Autor: Angulo, Javier. 
 Entre Burgos y Alava. 
 Policía armado, hallado muerto con tres tiros en la cabeza     
 
 El País.    28/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL PAÍS, martes 28 de junio de 1977

Entre Burgos y Álava

Policía armado, hallado muerto con tres tiros en la cabeza

JAVIER ÁNGULO, Bilbao

Todo hace pensar que fue asesinado el policía armado Valentín Godoy Cerezo, de veintisiete años de

edad, encontrado muerto con tres tiros en la cabeza en las proximidades de la localidad de Puebla de

Arganzón, entre las provincias de Burgos y Álava.

La densa niebla existente en aquella zona hizo que no fuera descubierto antes de las once y media de la

mañana un vehículo R-12 color burdeos, que con las luces de situación encendidas estaba aparcado a

pocos metros de la calzada de la carretera nacional Madrid-Irún, entre las localidades de Nanclares de la

Oca y Puebla de Arganzón.

El conductor —practicante de la enfermería del cuartel de la Policía Armada de Vitoria— estaba ya sin

vida, con el cuerpo reclinado sobre el asiento derecho. Vestía ropa veraniega, camisa de cuadros de

manga corta y pantalón gris. En la cabeza se apreciaban tres impactos de bala con orificio de entrada y

salida, y con una trayectoria de nuca a la parte frontal, afectando a cerebelo, bulbo raquídeo y lóbulo

occipital. Los disparos debieron ser hechos a escasa distancia de la cabeza, por lo que la muerte del

policía fue instantánea.

Aunque en principio se llegó a hablar de suicidio, la versión fue posteriormente descartada por los

investigadores oficiales.

La Guardia Civil mantiene dos tesis diferentes. Pudo ocurrir que el policía armada hubiera parado el

automóvil para coger a uno o varios autostopistas que pudieron realizar los disparos. Se piensa también

que la víctima pudiera haber sido obligada a detener el coche por una o más personas que se habrían

introducido previamente en su automóvil.

La hora en que se cometió el asesinato no ha podido determinarse por el momento, aunque se piensa que

pudo ser entre el anochecer y la madrugada, dado que el automóvil llevaba encendidas las luces de

situación en el momento de ser encontrado.

La Guardia Civil efectúa rigurosos controles en los alrededores de la zona, aunque por el momento no se

tiene ninguna pista sobre la identidad de los autores ni el móvil del asesinato.

 

< Volver