombrados

con posterioridad al 15 de septiembre de 1975, siendo condición establecida por los Estatutos que dichos

profesores no podrán ser integrados en el claustro hasta el año siguiente—, se alega que en la lista

confeccionada se incluida algún profesor, compañero del señor Pérez de Armiñán en el Banco de España,

que habla tenido que dejar de pertenecer a la Facultad por no tener el título de doctor, y que de seguirse el

criterio arbitrado, figurarían en el claustro profesores que ni siquiera son licenciados universitarios.

Finalmente dice que "loa que objetaron seria y honestamente una lista de votantes que no se ajustaba a la

ley y los que no pudieron votar por falta de condiciones objetivas para la votación, fueron excluidos sin

más y marginados de toda ulterior intervención. Como en una estructura dictatorial cualquiera, se

prescindió de todo aquel que no aceptara ciegamente el criterio establecido".

 

< Volver